Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos LUNES 26- -5- -2008 ABC Una Palma de Oro muy educativa para Entre les murs de Laurent Cantet Il Divo y Gomorra premios del jurado, y el Che convierte a Benicio del Toro en el mejor actor E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL CANNES. Si alguien se pensaba que un tipo tan entero como Sean Penn, presidente del Jurado de esta edición del Festival de Cannes, no se iba a resquebrajar al primer golpe, como una figurilla de loza, se equivocó de plano. O no se mojó Sean Penn, o se mojó efectivamente encima, pero el caso es que se hizo el sueco, o sea, una versión festivalera de aquel gesto final al policía Kevin Bacon en Mystic River un algo así como ¿Y qué quieres que haga? para darle un regalito envuelto de cualquier manera a Clint Eastwood y despojarlo, de ese modo, del que realmente le correspondía. Toma, Clint, comparte el premio especial Carrozas 2008 con Catherine Deneuve. En fin, porque Eastwood es un tipo educado, si no arma ahí la misma que en el Saloon de Sin perdón ¿Quién es el dueño de esta pocilga? por membrillos. Dicho lo cual, Sean Penn y su equipo elaboraron un buen Palmarés. Y diré, sin que sirva de precedente, esa cochambrosa frase tan de moda de... como no podía ser de otra manera porque realmente no podía ser de otra manera entre tanta película digna de premio. La Palma de Oro para la francesa Entre les murs de Laurent Cantet, un fresquísimo retrato vivo de la relación entre un profesor de lengua y sus alumnos, de todos los colores y sabores. Hecho a mano alzada, con la cámara palpitante, con los personajes escribiéndose el guión sobre la marcha, con toda la verdad y el cariño del mundo. Buenísima película, a la que nadie sensato le quitaría la Palma de Oro para dársela a Clint Eastwood, pero... ¿desde cuándo es una persona sensata Sean Penn? Sí se ha mojado, en cambio, por su amiguete Benicio del Toro, que trinca el premio a la mejor intepretación por la monserga del Che de Soderbergh, al cual, sin duda, le da una presencia, un tono y hasta un colorido acento que lo deja para enmarcar. Cuatro horas y media de gatillo y de buenos puros ha- Profesor y alumnos El director Laurent Cantet posa con los jóvenes protagonistas de su filme Entre les murs ganador de la Palma de Oro banos, creo que esos dos detalles también han debido de pesar en la decisión de Sean Penn. no, Il Divo conseguía ese cruce imposible entre los negativos de Giulio Andreotti y el Nosferatu de Murnau. Un genial y también arriesgado cruce que se trazaba a brochazos de comedia bufa, pero sin perder la seriedad. En esa pedrea en la que se subrayan aspectos concretos de las películas, como la dirección y el guión, sirvieron para subir al palmarés a los obligatorios hermanos Dardenne (y tal vez, primos de Gilles Jacob, porque nunca fallan ni a la hora de estar ni a la hora de ser) y de paso no olvidarse de una de las películas que más han gustado, Los tres monos del turco Nuri Bilge Ceylán. El de mejor director fue para este último y el del mejor guión, para los primos, o sea, los hermanos. AP Actrices y madres Gran sorpresa, y hasta agradable, el que se haya acordado premiar el trabajo de la actriz Sandra Corveloni, una madre con dos pares de hijos en medio de la vorágine de Sao Paulo. Gran sensibilidad por parte del jurado al señalar a un personaje desprovisto de atractivos, aunque de fuerza descomunal... Y eso que tenían otras madres tan fuertes pero mucho más vistosas, como la argentina Martina Gussman Leonera o la ciudadana del mundo Anjelina Jolie. Y otro acierto más del jurado al fijarse en el cine italiano presentado este año: Gran Pre- Sean Penn no se mojó o se mojó encima, pero se hizo el sueco al no darle a Clint Eastwood el premio que le correspondía Se clausuró una de las mejores ediciones de Cannes que se recuerdan mio para Gomorra y otro para Il Divo La italiana de Matteo Garrone era pura madera seca que se astillaba ante los ojos: una mirada insolente y arriesgada al interior de la Camorra. Y la de Paolo Sorrenti- Uno de los galardones principales de Cannes es el llamado Cámara de Oro, que premia la mejor ópera prima. Fue para Steve McQueen, no el de La gran evasión sino otro, un videoartista británico que se estrenaba en película con Hunger tremendo e hiperrealista filme sobre aquellas trágicas huelgas de hambre de miembros del IRA a principio de los ochenta. Y más o menos con todo esto tenemos lo vistoso del Palmarés 2008, que, además de aceptable y hasta notable, es también un poco acusica. Se ven mucho sus ausencias, y las delata completamente: Más o menos ya se ha tratado el caso Eastwood, al que unos años por unas cosas y otros por otras, el Festival va adquiriendo una deuda con él