Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE VIERNES 30 s 5 s 2008 ABC Un diplomático toque de atención Inocencio Arias. En una Tribuna Abierta que publicamos en las páginas de Opinión, el cónsul general español en Los Ángeles ofrece su irónica y punzante visión de la irrelevancia de España en el exterior con Zapatero y da un toque de atención contra el nombramiento creciente de los llamados embajadores políticos personas que sin bagaje diplomático aparente son enviadas a Embajadas normalmente de relumbrón Rectificar es de sabios también en el tenis Rafael Nadal. El triple campeón español de Roland Garros pidió públicamente disculpas por las acusaciones que lanzó contra los organizadores del torneo parisino al haberse considerado perjudicado por el calendario establecido para recuperar los partidos suspendidos por la lluvia. Si errar es de humanos, rectificar lo es de sabios. Nadal lo ha sido y lo celebró arrasando de la pista a Devilder. Me llamo Ana, dijo, Ana Frank Jacqueline van Maarsen. Con este título, la que fue mejor amiga de Ana Frank antes de su calvario nazi, presenta ahora en España su libro de memorias, en las que sale al paso de las teorías desenfocadas con las que algunos críticos han abordado el fenómeno Ana Frank. En algunos aspectos desmitifica a Ana- era muy posesiva, a veces desagradable -pero demuestra que fue y será siempre su mejor amiga. Abril y mayo dan un respiro contra la sequía Las últimas lluvias lavan la cara de los embalses Un cambio de cara sustancial, aunque todavía insuficiente. Eso es lo que están experimentado los embalses de la mayor parte de España como consecuencia de las copiosas lluvias caídas durante las últimas semanas. En Cataluña- -donde el Gobierno va a renunciar al minitrasvase a Barcelona- -los embalses están al 46,8 por ciento de su capacidad; en la cuenca del Duero, casi al 80; y en la Comunidad Valenciana, abril y mayo han aliviado bastante el panorama. Una muestra evidente es la comparativa de estas fotografías: a la izquierda, el antes y después del embalse barcelonés de Vilanova de Sau; arriba, el pantano de Camarasa, en Lérida. FOTOS EFE