Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 VIERNES deESTRENO VIERNES 30 s 5 s 2008 ABC Aleksandra Rusia, Farncia 2007 95 minutos Género- -Drama Director- -Alexander Sokurov Actores- -Galina Vishnevskaya, Vasily Shevtsov, Raisa Gichaeva Los ojos de la abuela ANTONIO WEINRICHTER Siendo uno de esos cineastas mimados por el circuito festivalero, el estilo extremo y el carácter impenetrable de parte de su cine hacen que Alexander Sokurov sea, a excepción de El arca rusa un virtual desconocido para el cinéfilo que no visita festivales o centros de arte. Tal situación debería cambiar con esta Aleksandra quizá su obra más accesible y, desde luego, la más emocionante desde Madre e hijo que también ponía en escena una relación filial. Apoyado en el magnífico trabajo de Galina Vishnevskaya, una diva operística que es también viuda de Rostropovich, Sokurov logra uno de esos milagros de transfiguración que distinguen al cine grande: todo lo vemos a través de la mirada de Galina y ese punto de vista de un personaje se convierte en una mirada moral sobre el mundo representado. Aleksandra es una anciana que decide visitar a su nieto, que lleva años en un frente de guerra no identificado, pero que podemos asumir que es Chechenia: la incongruencia visual de ver a esta formidable mujer moviéndose con precaución en vagones de carga y tanquetas, o cruzando despacio pero decidida los controles militares, sirve para poner en primer término el cruel y doloroso absurdo de toda guerra. Es una mirada de mujer que se detiene en los cuerpos ágiles de los soldados que están perdiendo su juventud en una campaña cuyo sentido seguramente no comprenden, una mirada tan muda como elocuente y, en definitiva, inapelablemente moral. Sokurov no ofrece datos concretos ni debates políticos: le basta detenerse en la superficie- -metálica, gris amarillenta de- -las cosas pues su método es fundamentalmente poético. Aleksandra marca uno de los momentos en los que más se ha acercado el cine de su mentor y maestro Tarkovski. Michelle Monaghan y Patrick Dempsey, durante la presentación del filme en España la semana pasada Patrick Dempsey, la versión masculina de Julia Roberts El protagonista de Anatomía de Grey interpreta, junto a Michelle Monaghan, La boda de mi novia de Paul Weiland POR SUSANA GAVIÑA FOTO: FRANCISCO SECO MADRID. Cuando me levanto no tengo las mismas sensaciones que Julia Roberts bromea Patrick Dempsey cuando se le pregunta si no se ha sentido en algún momento, durante el rodaje de la película La boda de mi novia como la actriz norteamericana cuando interpretó La boda de mi mejor amigo Y es que su filme, dirigido por Paul Weiland y en el que realiza una breve- -y última- -intervención el recientemente fallecido Sidney Pollack, es la versión masculina En ésta, Dempsey interpreta a Tom, un joven con dinero y mucho éxito con las mujeres que no termina de sentar la cabeza. Mientras eso sucede, vierte toda su amistad en Hannah (Michelle Monaghan) con la que comparte complicidad pero no roce. Una situación ideal hasta que ésta se enamora de otro y prepara su boda en Escocia. e invita a Tom a que sea su dama de honor. Él aprovechará el trance para desplegar toda su artillería e intentar retener a Hannah. Dempsey, como otros actores antes, ha visto catapultada su carrera gracias al éxito obtenido en la pequeña pantalla- -en su caso a través del atractivo doctor de la serie Anatomía de Grey sin embargo, no es un recién llegado al cine pues en la década de los ochenta protagonizó numerosas comedias para adolescentes, como No puedes comprar mi amor Loverboy y Felices juntos Su trabajo más reciente en cine fue estrenado en España, el año pasado, con el título de Encantada: la historia de Giselle Este éxito tardío, Dempsey lo ha digerido con la naturalidad de quien ya ha traspasado el umbral de la cuarentena. Gracias a Dios que no tengo 20 años afirma el actor. Me siento más cómodo ahora porque tengo mi familia y una vida fuera del cine. Antes hubiese sido más pesado pues cuando eres joven no tienes la madurez para relativizar el éxito Dempsey, que reconoce no haber ejercido nunca de dama de honor, confiesa que decidió participar en el filme porque parte de él transcurre en Escocia, y quería conocer el país El rodaje, que le ha obligado a realizar más de una proeza física, lo recuerda con humor, incluso cuando se vio obligado a vestir una minifalda esocesa: Es muy positivo reírse de uno mismo bromea. Si bien el salto de la televisión al cine ha sido fácil es consciente de que mantenerse depende de las elecciones que se hagan después. Hay que tener cuidado si quieres seguir Centrado ahora en proyectos muy comerciales, espera poder encauzar su carrera por los mismos caminos que actores como Johnny Depp o George Clooney- que han realizado una transición muy buena Participar en títulos más taquilleros te permite después no estar pendiente del teléfono y elegir tus trabajos Este salto a la gran pantalla no hace peligrar, de momento, su continuidad en la serie de televisión. Tengo un contrato por siete años y estamos en la quinta temporada. Si el éxito continúa como hasta ahora y quieren negociar la renovación, estaré encantado Más información sobre la película: www. sonypicturesreleasing. es teaser labodademinovia The Dead Girl EE. UU. 2006 85 minutos Género- -Drama, intriga Director- -Karen Moncrieff Actores- -Toni Collette, Giovanni Ribisi, Rose Byrne, James Franco, Marcia Gay Harden, Brittany Murphy, Bruce Davison, Mary Steenburgen, Piper Laurie, Josh Brolin ¡Qué mundo! FEDERICO MARÍN BELLÓN La chica muerta (como debería titularse la película para no insultar la inteligencia de quienes no han tenido ocasión de aprender inglés) ha puesto en el mapa a Karen Moncrieff, actriz reconvertida en directora que ha sabido completar una de esas obras que causan furor en los festivales. La cinta es oscura, pero se entiende. Utiliza un recurso tan explotado como contar la misma historia desde diversos ángulos, pero evita la saturación reiterativa de, por ejemplo, En el punto de mira Ningún actor tiene tiempo suficiente para lucirse, pero todos ellos están soberbios, además de completar un elenco que no parece, desde luego, el de un filme que lleva por bandera su carácter independiente. La guinda la pone Piper Laurie, magnífica e insoportable madre, continuación natural de lo que podría haber sido la inolvidable alcohólica enamorada de Paul Newman en El buscavidas si George C. Scott no hubiera sido tan cruel en aquel maravilloso título. La chica del título está más muerta que la de la curva, dicho está, y solo queda averiguar en qué tangente se despeñó su vida. Toni Collette encuentra su cuerpo en mitad del campo y las distintas historias se aproximan en círculo a un personaje que intuimos descoarzonador, hasta que Brittany Murphy rellena los huecos con detalles aún más sórdidos, insoportables para cualquier padre, incluida una Marcia Gay Harden castigada casi siempre (vean La niebla con los personajes menos justificables. Y si la película no es más certera en su retrato de los infiernos que nos rodean es por su propia estrategia: tan cuarteado está el relato que se echa en falta algún choque de trenes entre sus distintos protagonistas, algunos de los cuales ni siquiera se ven las caras. Dempsey: Es muy fácil saltar de la pequeña pantalla al cine, pero mantenerse depende de las elecciones que hagas después