Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional JUEVES 29- -5- -2008 ABC Las FARC planearon atentar contra el vicepresidente de Colombia en España Un mensaje del nuevo jefe guerrillero, extraído del ordenador de Raúl Reyes, da instrucciones para la operación ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Los colombianos habían olvidado la capacidad terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) A fin de cuentas en menos de tres meses han perdido a tres de sus comandantes- -el último de ellos, su máximo líder, Manuel Marulanda Vélez, alias Tirofijo, muerto al parecer de un infarto a los 78 años- -y han sido presentadas en franca decadencia. Replegadas en las fronteras, con 8.000 hombres alzados en armas cuando hace unos años eran el doble, con varios reveses como haber asesinado por equivocación a once diputados que tenían secuestrados. Pero ayer, el Gobierno se encargó de filtrar una nueva información proveniente de los ordenadores de Raúl Reyes, el canciller de las FARC, asesinado en Ecuador en marzo pasado. Según puede leerse en uno de los miles de correos electrónicos del computador de Reyes, Alfonso Cano, hoy comandante supremo de las FARC tras reemplazar a Tirofijo, daba instrucciones para elaborar el proyecto de hacer un atentado en Madrid. Te propongo que elabores el proyecto que orienta el camarada sobre el atentado en Madrid dice el mensaje que Cano, un antropólogo de 56 años con más de dos décadas en la guerra, le envía a los miembros del secretariado (cúpula) de la principal guerrilla del continente. El personaje en cuestión mencionado por Cano es Francisco Santos, hoy vicepresidente de Colombia. Esta es la prueba de que en Colombia hay una guerra. Si el Estado mata guerrilleros en Ecuador y aniquila la cúpula de las FARC esté donde esté, las FARC responderán devolviendo muerte. Desde que la comunidad internacional catalogó a las FARC de terroristas, trasladó la guerra colombiana a otros países le dijo a ABC Álvaro Jiménez, analista del conflicto armado. Las FARC, que tradicionalmente financiaron su guerra con secuestros y extorsiones, Raúl Reyes, a la izquierda, junto a su sucesor Alfonso Cano, hablan con el comisionado de paz Camilo Gómez, en una imagen del año 2000 han crecido en operaciones e infraestructura terrorista desde que optaron por financiarse con el narcotráfico. Según un estudio del Ejército colombiano, las FARC sacan del narcotráfico más de mil millones de dólares, lo que supone el 78 de sus arcas. La mayor parte del dinero que obtienen por este delito es por el llamado impuesto al gramaje, que paga cada campesino cocalero o grupo de narcotraficantes por gramo producido de esta droga. Por eso, a juicio de los expertos, no es válido subestimar a AFP la FARC, considerado por algunos como un ejército de campesinos y de narcotraficantes con poca capacidad de globalizar sus tentáculos terroristas. De ahí que hoy en Colombia Alfonso Rojo Guerra internacional RETORCIÉNDOSE EN EL INFIERNO L o que faltaba. Ahora nos enteramos de que esos facinerosos de las FARC planeaban un atentado en Madrid. Navegar por el ordenador del abatido Raúl Reyes, es como pasearse por el averno. No sólo aparecen mensajes como ese de Alfonso Cano, jefe supremo de los malvados desde que el viejo Tirofijo se retuerce en el infierno, instando a elaborar un proyecto para asesinar a personalidades colombianas en la capital de España. Hay en el disco duro decomisado por el Ejército, documentos que prueban que los mismos que mantienen desde hace seis años encadenada a un árbol a Ingrid Betancourt, financiaron la campaña presidencial del ecuatoriano Correa. También, que reciben armas y dinero del venezolano Chávez. Y no es lo peor. Estremece leer ese mensaje, enviado en junio del año pasado, poco después de que acribillaran a balazos a 11 diputados, a los que la narcoguerrilla mantenía secuestrados desde hacía cinco años. En el correo, el Cano, tras reconocer que sus carceleros abatieron a los cautivos, insta a sus sicarios a culpar al Ejército de la carnicería y sugiere que una buena estrategia sería atraer a las tropas al lugar de la masacre. Todavía me produce estupor que España- -junto a Suiza y Francia- -propusiera en su día convocar la Comisión de Encuesta de la ONU, para esclarecer la muerte de esos parlamentarios. No se si se trata de perversión, ignorancia o simple estupidez. El caso es que siguen proliferando los imbéciles que cubren con un manto de dignidad a los torturadores y etiquetan como guerrilleros a quienes no son otra cosa que voraces narcoterroristas. En estos asuntos no hay equidistancia posible. El CPI es un tribunal de justicia internacional, cuya misión es juzgar a quienes han cometido crímenes de genocidio, guerra o lesa humanidad. Y si de vez en cuando juzga a un hutu ruandés con aficiones vampirescas o manda a prisión a alguno de los que hace 15 años perpetraron tropelías en la antigua Yugoslavia, ¿qué razón hay para no sentar en el banquillo a los de las FARC y a quienes colaboran con ellos? La lista podría ser enorme: Cano, Chávez, Correa, Ortega...