Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25- -5- -2008 Entrevista a Mariano Rajoy ESPAÑA 17 No muevo ni una coma de mi posición contra la negociación con ETA -En este momento, lo único que hemos visto es que el Gobierno, la Policía y la Guardia Civil están funcionando y, por tanto, deteniendo etarras. Yo juzgaré siempre al Gobierno por sus hechos; si lo hace bien, lo apoyaré; si no, denunciaré sus errores como hice en la última legislatura. Lo que da valor a un no es saber decir que sí cuando corresponde. ¿Ha rectificado tanto el Gobierno que se ha acercado a los postulados que mantuvo el PP durante la tregua? ¿Qué ocurrió el 9- M, en este capítulo en concreto? ¿La gente perdonó la negociación? -Yo no creo que los españoles apuesten por una negociación política con ETA. En cualquier caso, yo no la defenderé nunca. Yo no muevo ni una coma de todas las intervenciones que tuve en el Congreso de los Diputados en contra de la negociación política con ETA. Son las posiciones que llevo defendiendo a lo largo de toda mi vida y que se plasmaron en el año 2000 en el Pacto Antiterrorista. ¿Zapatero se niega a negociar con Ibarretxe asuntos que sí negoció con ETA en Loyola? institucionales con todos, pero a mí me gustaría que hubiera recibido a los presidentes autonómicos para hablar de la financiación autonómica, del agua o de otros problemas reales de las personas. Porque, además de reunirse con los señores de su partido para hablar de financiación autonómica, el presidente sólo ha recibido hasta el momento al señor Ibarretxe, y puede transmitir la sensación de que aquí, para que lo reciban a uno en La Moncloa, hay que plantear un plan soberanista o ser del partido del Gobierno. debe ser un partido de centro reformista. ¿Qué diferencia hay entre el centro reformista, el liberalconservadurismo, el centro- derecha o el reformismo liberal? -Si se repiten las circunstancias como las que han sucedido en esta legislatura, es inevitable la confrontación. Si el Gobierno pretende negociar con ETA o si el señor Ibarretxe pretende hacer un referéndum de autodeterminación saltándose la Constitución, es evidente que vamos a defender que se cumpla la ley, la España constitucional, y que no se negocie con ETA. Si, por el contrario, la lucha contra el terrorismo se hace como se decía en el Pacto Antiterrorista, estaremos apoyando al Gobierno. En este momento la prioridad en el País Vasco es la recuperación de la libertad, y eso pasa por la derrota de la banda terrorista. -El otro día dijo usted que el PP -Partamos de la base de que ga- ESTRATEGIA Tenemos que romper estereotipos. La solución no es no hacer nada, aunque tampoco variar los principios EQUIPO Cambiar de responsabilidad no significa cambiar de proyecto. Yo no quiero prescindir de nadie -Nosotros celebramos el congreso de la refundación del partido en 1989. Ahí se creó el Partido Popular. El PP era una operación para hacer el partido que tenemos en este momento. Ahí se incorporaron el Partido Demócrata Cristiano, los liberales, Alianza Popular como el grueso y otras fuerzas. A partir de ahí se tomaron otras decisiones, como pasarnos al Grupo Popular Europeo, donde estamos con Angela Merkel y con Nicolás Sarkozy. El nuestro es un partido de centro y reformista, donde defendemos la libertad como fundamento de la dignidad de la persona, la igualdad de derechos y oportunidades, un estado de bienestar, la solidaridad, la atención a los más débiles, la unidad nacional y la lucha contra el terrorismo. Ser reformista es ser capaz de adaptarse a los cambios que se producen en el mundo, en la sociedad, e incluso a las circunstancias. En este partido tienen que sentirse cómodos todos los que nos han votado, y más porque el partido tiene que intentar representar a todos. -Esa misma pregunta me la hicieron en 2004. También había elecciones vascas, elecciones gallegas, teníamos el Gobierno, dejamos de tenerlo, y había elecciones europeas. Yo, si gano el Congreso, lo que habré conseguido es la confianza de mi partido, y mientras mi partido me mantenga la confianza yo, lógicamente, seguiré siendo el presidente. En cuanto deje de producirse, no lo seré. Trabajaremos para que las cosas vayan de la mejor manera posible, pero yo no puedo plantearme otro horizonte distinto del de hacer las cosas bien pensando en las elecciones de 2012. ¿Entendió, señor Rajoy, las pala- na el Congreso de junio. ¿Usted se la juega de verdad en las elecciones europeas y, más en concreto, en las gallegas? ¿Usted hubiera recibido a Ibarretxe después del espectáculo en el Parlamento vasco con el tema de las torturas de la Guardia Civil? -La resolución del Parlamento vasco sobre las torturas me pareció absolutamente lamentable, y desde aquí manifiesto mi solidaridad con la Guardia Civil. El presidente del Gobierno debe mantener relaciones -Yo no sé lo que negoció Zapatero con ETA en Loyola porque no me lo ha dicho, pero lo que es evidente, y ya nadie discute, es que negoció cosas que no podía negociar. En cuanto a la reunión con Ibarretxe, si el señor Rodríguez Zapatero lo que le dijo fue que no podía celebrar un referéndum, yo estoy de acuerdo. Yo creo que no se puede celebrar un referéndum porque es ilegal, pero creo además que no hay ninguna necesidad de modificar el estatuto jurídico y político del País Vasco y que la prioridad absoluta es la recuperación de la libertad, es decir, la derrota de ETA. ¿Una de las batallas políticas para esta legislatura será la reforma del Estatuto vasco? ZAPATERO Yo juzgaré siempre al Gobierno por sus hechos. Si lo hace bien, lo apoyaré; si no, denunciaré sus errores GOBIERNO- ETA -Insisto en que no me parece necesario; la prioridad debe ser derrotar a ETA y ocuparse de necesidades reales de la gente. Espero que no se repitan los errores que se cometieron con el Estatuto catalán durante la pasada legislatura. -No, creo que el comportamiento de Aznar está siendo impecable. Aznar vivió algo parecido a lo que estoy viviendo yo, en 1993. Yo estaba aquí, era el vicesecretario general de Organización y lo vi muy de cerca. ¿Qué pasó entonces? Refrés- bras de Aznar en su reciente intervención como un reproche hacia su gestión de la actual situación? No sé lo que negoció Zapatero con ETA, pero es evidente que negoció cosas que no podía negociar ESTATUTO CATALÁN queme la memoria, por favor. -Le invito a que repase las hemerotecas. De llevarse adelante la bilateralidad, España pasará a ser una confederación, y yo no lo puedo aceptar -No, no estoy resignado. Yo tengo confianza en que el Tribunal Constitucional atienda nuestros argumentos, especialmente en un asunto tan importante como es el de la relación bilateral que se establece en ese Estatuto y que, de llevarse a la práctica, supondría cambiar el modelo de Estado y que España pasase a ser una confederación, algo que, como es natural, yo no puedo aceptar de ninguna manera. Yo defiendo el modelo constitucional, el del Estado de las Autonomías, que es el que los españoles aprobamos en 1978. ¿Está usted resignado, por decirlo así, a que el Tribunal Constitucional falle a favor del Estatuto catalán tal y como está?