Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s Balón de oxígeno contra el paro DOMINGO 25 s 5 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) RADIOGRAFÍA DEL PARO EN ESPAÑA (ABRIL 2008) Evolución 2.300.000 2.250.000 2.200.000 2.150.000 2.100.000 2.050.000 2.000.000 1.950.000 1.900.000 potencial de generación de empleo en la atención a las personas con necesidad de ayuda para realizar tareas domésticas y o discapacidad moderada para alguna actividad básica de la vida diaria, cifrada en 50.000 personas, eleva a 452.735 empleos el potencial de creación de puestos de trabajo de la ley. Esta cifra, junto a los 115.000 cuidadores familiares a los que la normativa reconoce derechos laborales, coloca en más de 570.000 el número de puestos de trabajo que pueden crearse por efecto de la nueva norma. Casi año y medio después de su aprobación, las solicitudes de prestaciones registradas ascendían en toda España a 374.000, con Andalucía, con 133.105, a la cabeza de la estadística, seguida, a gran distancia, por Galicia, con 38.557 y Cataluña, con 37.159. En cuanto a las prestaciones reconocidas, según datos del Imserso cerrados a 5 de mayo de 2008, ascendían a 200.690, de las que 74.326 eran en Andalucía y 28.821 eran en Cataluña. Galicia aparecía en cuarto lugar, con 10.296, por detrás de Aragón, que tenía reconocidas ya 11.269. Estas prestaciones habían generado, según fuentes oficiales, alrededor de 50.000 puestos de trabajo en toda España, de los que unos 40.000 son personas que prestan sus servicios en residencias de ancianos, residencias y centros de atención a personas con minusvalías, en centros o programas de día o similares, y el resto son cuidadores familiares, a los que la ley reconoce la posibilidad de cuidar a un familiar dependiente, labor por la que perci- Por sectores 2.338.517 1.600.000 1.400.000 1.384.009 1.401.464 2.129.547 2.075.676 2.023.124 2.022.873 1.200.000 1.000.000 800.000 600.000 400.000 200.000 0 75.692 333.637 296.943 292.313 316.990 77.407 231.971 229.066 E F M 2007 A M J J 2008 A S 0 N D Agricultura Mes anterior Industria Construcción Servicios Sin empleo ant. Mes actual 2006 Por sexo y edad 42,6 %996.715 57,4 %1.341.802 11,8 %277.113 88,2 %2.061.404 Evolución mensual de los contratos indefinidos Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio 255.422 196.763 175.887 186.135 193.165 168.133 168.931 189.283 190.378 178.278 Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre 180.841 127.583 192.289 233.084 190.015 134.511 ABC Hombres Mujeres 25 años 25 años 2007 2008 ben un salario y se integran en el Sistema General de la Seguridad Social. A mediados de mayo, los cuidadores familiares reonocidos por la Administración ascendían a 10.342. Para los responsables del Ministerio de Trabajo, sin embargo, sí se están cumpliendo las expectativas de generación de empleo fijadas en la ley. Para Octavio Granado, secretario de Estado de la seguridad So- Se calcula que el potencial de creación de puestos de trabajo de la ley es de 450.000 En Europa, el sector de cuidados personales ocupa al 10 de la poblacion activa, frente al 6 de España Balance positivo cial, las expectativas de la ley eran razonablemente generosas. En empleo directo hablaba de 260.000 personas. Sin embargo, en el primer y segundo año eran mucho más reducidas que en los años siguientes porque se determinó que en ese primer periodo se atendiera a las personas con mayor grado de discapacidad, con mayores necesidades, por lo que el número de personas atendidas era mucho menor y el número de empleos por tan- to también mucho menor En cualquier caso, Granado considera que con la aportación del Estado, 800 millones de euros en 2008, la cifra de empleos creados es siginificativa. Con esa cantidad, nadie puede pretender que salgan más de 50.000 empleos. No salen menos porque ese es un sector donde toda la creación de plazas de atención se hace a base de gasto de personal, pero tampoco (Pasa a la página siguiente) Fernando González Urbaneja NI MODELOS NI YACIMIENTOS L ...La ley de Dependencia, de muy lenta y compleja articulación, dicen que encierra un yacimiento de empleo... as palabras tienen su magia, especialmente cuando el significado que pretenden que tengan quienes las pronuncian no coincide con la realidad o con la percepción de quien escucha. En economía es frecuente el uso de tópicos o de naderías con los que se disimula, pura apariencia con poco contenido. Es frecuente escuchar la monserga de los modelos para significar alternativas y calificar y clarificar posiciones. Por ejemplo, todas las oposiciones critican el modelo de sus adversarios. Y cuando hay cambio, los argumentos se repiten pero a la inversa. Años atrás, los socialistas en la oposición criticaban el modelo económico del Gobierno del PP basado en el ladrillo y proponían un cambio de modelo, hacia otro basado en la productividad. Dicho lo cual se producía un silencio solemne, pero nadie se iba a la trastienda a buscar la cajita con el modelo. Llegaron los socialistas al poder y los papeles se intercambiaron, ahora son los populares los que critican el dichoso modelo del ladrillo y reclaman el de la productividad. La misma música con distintos instrumentistas. Nadie entró en detalle acerca de quién, cuándo y cómo impuso el modelo del ladrillo, qué decisiones políticas lo consolidaron, y de qué factoría salió. Porque no hay punto de partida de algo. Es mucho más y mucho menos que un presunto modelo. De manera que con los modelos, cuidado. Modelos existen, se corresponden con ideologías y con opciones políticas y económicas básicas. Pero en Europa predominan modelos muy compartidos y transversales, que no modifican ni la izquierda ni la derecha cuando gobiernan, que a lo sumo imponen ciertas correcciones, poco más. La economía española desde 1977 lleva un surco central bien trazado y las variaciones son de detalle, circunstanciales. Y como los modelos, otra palabreja que se ha colado en el debate público sobre el empleo es yacimiento Una bella palabra, prometedora y ecológica, que propone esperanza. Como si el empleo fuera un mineral enterrado, como si con un pico y una pala se pudiera desenterrar y obtener. La ley de Dependencia, de muy lenta y compleja articulación, dicen que encierra un yacimiento de empleo, como si estuviera escondido en el BOE, pendiente de que la ley y un reglamento abrieran la galería de excavación y su puesta en valor. La ley de la dependencia, decían, va a habilitar o desenterrar miles de empleos que ahora estaban hundidos, ajenos al PIB porque no estaban mercantilizados, formalizados en los intercambios. Puede que sí, o puede que no; en cualquier caso tomará su tiempo y su forma. No será ni automático ni evidente, ni cabe imaginarlo como una alternativa mecánica para rectificar o evitar la fase declinante del ciclo económico. La dependencia, el cuidado de los mayores o las personas con discapacidades, y la escolarización de los bebés, desde que nacen hasta la primaria, significarán crear nuevos empleos, pero no en sustitución de los de otros sectores declinantes; esos son procesos más azarosos.