Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 s 5 s 2008 Ante el XVI congreso del PP s El papel de Rato en la crisis ESPAÑA 17 Un Rato ido desata un seísmo Rodrigo Rato, al que todos esperaban en la presentación de un libro, se equivocó y acabó en un acto introducido por Esperanza Aguirre: las redacciones temblaron y las especulaciones se desbordaron POR DOMINGO PÉREZ MADRID. Nube de cámaras, fotógrafos y periodistas en el vestíbulo de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) Se presentaba el libro de Víctor Pérez Díaz El malestar de la democracia El despliegue de medios se debía a la anunciada visita de un dúo controvertido en el trasfondo de la crisis del Partido Popular. Coincidían en la lista de invitados Manuel Fraga, marianista y gallardonista de pro, y Rodrigo Rato, para algunos la posible mano negra que podría estar moviendo los hilos de alguna candidatura alternativa, como la de su discípulo Juan Costa. Morbo garantizado ante la posible controversia. Fraga, con su habitual puntualidad, apareció a las seis y treinta y cinco de la tarde, con casi media hora de antelación. Aceptó ¿Una preguntita, don Manuel? y contestó a cuatro antes de cortar por lo sano: Me han dicho que era una preguntita brevecita y ya vamos por la quinta Cuatro cuestiones y cuatro perlas informativas. Por orden: No hay crisis en el PP Si no hu. biera discusión previa, se diría que es un Congreso búlgaro Segunda: Una vez que hay discusión- -prosiguió- ojalá que el señor Rato se animara a participar. Yo tengo el mejor concepto de él, pero últimamente le veo un poco ido... -rostros de asombro- ido del partido, vamos- -suspiros de alivio seguidos de risas- no, no en el sentido mental Tercera, preguntado por el controvertido artículo antiRajoy de Gabriel Elorriaga, se mostró categórico al ofrecer su parecer y exclamó: ¡Una sandez! Cuarta: Una segunda candidatura no sería mala. Con tal de que tenga alguna verosimilitud. Pero veo que la gente se decide a hablar, pero no a participar La quinta inquiría sobre quién pensaba don Manuel que sería un buen candidato... Se escabulló con habilidad. Sólo quedaba esperar a la llegada de Rodrigo Rato. Todo el mundo le aguardaba. El autor del libro, los ponentes del acto, Antonio Garrigues Walker y José Valera Ortega, otras personalidades presentes y, por supuesto, un número creciente de informadores que se iban sumando minuto a minuto. Siete de la tarde. Hora del comienzo, y de Rato, ni rastro. Siete y diez. Iba a tener razón Fraga con que el ex ministro de Economía se encontraba ido o al menos perdido. Siete y cuarto. El autor, ponentes y resto de personalidades interesadas por el libro desisten de seguir aguardando y penetran en el auditorio. De guardia ya sólo quedan los periodistas. Siete y veinte. Comienza a circular el rumor: Rato ha preferido ir a la presentación de un libro sobre los liberales de Rato, desaparecido Rodrigo Rato saluda a Antonio Garrigues Walker, ayer en el acto de la Funcas 1808, editado por FAES y presentado por Esperanza Aguirre Dos minutos más tarde parecía confirmarse la noticia: ¡Rato y Aguirre juntos! La alarma cundió en las redacciones. Las llamadas cruzadas entre los periodistas asistentes a la cita de la Funcas y la que se desarrollaba en el hotel Intercontinental arreciaron. Tanto como las incógnitas y las especulaciones. Quien no veía un gesto de Rato para apoyar a Aguirre en la disputa interna que se desarrolla en el PP vislumbraba la confirmación de una conspiración o vaticinaba que la segunda candidatura ya estaba en marcha... Las redacciones se convulsionaron. El recibidor de la Funcas se quedó desierto. Los periodistas volaron en pos de Rato. La realidad resultó ser mucho más prosaica y mucho menos taimada. Confirmó el análisis de Fraga. Rato parece que no está en este mundo... de la política, y lo que en realidad ocurrió es que se hizo un lío. Se equivocó. Él deseaba asistir a la presentación de El males- DANIEL G. LÓPEZ Manuel Fraga, categórico al calificar de sandez el artículo anti Rajoy publicado por Gabriel Elorriaga tar de la democracia pero acabó por error en una reunión diferente. Cuando llegó a ésta enseguida se percató del error. La prensa, superada la sorpresa, intentó hablar con él, pero se refugió en una sala VIP donde se pasó un buen rato hablando por teléfono, probablemente arreglando el entuerto. Poco después, y sin que llegara a cruzarse en ningún momento con Aguirre, se marchó en dirección al acto inicialmente previsto, pero en su hall ya no quedaban micrófonos. Rato, además de ido, sigue mudo. ABC. es Videos con las declaraciones de los dirigentes del PP en abc. es