Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA VIERNES 30 s 5 s 2008 ABC La estafa de las cartas nigerianas podría superar los 250 millones de euros J. M. C. MÁLAGA. La Policía considera que la estafa de los nigerianos detenidos el pasado martes en Málaga podría superar los 250 millones de euros, aunque de momento el fraude contabilizado asciende a 27. Los acusados por el caso conocido como las cartas nigerianas pasaron ayer a disposición del Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga, que estaba de guardia. El Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, no obstante, es el que ha asumido las competencias en este este caso, según informaron fuentes policiales. El Colegio de Abogados ha puesto a disposición de la Comisaría y del juzgado un refuerzo de un letrado por cada 12 detenidos, ya que, según explicaron, es la recomendación del Defensor del Pueblo. La operación, que comenzó el martes, se saldó con la detención de 53 personas de nacionalidad nigeriana a las que se les imputan los delitos de estafa, falsificación documental, asociación ilícita y estancia irregular. Los acusados enviaban cada día 25.000 misivas sobre todo a países nórdicos, de la UE y a los Estados Unidos. Más de 250 agentes, coordinados por la Comisaría General de Policía Judicial y bajo la dirección de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, llevaron a cabo esta operación, en la que se realizaron 62 registros en Málaga- -19 en domicilios y 34 en locutorios- en los que se intervinieron más de 100.000 cartas de estas características, algunas ya con las direcciones de las víctimas. Entre otros efectos, se intervino 30 portátiles y 20 CPUs; elementos informáticos de memoria; listados con cientos de miles de víctimas potenciales; más de 150 teléfonos móviles; documentos falsos relacionados con notificaciones de loterías y depósitos de dinero en entidades; más de 100.000 sobres con cartas falsas y 30.000 ya confeccionadas. Según las denuncias, hay 1.500 víctimas a las que habrían estafado unos 27 millones de euros, lo que supone sólo un 10 por ciento de lo que los investigadores estiman como fraude real sin denunciar, que podría superar los 250 millones de euros. Cada víctima paga a los delincuentes entre 900 euros y 90.000 euros por diversos conceptos, aunque la media sería de 18.000 euros. El ex asesor urbanístico Juan Antonio Roca, ayer a las puertas de los juzgados marbellíes EFE Todos mis negocios eran lícitos Juan Antonio Roca, cerebro del saqueo de Marbella y dueño de una fortuna de unos 200 millones de euros, cumplimentó ayer otra fase judicial y negó la mayor: su dinero es limpio y nunca hizo nada ilegal POR J. ALBIOL MÁLAGA MADRID. El ex asesor urbanístico del Consistorio marbellí y principal procesado en el caso Malaya Juan Antonio Roca, negó ayer en declaración indagatoria todos los hechos que se le imputan en esta causa y defendió el origen lícito de sus fondos y la legalidad de sus operaciones económicas. En su comparecencia ante el instructor del caso, el fiscal y más de una treintena de abogados, Roca desvirtuó los cargos por los que se encuentra procesado y dijo no haber recibido dinero de promotores con objeto de beneficiarles con resoluciones urbanísticas favorables, así como haber pagado de su dinero a ex concejales para este fin, según señalaron fuentes de la defensa. Además, Roca, que fue interrogado durante cuatro horas, descartó que él fuera el jefe del Ayuntamiento de Marbella y señaló que no tenía categoría de funcionario ni competencias para poseer atribuciones en materia de Secretaría, Intervención o Personal en el Consistorio. Así, se ratificó en sus siete declaraciones anteriores e insistió en que las todas operaciones en las que ha participado eran lícitas al igual que el origen de sus fondos, sobre los que está comprobado siempre de donde provenían añadieron las mimas fuentes. Roca abandonó la cárcel de Albolote (Granada) el 14 de abril tras abonar la fianza de un millón de euros fijada por el instructor marbellí, pero nueve días más tarde ingresó en el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Rafael Ruz ordenara el ingreso en prisión eludible bajo fianza de 3 millones de euros por el caso Saqueo 1 El magistrado Ruz basó su decisión en que la presunción de existencia de un riesgo fundado de huida por parte del acusado no es aventurada y presenta visos de alta probabilidad en esta causa. La fiscal Anticorrupción se refirió delante de Ruz a la dudosa ilicitud del origen del millón de euros- -reunido en 18 días- -prestado como fianza por Roca ante el juez de Marbella que investiga la operación Malaya para poder abandonar la cárcel granadina. El pasado 23 de abril, el magistrado de la Audiencia Nacional contemplaba la posibilidad de que Roca pudiera contar para facilitar su huida con dinero de las presuntas cuentas bancarias que tiene en paraísos fiscales de Andorra, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Suiza e Isla de Man. Según el instructor de la trama urbanística marbellí, el valor del patrimonio intervenido a Juan Antonio Roca en el procedimiento de la Malaya estaría cerca de los 200 millones de euros. Más de 250 agentes Está comprobado Condenado a 56 días de trabajos sociales por abofetear a su hijo EP JAÉN. El juzgado de lo Penal número tres de Jaén ha condenado a más de 50 días de trabajos en beneficio de la comunidad a un padre por asestar varias bofetadas a su hijo durante una discusión. La agresión se registró, según recoge la sentencia, en la madrugada del 14 de enero del pasado año cuando en el domicilio familiar el procesado discutió con su hijo dándole esas bofetadas y agarrándole fuertemente del cuello. En consecuencia, sufrió lesiones que curaron en un día. El fallo judicial también hace constar que con carácter previo al juicio oral el padre consignó la cantidad de 65 euros en concepto de responsabilidad civil y pidió disculpas a su hijo, asumiendo el compromiso de que no volverían a repetirse hechos similares. Al respecto, la magistrada entiende que el padre realizó un pago previo de 65 euros por las lesiones causadas; que reconoció que perdió los nervios en una discusión en la que la agresión tuvo su origen en una mal entendida relación de autoridad y que prometió que no volverá a repetirse una situación con este desenlace. Todo ello, según la juez, constituye una reparación del daño que junto con el arrepentimiento mostrado justifica la apreciación de atenuante. Por eso, la magistrada dicta que la pena que procede imponerle debe ser en su grado mínimo. De ahí que condene a Joaquín C. B. por un delito de maltrato en el ámbito familiar a 56 días de trabajo en beneficio de la comunidad y le prohiba acercarse a menos de 200 metros a su hijo y comunicarse con él durante dos años.