Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 INTERNACIONAL Día mundial de África DOMINGO 25 s 5 s 2008 ABC Detienen al ex vicepresidente del Congo, a petición del Tribunal Penal Internacional AFP LA HAYA. El ex vicepresidente de la República Democrática del Congo, Jean- Pierre Bemba, fue detenido anoche en los alrededores de Bruselas a petición del Tribunal Penal Internacional (TPI) Será presentado en los próximos días a un juez belga y esperamos que las autoridades lo entreguen al Tribunal Penal Internacional en las próximas semanas declaró la consejera del fiscal del TPI, Béatrice Le Fraper. La orden de arresto contra Bemba incluye dos cargos por crímenes contra la humanidad y cuatro cargos de crímenes de guerra, que habría cometido en la República Centroafricana en 2002 cuando las tropas de Bemba, con el pretexto de acudir en ayuda del ex dictador Ange Patassé, masacraron a civiles en Bangui, la capital, donde violaron a numerosas mujeres, saquearon por doquier y se llevaron el botín a Congo. En 2006 Bemba se refugió en Portugal tras su derrota en las elecciones presidenciales de octubre y está acusado de alta traición en la República Democrática del Congo desde 2007. Cuando hablamos de moral para África pecamos de inmodestia Con una situación económica difícil, hemos de unir nuestros esfuerzos y compartir lo que producimos s Tenemos problemas de competencia con países como China o la India POR MILAGROS ASENJO PARÍS. Desde que volví de la deportación he sido militante de Europa Así resume su convicción europeísta Simone Veil, superviviente del campo de concentración de Auschwuitz, ex ministra de Sanidad de Francia y la primera mujer en presidir el Parlamento Europeo entre 1979 y 1982. A sus 81 años, mantiene una intensa actividad. El presidente francés, Nicolás Sarkozy, le ha encargado reformar el preámbulo de la Constitución francesa. Se pueden cambiar muchas cosas pero no es tan fácil comenta Simone Veil en su sencillo despacho de la capital parisina, donde recibe a los periodistas con motivo de la concesión del Premio Carlos V que concede la Fundación Academia Europea de Yuste para reconocer la labor de quienes han contribuido a la construcción europea. La ex ministra de Sanidad de Francia Simone Veil, durante la entrevista tir lo que producimos, porque tenemos problemas de competencia mundial con países como China o la India. Pienso además que en la política actual hemos de ir más lejos. jos no tienen derecho a reunirse con ellos. Me gusta mucho el modelo canadiense. ABC ¿Cómo es? Tsvangirai regresa a Zimbabue seguro de su victoria final sobre Mugabe PAULA ROSAS CORRESPONSAL EL CAIRO. Sin miedo, pero consciente de que su vida podría aún correr peligro, regresó ayer a Zimbabue Morgan Tsvangirai. El líder del principal partido opositor, el Movimiento para el Cambio Democrático (MCD) vuelve decidido a poner fin a la era Mugabe, que durante casi 30 años ha gobernado los designios de un país que hoy se sostiene con alfileres. Tsvangirai abandonó Zimbabue después de ganar la primera ronda de las elecciones generales el pasado mes de marzo y desde entonces no había vuelto. Durante ese tiempo, ha viajado por el continente africano recabando apoyos para su campaña, aunque su marcha también obedece a razones de seguridad ya que, según el MCD, existe un complot militar para asesinarle. Tsvangirai se mostró convencido en la televisión de que volverá a ganar al actual presidente, Robert Mugabe, en la segunda ronda electoral del 27 de junio. ¿En qué sentido? ¿Cómo ha evolucionado su idea de Europa? -Al principio, cuando hablábamos de Europa y tratábamos de construirla y hacerla sólida, éramos seis países y existía un símbolo muy fuerte, la reconciliación. Hoy somos veintisiete y las cosas han cambiado, la situación es más difícil. -Ha cambiado la voluntad de los ciudadanos. Existe un deseo de preservar sus nacionalidades de origen, quieren hacer Europa y se está intentando. Tenemos las instituciones con un gran poder político y sobre todo, económico, somos un mercado único. -He lamentado mucho que se rechazara el proyecto constitucional europeo. Hoy se están reanudando bien las cosas, ha cambiado la situación y tengo la esperanza de que en la presidencia francesa de la Unión podamos relanzar el proyecto. Ahora, con una situación económica difícil, hemos de unir nuestros esfuerzos y compar- -Hay que hacer pagar más impuestos a los que pueden pagarlos. Mucha gente vive con un nivel de vida muy bajo y debemos ser sensibles a una mejor distribución. -Québec ha aceptado a mucha gente pero no a toda, y se dan visados. Son muy pragmáticos, establecen cupos. Hay que elegir a las personas porque es preciso cruzar el océano. Entre los europeos debe haber más cohesión. -No. Lo que ocurre es que con veintisiete países, para muchos es complicado tener las mismas condiciones. La mayoría de las cosas están obligadas por las directivas, pero tenemos que reflexionar y llegar a un compromiso en cuestiones sociales. Nuestros países son más o menos ricos pero han entrado otros que no pueden ser tan generosos. Tendría que haber un Davos social. Pero, ¿de dónde sacamos el dinero? ¿Como le gustaría pasar a la historia? ños de diez años que se encarnen durante un año en un niño judío y se pongan en su situación? Cuando Sarkozy hizo esta propuesta, me pareció abominable, un escándalo. A los niños hay que enseñarles, no pedirles que se identifiquen de esa manera. -Usted habla de la soberbia de los europeos... ¿Es cierto que Europa ha abandonado los temas sociales? ¿Cómo ha sido ese cambio? ¿Qué ha supuesto el fracaso del proyecto constitucional? -Precisamente de África procede gran parte de la inmigración que llega a Europa, ¿cómo cree que debe afrontarse el problema? -Cuando oigo a los europeos hablar de moral a los países de África que tiene situación tan difícil, concluyo que debemos ser modestos. No es cuestión de estigmatizar a esos pueblos sino de ayudarles a acabar con los conflictos. Y a veces, cuando se juzga a un país, hablo de África por su crítica situación, es muy fácil de cómo ha de comportarse, pero en parte somos responsables de lo que sucede en el continente africano. -Como una persona que ha estado en la vida política con frecuencia con una postura personal. Me metí por obligación en un partido político, en el grupo liberal, que era muy heterogéneo y, cuando fui presidenta, me consideré presidenta de todo el Parlamento europeo. -Todo lo que pasó fue un horror, pero entre los deportados nació una mayor fraternidad, seguíamos siendo humanos. -No creo que los jóvenes carezcan de ilusión por el futuro y sean conformistas. Son distintos, pero viven una época difícil tienen un poco de miedo. A través de la televisión ven horrores en tiempo real, y esto es muy duro y algunos viven con internet todo el tiempo. -Tras lo que usted ha vivido, ¿mantiene la ilusión? ¿Qué opina de la idea de Sarkozy de que los niños franceses asuman la situación de un niño judío? ¿Ve a los jóvenes conformistas o con ilusión de futuro? ¿Cómo se puede pedir a los ni- -Existe la libre circulación entre los países y es preciso llegar a acuerdos para hacer una política equilibrada y general. En la mayoría, los nacionales dejan de realizar trabajos que deben ser desempeñados por inmigrantes. Hay muchos clandestinos que trabajan pero su situación es difícil y sus hi- Entre los países europeos debe haber más cohesión para afrontar el problema de la inmigración ¿Cómo ayudarles? -Hay gente que hace las cosas muy bien. Todo depende en gran parte de sus profesores. Conozco mujeres profesoras realmente excelentes. Debo ser optimista.