Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 27- -5- -2008 ABC Grieta femenina en la coalición alemana Los socialdemócratas presentan candidata a la Presidencia y adelantan la campaña electoral de 2009 RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Con una sonrisa, Gesine Schwan ha abierto la primera fisura peligrosa en la gran coalición alemana y con ello la campaña electoral del SPD para desalojar a Angela Merkel en 2009. A un año de las generales, la destacada rectora de universidad y católica comprometida acepta lanzar el guante que le ofrece el partido socialdemócrata y reta al democristiano Horst Köhler frente a la máxima- -aunque simbólica- -magistratura del estado. Como desafío lo han entendido los líderes de la CDU. Peter Müller, jefe de gobierno en el Sarre, dijo que la presentación de una contra- candidatura obliga a reflexionar sobre la conveniencia de mantener una gran coalición. Roland Koch, respectivo en Hesse, concedió que la irrupción añade dificultad a la ya incómodamente plácida coalición, aunque rehusó hablar de ruptura. También la CSU, hermana bávara de la Unión Democristiana de Merkel, acusa el golpe por el presente declive cara a su reelección en septiembre en Múnich. La canciller deja claro que la afrenta añade una carga al trato en el gobierno entre lo grandes partidos, pero espera que la coalición sobreviva al año que queda de legislatura hasta septiembre de 2009. La grieta es de calado pues la revalidación de mandato en la jefatura del estado nunca se había visto confrontada con un adversario, dada la naturaleza consensual y por encima de partidos de la figura. El presidente de la República es por designación parlamentaria y ni CDU ni SPD tienen la mayoría suficiente. La candidata del SPD necesitará cuando menos los votos de La Izquierda, constituida por una mezcolanza de inapetecibles postcomunistas y populistas como Lafontaine. Los Verdes, que reconocen en Köhler una defensa de la armonía con el medio, se han desmarcado inicialmente de candidaturas testimoniales pero pueden ser ganados hasta primavera. Como no hay cuña que abra la misma madera, hay que aclarar que la candidatura de Schwan no es del material de la coalición de Merkel y viene propulsada por la disidencia del Gesine Schwan Candidata socialdemócrata MUJER FRENTE A MUJER La primera canciller podría encontrarse enfrente, y no sólo al lado, a la primera presidenta de Alemania R. V. BERLIN. La singuiar biografía de Angela Merkel puede encontrar ahora la horma de su zapato en Gesine Schwan. Origen y trayectoria independientes distinguen también a Schwan de otros políticos y la hacen contar con amigos y respaldo en todas las bandas: ya ha dicho que piensa buscar el voto de todos Nacida en una familia berlinesa de la minoría católica, destacada en la resistencia antinazi y llegando a salvar y ocultar a una niña judía, Schwan nada con elegancia en lo que para otros es contradicción y ha sido investigadora social en la Universidad Libre, socialista en los años de Willy Brandt, pero muy crítica con la Ostpolitik o distensión con los países comunistas, prefirió siempre estrechar lazos antes con la disidencia polaca que con los regímenes en el poder y, contra su partido, fue partidaria del despliegue disuasorio de misiles de la OTAN cuando verdes e izquierda se adueñaban de la juventud de los 80. De 65 años y madre de dos hijos, viuda de otro catedrático y casada luego con Peter Eigen, fundador del centro anticorrupción Transparency International, es rectora de la Universidad Viadrina, en la antes disputada frontera polaca y el canciller Schröder la nombró embajadora especial para las relaciones bilaterales, puesto que le ha conservado Merkel. La canciller Angela Merkel, poco antes de dar una conferencia de prensa en Berlín SPD, ante la plácida coalición que los ahoga. Seguido de la postulación de Köhler para un segundo mandato, el SPD de base ha impuesto a su candidato al SPD de gobierno que prefería mantener a un correcto Köhler, frente a quienes barajan ya a La Izquierda como futuro coaligado nacional. Aunque el SPD niega tal posibilidad, si Schwan es presidenta con el voto ex comunista, nada impedirá ver ya a La Izquierda como partido de gobierno. Si los analistas hablaban ayer de fisura era, también, en el seno del SPD, pues figuras como Wolfgang Clement llamaban aún el día antes a revalidar AP a Köhler. Pero la caída electoral en picado, espoleada por el éxito unívoco de Merkel como por el fiasco de su líder Kurt Beck, han hecho a las bases exigir que se dé la batalla a Merkel. Y la satisfecha proclamación de Schwan como una saludable alternativa sugiere que, si no Beck, ella sí va a dársela.