Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25- -5- -2008 103 Salvador Vega, Manzanares y Cayetano salen a hombros JOSÉ PONOS TOLEDO. El malagueño Salvador Vega estuvo muy en torero en el primero de la fecha, al que recibió con doblones rodilla en tierra para continuar con redondos y una tanda de derechazos muy jaleados. Lo intentó con la mano izquierda, pero al no ser éste el pitón bueno de su oponente, volvió a la diestra para lograr tandas que tuvieron poderío y sentimiento. En su segunda oportunidad, remató una faena de alta calidad taurina. El chaval apretó las zapatillas sobre la arena, embarcando al burel con pases de gran calado, que llegaban con facilidad a los tendidos. La faena con el acero fue dilatada, pero había causado una gran impresión entre los espectadores, y se llevó un apéndice. José María Manzanares atraviesa un momento excelente, puede con todo lo que le echen por toriles y como además domina la técnica y entiende de inmediato las embestidas de sus contrarios, pues ha- TOLEDO Plaza de toros de Toledo. Sábado, 24 de mayo de 2008. Primera corrida de la Feria del Corpus. Cerca de media plaza. Toros de Domingo Hernández (1 2 y 6 y Garcigrande (3 4 y 5 Todos manejables y con nobleza para los de luces, a excepción del 3 que salió lesionado de varas. Salvador Vega, de rosa y oro. Estocada (oreja) En el cuarto, pinchazo, estocada y dos golpes de descabello. Dos avisos (oreja) José María Manzanares, de burdeos y oro. Estocada entera (oreja) En el quinto, estocada (oreja) Cayetano, de rosa pálido y azabache. Tres pinchazos (silencio) En el sexto, estocada ladeada (dos orejas) Leonardo Hernández, con raza y escuela, fue el rey de la tarde mado, apapachado, que dicen por México, contra la injusticia presidencial, que vaya feria lleva el palco de Madrid de paso cambiado. No es cuestión de ley, sino de afición. Y los actuales usías, con perdón, no son aficionados. Joao Moura hijo ha sacado muchísimas cosas buenas de su padre, un maestro, y la mala también: es fiel al quinto mandamiento. Una pena, porque estuvo bien de verdad. Su pariente Moura Caetano se parece a la familia en el apellido nada más. La corrida de Flores Tassara fue mansa, y el manejo de Caetano resultó técnico, denso, laborioso, aburrido y poco lucido. Eran las nueve y cuarto y faltaban dos toros de los ocho anunciados. Los toreros de a caballo pidieron evitar las colleras, y la empresa los quiso contentar: ocho toros, ocho. ¡Más caballos! se gritaba en la época de la suerte de varas sin peto; ¡más madera! pedía Groucho Marx. Pues caballos y madera, palos, banderillas, cortas, hierros, palmas, público pueblerino, acorde a la función- -la buena es fuera de abono- le cayeron a Madrid como a un cura dos pistolas. Leonardo Hernández quiere y puede ser gente en esto. Figura quizá. Condiciones no le faltan. Arreado por la injusticia salió en el buen octavo, a las diez menos veinte de la noche. Entero se lo dejó con un solo rejón, y en banderillas se lo cosió al estribo a dos pistas en una vuelta al ruedo completa de temple y ritmo. Hernández fue rey de la tarde porque tiene raza y escuela. Acertó con las cortas milimétricamente. Y un rejonazo le puso en condición de salir por la Puerta Grande. Pero el acero careció de muerte, falló con el verduguillo varias veces y acabó por ganarse una oreja ahora. Debería explicar el usía sus criterios. ce fácil ejecutorias que en otro torero tendrían muchas más complicaciones. Majestuoso, muy templado con la muleta y siempre por encima de los cornúpetas. Una vez más, causó muy grata impresión en los ten- didos de la plaza toledana. Como además despachó a los de su turno de sendas estocadas, se llevó dos orejas en el esportón y su salida a hombros. Cayetano Rivera Ordóñez hacía su presentación en Toledo, y no cabe duda de que tiene la plaza abierta para volver en cualquier ocasión, dado el entusiasmo que levantó con el de Domingo Hernández que cerraba la fecha. Le recibió de salida con verónicas rodillas en tierra, que culminó con una media muy apretada ya puesto en pie. La faena muleteril la dio comienzo también con las dos rodillas en tierra, consiguiendo derechazos de largo recorrido. El entusiasmo se apoderó de los espectadores que continuaron animando la ejecutoria del diestro, que estuvo soberbio con la muleta en ambas manos, con predominio de la izquierda. Se lanzó por derecho y logró una estocada y las dos orejas. En su primero nada pudo hacer al lesionarse el toro tras su encuentro con el picador. Los tres matadores salieron por la puerta grande ANA PÉREZ HERRERA Otras plazas Feria de Granada El Fandi repite triunfo No hay billetes Toros de El Torero. M. Díaz El Cordobés que sufrió una aparatosa voltereta, ovación tras aviso y oreja con dos vueltas. Rivera Ordóñez, oreja y ovación tras aviso. El Fandi, tres orejas. Olivenza (Badajoz) Éxito de Ferrera, Perera y Talavante en la corrida extremeña Corrida conmemorativa del XXV aniversario del Estatuto de Autonomía de Extremadura. Toros de Zalduendo, el 6 bis premiado con la vuelta al ruedo. Antonio Ferrera, dos orejas tras aviso y dos orejas y rabo tras aviso. Miguel Ángel Perera, dos orejas y dos orejas tras aviso. Talavante, tres orejas. Albacete Sólo ovaciones en el mano a mano de Rodríguez y Tendero Los novilleros Juan Luis Rodríguez y Miguel Tendero se tuvieron que conformar con sendas ovaciones en el mano a mano que abría la temporada en Albacete. Novillos de Nazario Ibáñez. Rodríguez, ovación, silencio tras aviso y ovación tras aviso. Tendero, ovación en los tres. Sanlúcar (Cádiz) Ponce y El Cid indultan dos torrestrellas y salen a hombros con Castella Enrique Ponce y El Cid indultaron ayer dos toros de Torrestrella y salieron a hombros con Sebastián Castella. Ponce (en el indulto número 33 de su carrera) oreja y dos orejas y rabo simbólicos. El Cid, ovación y dos orejas y rabo simbólicos. Castella, tres orejas. Córdoba Lluvia de avisos en la apertura de feria Novillos de Hato- Blanco. Israel de Córdoba, dos avisos tras ovación y silencio. Mazzantini, silencio tras aviso y silencio. Ignacio González, ovación tras dos avisos y palmas tras aviso. En San S. de los Reyes (Madrid) reses de El Torreón. Álvaro Justo, oreja en ambos. José Germán, tres orejas. Sergio Pulido, silencio y oreja.