Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28- -5- -2008 97 Seria, una tía, sin duda. Para tío, Miguel Ángel Perera. Más tío y mejor hecho que el sexto con el que se jugó la vida. Perera le tragó todo del genio. El genio es la casta remontada. Seria, una tía, sin duda. Para tío, Miguel Ángel Perera. Más tío y mejor hecho que el sexto con el que se jugó la vida. A veces en los Madriles seriedad se confunde con fealdad. A mí el toro me parecía que incluso tenía la cabeza torcida. Y una jiba. Embestía horroroso, descompuesto. Perera le tragó todo, los pitonazos al pecho, las arrancadas inciertas, la brutalidad cierta. Y el muy cabrón, una vez que veía que no podía con el domador, firme y con un sitio tremendo, se rajó. A tablas se fue a buscarlo Miguel Ángel Perera varias veces, incluso alguna de más al final de la faena. La plaza sintió el aliento del miedo. Un espadazo pasaportó a la criatura al infierno de los toros malos. La solicitud de oreja no cuajó como la anterior vez con el tercero. Igual le hubiera dado al presidente Muñoz Infante que no digo que no tuviera sus argumentos, porque la faena fue matizable, y la caída de la espada cuestionable, pero o cambiamos el Reglamento, que le otorga a la mayoría la concesión del primer trofeo, o lo respetamos; la ley sí que la cumple Muñoz milimétrica y escrupulosamente en cuestión de avisos, y así le envió uno a Perera cuando ya se perfilaba en la suerte suprema. El toro, este tercero, fue el mejor del sexteto, y en sus hechuras lo expresaba. Y en sus embestidas, desde un principio. Muy definido, se desplazó en el capote más limpio por el izquierdo, que por el derecho, por donde pegaba al final un taponazo. Sin embargo, Miguel Ángel Perera apostó más sobre la mano derecha. Se lo dejó venir muy en largo y lo toreó muy por abajo. Bien la primera serie, desigual la siguiente. La faena se desarrolló sobre su sereno asentamiento como denominador común, como hilo conductor, por encima de subidas y picos. Cuando presentó la izquierda, pelín tarde, el fuenteymbro se había venido abajo (el primer puyazo en el pico de la paleta fue sangrante) y aun así un natural acabó inmenso, como los pases de pecho, como los más nítidos redondos. Se abrochó por manoletinas, muy cruzado, y lo demás está contado. A El Juli no se le percibió ni fino ni con la resolución de otras tardes. Vale que con aquel toro hondo de rizado morrillo, reservón, cazador amagado de sordo peligro, no cabían los milagros. Y quizá tampoco con el quinto de pavorosa testa y testarazos de izquierdas. Pero sí otro estar como el que tantas veces se le ha visto: desafiante y pendenciero. Un tanto encogido Juli y un mucho perdido con la espada. De malo que era, el de Fuente Ymbro que estrenó la tarde parecía reparado de la vista. Arreaba de lejos como un obús y cerca no quería nada más que herir. El Chano apuró con los palos; Abellán resolvió breve. No paró de andar el cuarto, que se llevó a El Juli por el pecho en un quite por chicuelinas. Otro predador para completar el documental. Los Príncipes de Asturias entregaron a Antoñete la Oreja de Oro por su triunfo en 1966 Los Príncipes, en los toros Don Felipe y Doña Letizia recibieron los brindis de los tres toreros: Son un matrimonio ideal, unos Príncipes de cuento de hadas y unos futuros Reyes de España divinos dijo Abellán s Al término de la tradicional Corrida de la Prensa, entregaron la Oreja de Oro a Antoñete, por una faena cosecha del 66 POR ROSARIO PÉREZ FOTO: BOTÁN MADRID. Expectación dentro y fuera de la plaza. Gran ambiente en los aledaños, junto a la puerta de autoridades y frente al conjunto escultórico detoros. El gentío esperaba con enorme interés a los Príncipes de Asturias, que honraron con su presencia la tradicional Corrida de la Prensa. Aplausos y vítores a su llegada, sobre las siete menos cuarto. ¡Qué guapa es la Princesa! se escuchó. Y Doña Letizia, enfundada en un estiloso conjunto de pantalón negro y chaqueta estampada, correspondió con sonrisas y saludos. Era su tercer encuentro con Las Ventas. Una nube de fotógrafos apareció en el ruedo cuando se dirigían a una barrera del 1 (engalanada con dos capotes de paseo) acompañados por Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid y de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España, y José La primera vez que hicieron el paseíllo juntos fue en mayo de 2004, apenas diez días antes de su Enlace Real, en una lluviosa jornada en la que el llorado Ángel Luis Bienvenida ilustró con los conocimientos aprendidos en la casa del Papa Negro; la segunda, en la Beneficencia de 2006. Ayer, las compuertas del cielo no se descerrajaron, pero las rachas de viento soplaban, con lo que la Princesa se colocó con elegancia una pashmina. Don Felipe y Doña Letizia, con gestos cómplices y sin perder detalle de lo que acontecía en el redondel, recibieron un cariñoso brindis de los tres toreros: Son un matrimonio ideal, unos Príncipes de cuento de hadas y unos futuros Reyes de España divinos dijo en su va por ustedes Miguel Abellán. Tres brindis tres para agradecer el apoyo de la Casa Real a la Fiesta Nacional. En un tendido se encontraba también la Infanta Doña Elena, quien ha heredado la afición de Su Majestad el Rey- -habitual en esta señalada fecha, pero su visita oficial a Kuwait y Arabia Saudí le impidió estar presente- -y de la Condesa de Barcelona, la Primera Aficionada de España Al término del festejo, en el Aula Cultural Bienvenida, los Príncipes entregaron a Antoñete la Oreja de Oro que le debía la Asociación de la Prensa por su inolvidable tarde del 7 de julio de 1966. Cuarenta y dos años después, el maestro Chenel recibió el prestigioso galardón por dos faenas cumbres, premiadas con cuatro orejas y la Puerta Grande, compartida con Curro Romero, frente a un encierro de Carlos Núñez. La de ayer la ganó Miguel Ángel Perera, aunque no acudió al acto. En la Corrida de la Prensa, numerosos periodistas fueron fieles a la cita. Por la puerta del 2 accedió a su localidad Ramón Sánchez- Ocaña, experto en salud. Tampoco faltó Pedro Erquicia, uno de los creadores de Informe Semanal No quiso perderse el festejo el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en el callejón. Y en el burladero colindante, Luis Abril, director general de Comunicación Corporativa de Telefónica. En una barrera del 10 encima del morantista duque de Gor, departían animadamente Eduardo Lozano y el doctor Ángel Villamor. El ex ángel guardián de los motoristas (y ahora de futbolistas y matadores) estuvo cerca de uno de los madridistas más laureados, Manolo Sanchís, tan apasionado del toreo queunatarde se vistió de monosabio para hacer el paseíllo en la Monumental. El presidente del Getafe, Ángel Torres, ocupó una contrabarrera junto al técnico del Real Madrid, Bern Schuster. Y en barrera, Alberto Alcocer. Jaime Urrutia, alma del antiguo Gabinete Caligari, prestó especialatención alaactuación dePerera, con quien ha compartido un mano a mano rockero y taurinoen Sevilla. Y entrefariasy corbatas, muchos nombres del toro: Jaime Ostos y la siempre guapa María Ángeles Grajal- -alma de Las Majas de Goya- Manuel Ca- La operación de El Ruso fue muy complicada, porque tenía el esfínter totalmente destrozado R. P. MADRID. El banderillero El Ruso, ingresado en la clínica La Fraternidad por la gravísima cornada en la región anal quesufrió anteayer en San Isidro, pasó la primera noche sin fiebre y con fuertes dolores. No peligra su vida; el pronóstico muy grave se refiere a la función del órgano, que puede causar una incontenencia aclara el cirujano- jefe de Las Ventas, Máximo García- Padrós. Sus sabias manos le operaron durantedos horas en una laboriosa y complicada intervención Hubo que reconstruir el esfínter, que estaba totalmente destrozado- -explica el doctor- Todo salió bien, pero hay que esperar a que cicatrice. Tuvimos que hacer una colostomía: abrir el abdomen y sacar el colon fuera para que no pasen las heces por la herida El subalterno, que ya había padecido dos lesiones en esta zona, deberá permanecer al menos dos meses inactivo y cuenta García- Padrós que se puede torear con la colostomía, al igual que ha hecho Iván García, con un percance parecido También operó a Frascuelo, quien sufrió dos cornadas, una en cada muslo, muy latosas María Lorente. ballero, Óscar Higares, Leandro Marcos... El ganadero de Fuente Ymbro, Ricardo Gallardo, ilusio- nado en el sorteo, se marchó decepcionado delcoso neomudéjar.