Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID MIÉRCOLES 28 s 5 s 2008 ABC Chocan con un coche robado y olvidan el móvil en el que grababan sus delitos Los presuntos delincuentes, dos veinteañeros, ya han sido detenidos GUILLERMO D. OLMO MADRID. El extenso anecdotario del hampa hispánica tiene desde ayer un nuevo capítulo glorioso el de dos rateros que se salieron de la carretera en el turismo que habían robado y olvidaron en su interior un teléfono móvil que contenía todo un documental videográfico sobre esa y anteriores correrías delictivas. Semejante obsequio ha allanado el camino de los investigadores, que el pasado sábado pudieron detener a J. D. G y J. H. O. dos españoles de veinte años de edad, vecinos de Alcalá de Henares, presuntos autores de este esperpéntico crimen ferpecto Estos dos muchachos se enfrentan ahora a acusaciones de delitos contra la seguridad vial, robo de vehículo a motor, daños y quebrantamiento de condena. El análisis de la memoria del teléfono móvil que los dos presuntos delincuentes olvidaron en el vehículo siniestrado permitió no sólo identificarles como supuestos autores de su sustracción, sino también descubrir su participación en delitos anteriores. Estas dos desafortunadas mentes delictivas se habían grabado en otras actuaciones estelares destrozando el escaparate de un comercio de su localidad y circulando a 208 kilómetros por hora por la carretera de Barcelona. Se da la circunstancia de que sobre uno de los detenidos pesaba una resolución judicial que le retiraba el permiso de Los ladrones pusieron el coche robado a más de doscientos y grabaron su hazaña conducir temporalmente y de cuyo incumplimiento también habrá de responder ahora. La labor policial se inició cuando el pasado 27 de abril la Guardia Civil de Tráfico fue alertada por un accidente en el kilómetro 35,500 de la M- 45. Cuando llegaron al lugar del siniestro, los agentes encontraron un vehículo destrozado y ni rastro de los ocupantes. No tardaron en comprender el porqué de su ausencia. El coche había sido robado pocas horas antes en Alcalá de Henares. Se localizó entonces al propietario, que recogió lo que los imprudentes maleantes habían dejado de su coche. Fue en el traslado del vehículo al desguace cuando el titular del turismo se percató de que había algo en su interior GUARDIA CIVIL que no era suyo: se trataba del teléfono móvil de los cacos. El ciudadano entregó el aparato a la Benemérita. Agentes del Destacamento de Tráfico de Barajas fueron finalmente los que se toparon con uno de los más flagrantes casos de torpeza delictiva que se recuerda. La detención de estos negligentes emuladores de el Vaquilla era ya cuestión de tiempo.