Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA www. abc. es economia LUNES 26- -5- -2008 ABC MODIFICACIONES EN EL MARCO DE SOLVENCIA DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO En porcentaje COEFICIENTE DE SOLVENCIA TOTAL En porcentaje %12,2 2006 11,1 ABC Fuente: Banco de España y CECA Riesgo de crédito SEGMENTOS Administraciones centrales o bancos centrales Administraciones regionales o autoridades locales Entidades crediticias Empresas sin rating externo Renta variable (1) Bonos garantizados Minoristas Exposiciones garantizadas con bienes raíces Exposiciones en situación de mora Hipotecas comerciales (1) En caso de renta variable que no sea a largo plazo Ponderaciones BIS II SA BIS I 0 0 0 20 20 20 100 100 150 100 10 10 75 100 35 50 150 150 50 100 12,1 2007 10,6 0 2 4 6 8 10 12 14 Cajas Total sistema El Banco de España no penalizará la inversión a largo plazo de bancos y cajas en empresas Sí lo hará para las inversiones en renta variable que no se consideren estables, según las normas de Basilea II A. LASO D LOM MADRID. El Banco de España ha aceptado algunas de las sugerencias del sector financiero, sobre todo de las cajas de ahorros, para no penalizar toda la inversión de las entidades españolas en renta variable- -es decir, en empresas- -cuando estas sean a largo plazo, según ha sabido ABC de fuentes solventes. Sin embargo, cuando el banco de España considere que la citada inversión no es de largo plazo- -y no ha explicado cuales serán sus criterios para diferenciar entre corto y largo- -sí que penalizará la inversión al aumentar del 100 al 150 %l a ponderación de estos desembolsos del sector financiero en la cesta que configura el coeficiente de solvencia, tal y como tenía previsto en los primeros borradores de la trasposición de las nuevas normas contables de Basilea II. El texto antiguo del Banco de España, al que ha tenido acceso ABC, decía que las participaciones en entidades de capital riesgo y las exposiciones de renta variable cuando la inversión forme parte de una relación a largo plazo con el cliente- -es decir, cuando tenga carácter permanente a efectos contables- -recibirán una ponderación de riesgo del 150 El nuevo borrador enviado al Consejo de Estado dice que las participaciones en entidades de capital riesgo y las exposiciones de renta variable cuando la inversión no forme parte de una relación a largo plazo con el cliente- -es decir, cuando no tenga caracter permanente a efectos contables- -recibirán una ponderación de riesgo del 150 Las diferencias son evidentes, ya que si la inversión tiene carácter permanente, su ponderación se mantendrá en el actual 100 Otra cosa es que el Banco de España no ha explicado todavía al sector financiero qué criterio mantendrá para decidir si una inversión es a largo plazo o no. No se sabe si se marcará una norma o se dejará cierta discrecionalidad a la inspección para decidir si la inversión en participaciones industriales consume más o menos recursos a la banca. El coeficiente de solvencia de las entidades financieras españolas, situado en el 8 de los recursos propios, está pensado para cubrir los riesgos de las inversiones que realizan los bancos y las cajas. A más riesgo, más necesidad de recursos propios. El cálculo del riesgo del crédito, según las nuevas disposiciones de Basilea II, incluye muchas ponderaciones sobre las inversiones de las entidades además de las de renta variable, como son también en administraciones públicas, entidades crediticias, empresas sin rating externo, bonos garantizados o hipotecas comerciales, entre otras muchas. En estos momentos son sobre todo las cajas de ahorros las entidades que siguen manteniendo grandes grupos empresariales en sus carteras de Bolsa, y habían sido ellas las que más pusieron el grito en el cielo cuando parecía que el cambio contable era inminente. Durante los últimos años las cajas sustituyeron a los bancos como grandes inversores en participaciones empresariales e industriales. Llegaron a ser propietarios de acciones valoradas en el entorno de los 50.000 millones de euros, a valor de mercado. Además, su desembarco empresarial se produjo justo en los momentos del ciclo alcista de la Bolsa, lo que les ha hecho ganar mucho dinero. No hay más que recordar las millonarias plusvalías de Caja Madrid con la venta de su 9 del capital de Endesa en la opa que el pasado año conmocionó el panorama energético español. Por citar ejemplos, sólo en el ejercicio de 2006 el 60 del resultado de las cajas procedió de los dividendos de las participadas y de la venta de acciones. De hecho, cuando en el sector se habló de que la llegada de Basilea II supondría un fuerte retraimiento de las inversiones en empresas, muchas de estas entidades de crédito empezaron a plantearse nuevas estrategias para blindar sus grupos industriales, como ha sido la de La Caixa con la invención de Criteria, que agrupa muchas de sus participaciones, y su posterior colocación en Bolsa. También Caja Madrid tiene anunciada la creación de un holding financiero- -que se llamará Cibeles- -para hacer lo mismo, y otras cajas como Bancaja, Unicaja o Caixa Galicia podrían estar en lo mismo. El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, Juan Ramón Quintás, señaló la pasada semana en un foro económico que en el último Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España se facilitan datos muy interesantes y positivos de recursos propios y del coeficiente de solvencia del sistema bancario español en su conjunto. Según estos datos, el coeficiente de solvencia total del sistema bancario español (bancos y cajas) en 2007, aplicando la normativa española, más estricta que la de Basilea, se ha situado en el 10,6 tras reducirse 55 centésimas a lo largo del citado año. La causa de ello, según Quintás, ha sido el cierre de los mercados como consecuencia de la crisis subprime en particular el de inversores mayoristas, lo que, a su juicio, ha dificultado la emisión de financiaciones subordinadas y participaciones preferentes como recursos propios. Sin embargo, Quintás quiso destacar que el coeficiente de solvencia para el sector de cajas no ha variado prácticamente en 2007, situándose en el 12,05 El presidente de la CECA cree que las cajas han sabido aprovechar los resultados de 2007 para reforzar sus recursos propios y poder enfrentarse con mayor holgura al periodo de más incertidumbre que ahora atraviesa la economía española. Según los datos aportados por Quintas, al cierre de 2007 la cifra total de recursos propios computables al conjunto de cajas supera por primera vez en la historia los 100.000 millones de euros y se sitúa en los 106.163 millones tras registrar un crecimiento del 14 Diferencias apreciables La entidad reguladora aún no ha explicado qué criterios usará para decidir si una inversión es o no a largo plazo Las nuevas normas contables afectan más a las cajas de ahorros que a los bancos Quintás confía en la solvencia de las cajas, que superaron en 1007 los 100.000 millones de recursos propios Protestas de las cajas Situación positiva