Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA www. abc. es economia MARTES 27- -5- -2008 ABC Florentino Pérez vuelve a la carga y apoya una fusión entre Iberdrola y Gas Natural Admite que canjearía activos de la fusionada para Unión Fenosa por la participación de ACS en el capital del grupo resultante MIGUEL LARRAÑAGA MADRID. El presidente de ACS, Florentino Pérez, no se da por vencido y a pesar de que la posible fusión entre Iberdrola y Gas Natural ha entrado en vía muerta, volvió ayer a defender durante la junta de accionistas de ACS, su oportunidad y el apoyo de su empresa a una operación que, en su opinión tiene sentido, entraría dentro de la estrategia energética del Gobierno y que, si existe consenso para realizarla, apoyaríamos No es una opinión cualquiera, sino la del primer accionista de Iberdrola, la del socio de referencia de la tercera eléctrica española, Unión Fenosa, y la de la persona a la que todo el mundo señaló con el dedo como el aliado de EDF en el proceso de reordenación del sector energético español. Florentino Pérez, sin embargo, volvió a aclarar que en ningún caso esa percepción se ajusta a la realidad y reiteró que siempre ha apoyado lo mismo, es decir, la creación de un gran grupo energético de capital mayoritariamente español, acorde con las estrategias del Gobierno para el sector y en el que ACS tuviera una participación relevante. En este sentido, indicó que no ha tenido más contactos con EDF que los comunicados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) e insistió en que no conoce si la eléctrica francesa tiene una posición concreta en este momento respecto a la posible reordenación del sector energético español. Florentino Pérez insistió en su disposición a negociar el cambio de nuestra participación accionarial en Iberdrola por activos para Fenosa, que es la tercera eléctrica española y con esos activos sería un poquito más grande Sin embargo, no dejó pasar la oportunidad de mandar un mensaje al presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y al ser preguntado por el precio que Galán considera que vale Iberdrola (100.000 millones de euros) subrayó que hablar de precios no corroborados por el mercado puede confundir; los precios los dice el mercado para señalar a continuación su impresión de que si el proyecto no fructifica debe ser por razones objetivas importantes y no por una cuestión de valoraciones No obstante, insistió en que si la fusión entre Iberdrola y Gas Natural no se llevara a cabo, existirían otras alternativas que habría que estudiar si bien se negó a avanzar ninguna de las posibilidades subrayando que el sector energético necesita tiempo y no especulaciones En su comparecencia posterior a la junta de accionistas de ACS, Florentino Pérez, tampoco rehuyó comentar el nombramiento de David Taguas como presidente de Seopan, la patronal de las grandes constructoras. Entendimos todos que era la persona adecuada al no existir incompatibilidad, fue elegido presidente de Seopan por unanimidad y no conozco a nadie entre quienes le eligieron que, ni en público ni en privado, haya dicho lo contrario En el plano estrictamente empresarial, el presidente de ACS desveló que el grupo ha llegado a un acuerdo para que Dragados compre un 30 del capital de Citic Construction y que la operación está a la espera de la aprobación de los consejos de administración y de las autoridades chinas. Por esta razón, prefirió no hablar del precio que Dragados pagará por esta participación. No se puede entender el futuro sin China, un país en el que ya estamos presentes con la explotación de un puerto de contenedores y en el que va a seguir la misma estrategia que Florentino Pérez, ayer, tras la junta de accionistas de ACS REUTERS Carmelo Tajadura Economista PERO NO SENCILLA na fusión entre Iberdrola y Gas Natural mejoraría claramente el posicionamiento estratégico de ésta última, ya que la eléctrica es un socio muy adecuado en su negocio downstream Para Iberdrola, el acuerdo le FUSIÓN BONITA, U permitiría ganar flexibilidad en el acceso a contratos de suministro de gas, y una gran generación de cash- flow. Le supondría ganar tamaño (un tercio más) hasta un valor de mercado de 65.000 millones de euros (en Europa, sólo por detrás de EDF y E. ON) y estar algo más al abrigo de depredadores extranjeros. Para el Gobierno de España supondría tener un campeón puramente nacional, muy atractivo tras el desenlace de la operación Endesa. Ahora bien, la realidad de estas dos empresas plantea algunas dificultades. En primer lugar, Iberdrola es ya una compañía muy diversificada (el ebitda del negocio energético en España- -sin renovables- sólo supone la tercera parte del total) Y Gas Natural no le aportaría reservas de gas. Por tanto, integrar GN no es algo vital para Iberdrola. En cuanto a Gas Natural, hubiera sido mejor pareja la Iberdrola pre- Scottish que la actual (que incorpora mucho carbón y diluye a GN en una eventual fusión) Por otra parte, tanto Iberdrola como Gas Natural tienen como prioridad actualmente, en sus planes estratégicos, el crecimiento internacional en lugar del crecimiento en España. Iberdrola encuentra mejores condiciones retributivas y regulatorias en Escocia y, sobre todo, en EE. UU. Gas Natural quiere crecer en lo que llama el arco mediterráneo y el eje atlántico. Además, una eventual fusión entreIberdrolayGasNaturalimplicaría desinversiones impuestas por las autoridades decompetencia, lo que no les debe resultar atractivo tanto por disminuir su tamaño como por beneficiar a los competidores, que serían los compradores potenciales. Por último, Iberdrola no tiene hoy accionistas de control sino que la mayoría de su consejo está compuesto por independientes, aunque hay también una serie de cajas de ahorros. Gas Natural tiene un modelo completamente distinto en el que dos tercios de su capital se distribuyen entre La Caixa y Repsol, que dominan la compañía. Ahora bien, ¿Son conciliables los dos modelos? Y todo ello sin hablar de otros problemas, como el papel del Gobierno Vasco y la Generalitat, que consideran a estas empresas bajo su influencia, En suma, una fusión entre ambas resulta muy atractiva, aunque tiene serios factores en contra. Aparte de la aventura que, en sí misma, resulta ser toda fusión. Si no culminase, ambas empresas tienen también futuro con sus modelos actuales, diferentes pero ambos funcionando bien, como muestra que en los últimos cinco años se han revalorizado un 150 y un 110 respectivamente, multiplicando su capitalización bursátil hasta convertirse en la cuarta y décima empresas españolas por valor de mercado.