Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 CIENCIAyFUTURO VIERNES 30 s 5 s 2008 ABC Siete científicos se reparten los primeros premios Kavli a la innovación ABC MADRID. El pasado miércoles se fallaron, por primera vez en la historia, los premios Kavli a la ciencia pionera Estos galardones, dotados con un millón de dólares cada uno, son una iniciativa del filántropo noruego Fred Kavli y recompensan a los investigadores más destacados en los campos de la astrofísica, la nanotecnología y la neurociencia. La Academia Noruega de las Ciencias y las Letras y el Ministerio de Ciencia e Investigación del país escandinavo respaldan estas distinciones de periodicidad bianual. La condecoración en astrofísica ha recaído en Maarten del Instituto de Tecnología de California, quien comparte honores con su colega Donald Lynden- Bell, de la Universidad de Cambridge, por su aportación para el entendimiento de los quásars. En los años 60, Scmidt estableció un modelo para medir la distancia con galaxias lejanas basándose en el análisis de la luz espectral de los quásars. LyndenBell, por su parte, fue el primero en demostrar cómo estas fuentes energéticas se ven favorecidas por el colapso de los agujeros negros. Louis E. Brus, de la Universidad de Columbia y Sumio Iijima, de la japonesa Universidad de Meijo, fueron laureados con el premio de nanociencia. Brus es bien conocido por su descubrimiento de los puntos cuánticos unos nanocristales de forma coloidal con propiedades semiconductoras, mientras que el investigador oriental se ha destacado por el desarrollo de los nanotubos de carbono, un salto revolucionario para la informática cuántica nuclear. Por último, la distinción en la parcela de neurociencia fue repartida entre tres académicos. Pasko Rakic, de la Escuela de Medicina de Yale, por su explicación de cómo se organizan las neuronas en un cerebro embrionario; Thomas Jessell, compañero de Brus en la Universidad de Columbia, por su estudio sobre las señales químicas presentes en el proceso de maduración celular; y Sten Grillner, del Instituto Karolinska sueco, por descubrir los códigos motrices generados por los circuitos neuronales de la médula espinal, presentes en los movimientos rítmicos del ser humano. SALUD Una infección bacteriana podría explicar la muerte súbita del lactante Investigadores británicos hallan niveles elevados de las bacterias S. aureus y E. coli en bebés que fallecieron de forma inexplicable entre 1996 y 2005 N. R. C. MADRID. Veinte años de investigación aún no han podido desvelar los mecanismos que provocan la muerte de un bebé aparentemente sano en su primer año de vida. Se piensa que la muerte súbita del lactante sobreviene por varios factores que alteran su respiración y conducen a su fallecimiento inesperado. Problemas respiratorios, gástricos e incluso la postura y la ropa con la que duermen, estarían detrás de una de las peores pesadillas de los padres. Pero no son los únicos factores que podrían intervenir. Investigadores del Hospital Infantil Great Ormond de Londres han propuesto una nueva teoría para explicar estas muertes inexplicables: la presencia de una infección por las bacterias S. aureus y E. coli Su teoría se basa en una investigación en la que realizaron autopsias a bebés, víctimas de muerte súbita infantil entre 1996 y 2005. Buscaron con minuciosidad cómo fallecieron y, pese a ello, en algunos casos las causas de la muerte no pudieron aclararse. Sí encontraron niveles elevados de bacterias en niños cuya muerte súbita e inesperada no se podía explicar en comparación con los bebés cuya muerte se debía a causas no infecciosas. Los detalles se publican hoy en la revista The Lancet Neil Sabire, Nigel Klein y Marian Malone revisaron los resultados de las autopsias practicadas a niños para establecer si las infecciones bacterianas podían estar detrás de los fallecimientos. Analizaron los casos de 546 infantes, de entre siete y 365 días de edad, que murieron repentinamente y sin explicación, y hallaron en muchos casos la presencia en niveles elevados de S. aureus y E. coli Estas bacterias pueden causar septicemia, una infección generalizada en la sangre, sin que haya un foco evidente. Aunque las razones para explicarla el trastorno siguen sin estar claras, los descubrimientos sugieren que los agentes infecciosos podrían estar asociados a la patogénesis de una proporción de casos de muerte súbita infantil no explicables. Los investigadores señalan que ahora deben investigar los mecanismos que subyacen a estos casos. En un editorial que acompañan a la publicación de este trabajo, los médicos James Morris y Linda Harrison, del hospital Royal Infirmary de Lancaster (noroeste de Inglaterra) recuerdan que la muerte súbita se produce de forma rápida. El bebé pasa de un estado aparente de bienestar a la muerte en apenas una hora. Si la infección bacteriana desempeña un papel en la enfermedad, las toxinas bacterianas podrían ejercer una acción directa en el control cardiorespirratorio indican. Morris y Harrison dirigen sus miradas a una nueva ciencia, las técnicas de proteómica que permiten reconocer proteínas bacterianas en los fluidos humanos. Y es obvio que ése es el nuevo paso hacia el que se debe dirigir la investigación en muerte súbita infantil escriben en The Lancet La muerte súbita del lactante no es un problema baladí. En Europa mueren al año 5.000 lactantes, cien de ellos en España. Es la primera causa de muerte en los países occidentales en menores de un año. Proteómica, el próximo paso Los bebés expresan sus primeros sentimientos a través del llanto REUTERS Psicólogos españoles descifran el significado del llanto de los bebés A. P. G. MADRID. Hasta los seis meses, los bebés comunican todas sus emociones por medio del llanto. Pero no todas las formas de llorar son iguales; pueden reflejar alegría, sorpresa, enfado, miedo, asco o tristeza. Estas conclusiones han quedado plasmadas en Comunicación gestual y prosódica del bebé un estudio desarrollado por psicólogos de las universidades de Valencia y Murcia en colaboración con la UNED y el Instituto del Bebé Nuk. Según la investigación, que ha analizado el comportamiento de 43 neonatos, sería posible conocer el motivo del llanto observando las expresiones faciales y bucales del niño. Como apoyo para los padres, los expertos planean elaborar una guía- -aún sin publicar- -con información detallada sobre el significado de cada gesto del bebé, independientemente de su sexo o rasgos personales. Una identificación eficaz del llanto supondría, a largo plazo, una valiosa herramienta para detectar prematuramente las patologías que sufren nuestros hijos. No obstante, cuando el niño cumple seis meses la situación da un giro radical. A partir de esa edad, fruto de la experiencia y la educación, -advierte Enrique García, catedrático de Psicología de la UNED- -los críos comienzan a utilizar el lloro para conseguir lo que quieren. Éste se ha de atender lo estrictamente necesario para no entorpecer la maduración emocional del bebé. Más información: http: www. kavliprize. no Más información http: www. thelancet. com