Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28- -5- -2008 Bill Clinton denuncia el juego sucio contra Hillary en el Partido Demócrata 35 Una ONG constata el abuso sexual de cascos azules y cooperantes a niños La organización Save the Children ya expulsó a tres trabajadores el pasado año EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El abuso sexual de niños por parte de quienes más deberían velar por su integridad- -tropas desplegadas por la ONU para la resolución de conflictos, trabajadores de organizaciones humanitarias y cooperantes de ONG- -sigue ocurriendo en diversas partes del mundo a pesar del compromiso internacional alcanzado en 2005 para atajar esa violación. Un informe de la ONG británica Save the Children que el año pasado echó a tres empleados por abusar sexualmente de menores, recoge escandalosos casos que se siguen produciendo, que han afectado a niños incluso de seis años. Los abusos dañan seriamente a huérfanos, niños separados de sus padres y niños en familias que dependen de la asistencia humanitaria. Testimonios recogidos por Save the Children en diversos países denuncian la situación. Uno de ellos es el de tres chicos de 14 años de Costa de Marfil. Todos nosotros trabajamos en un campo de fuerzas de paz. Les vendemos esculturas y bisutería. Si hay algo que quieren y no pueden decirlo delante de otra gente, nos invitan a sus habitaciones para decirnos lo que podemos hacer por ellos. Nos piden varios tipos de favores aseguran. A veces nos piden encontrarles chicas- -añaden- especialmente nos piden chicas de nuestra edad. A menudo hay entre ocho y diez hombres que comparten dos o tres chicas. Cuando les sugiero una chica mayor, ellos dicen que quieren una chica joven, de la misma edad que nosotros. Les encuentro chicas en el pueblo. Sé que chicas lo han hecho antes y se lo pido a ellas. Cuando les pido venir, a menudo lo hacen con ganas por los regalos que les prometen, como teléfonos móviles y raciones de comida... Nos decimos a nosotros mismos que aunque esto está mal, también sacamos ventaja. Así que continuamos porque obtenemos beneficios, como dinero, camisetas nuevas, souvenirs, relojes y calzado de tenis Y una última apostilla: Ellos también usan sus teléfonos móviles para filmar a las chicas Otro caso es el denunciado por un chico del sur de Sudán, que afirma: Aunque los hombres de las fuezas de paz no tienen base aquí, ellos han abusado a chicas de aquí. Vienen algunos días cuando están en un recinto próximo que está cerca de una bomba de agua donde la gente va a coger agua. A última hora de la tarde esos hombres salen fuera y se ponen cerca de la bomba de agua. Algunas chi- Una de las niñas que denuncia que fue violada por cascos azules en Costa de Marfil REUTERS Estaba aterrada. Y los soldados me dejaron allí sangrando E. J. B. Un testimonio en primera persona es el de una niña de 13 años, que en declaraciones a la BBC ha denunciado cómo diez soldados de la ONU la violaron cerca de su casa, en Costa de Marfil. Me agarraron y me tiraron al suelo y se echaron encima de mí... Intenté escapar, pero había diez de ellos y no podía hacer nada. Estaba aterrada. Y me dejaron allí sangrando Otra violación es la que refiere un niño de Haití: Hay una niña que duerme en la calle, y había un grupo de gente que decidió hacer dinero con ella. La llevaron a un hombre que trabaja para una ONG. Él le dio un dólar americano y la niña pequeña se puso contenta. Eran las dos de la madrugada. El hombre la cogió y la violó. Por la mañana, la niña pequeña no podía caminar cas del pueblo vienen y cogen agua. Los hombres las llaman y se van con ellas a su recinto. Una de ellas se quedó embarazada y desapareció. Aún no sabemos dónde está. Esto ocurrió en 2007 El informe de Save the Children remitido a la Naciones Unidas y que ésta se ha comprometido a examinar seriamente, afecta sobre todo a los cascos azules de la ONU, pero también a otras organizaciones internacionales y a voluntarios de ONG. La existencia de este proble- Niñas desaparecidas ma ya saltó a la opinión pública mundial en 2002. Desde entonces se han tomado algunas medidas, como la adopción de códigos de conducta por parte de las distintas organizaciones, el establecimiento de mecanismos para animar la denuncia de los abusos y la elaboración de guías de actuación. Pero la responsable de Save the Children Jasmine Whitbread, reclama más compromisos, como la creación de una oficina internacional que se ocupe específicamente del problema. Un portavoz de la ONU, Nick Birnback, indicó que, si bien es imposible conseguir que haya cero incidentes en el caso de una organización que tiene 200.000 personas trabajando en todo el mundo, lo que hay que hacer es asentar el mensaje de tolerancia cero, que significa complacencia cero cuando se presenten creíbles alegaciones e impunidad cero cuando los hechos hayan ocurrido