Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 24- -5- -2008 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 85 CATÁSTROFE EN CHINA China RUSIA Sistema de fallas de la zona de Sichuan 102o MONGOLIA 103o 104o 105o Esperando el Big One El terremoto de China ha vuelto a meter el miedo en el cuerpo a los habitantes de California, una zona sometida a numerosos temblores y en la que se espera un seísmo de grandes proporciones Big One que romperá la falla de San Andrés y desgajará la península que se une al continente a la altura de la frontera con México. Según los expertos, un seísmo como el de Sichuan afectaría a Los Ángeles y San Francisco, provocaría olas gigantes en el Pacífico y causaría 1.800 muertos, 700 de ellos víctimas de los 1.600 incendios que se desatarían en este Estado norteamericano. Además, los hospitales quedarían colapsados con 50.000 heridos y los daños económicos ascenderían a unos 120.000 millones de euros. En 1906, un terremoto de magnitud 7,8 redujo San Francisco a cenizas y mató a 3.000 personas. Pekín Sichuan, lugar del epicentro Shanghai 33o Fallas de Min Jiang Terraza de Songpan- Garze 32o Falla de Huya nch u INDIA Fal 500 km las d a eW M an- en aow hai ngz wa g Tan Hong Kong TAIWAN 31o Cuenca de Sichuan Da Yi Chengdu Hasta 3 Difícilmente perceptible 3- 4 3- 4 Ligeras vibraciones Datos: Hora: 14.0 8 Magnitud: 7 grados en la 8 escala Ritch er 4- 5 4- 5 4- 5 Se mueven los objetos pequeños Dificultad para mantenerse de pie, daños en los edificios Se derrumban muros y farolas 30o N 5- 6 5- 6 5- 6 5- 6 6- 7 66- 7 6- 77 7- 8 7- 8 7 7- 8- 8 7- 8 8- 9 8- 9 8- 9 8- 9 8- 9 Destrucción general, grietas en el suelo Destrucción total Ya An 0 100 Km ¿Cuándo será el próximo terremoto? Los científicos debaten si se podía haber previsto el devastador seísmo que asoló la semana pasada la provincia china de Sichuan, que se ha cobrado 70.000 víctimas s Un estudio alertó el verano pasado del deslizamiento de las fallas que se sitúan bajo Sichuan PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL CHENGDU. ¿Se pudo haber previsto el devastador terremoto que sacudió la provincia china de Sichuan la semana pasada, que se ha cobrado ya más de 51.000 muertos y 20.000 desaparecidos? Ésa es la pregunta que hacen ahora científicos de todo el mundo, sin ponerse de acuerdo en si hubo señales que anunciaran el temblor, de magnitud 8 en la escala Richter. Mientras el subdirector de la Oficina Sismológica de China, Xiu Jigang, aseguró a la agencia estatal de noticias Xinhua que no había movimientos sísmicos previos y que el nivel de actividad alrededor del epicentro fue bajo durante mucho tiempo un experto del Centro de Investigación Sismológica de Australia, Gary Gilson, afirma que no existe ninguna duda de que hubo antecedentes electrónicos En concreto, se refiere a la pronunciada disminución en la densidad de la ionosfera sobre Sichuan antes del seísmo, que fue detectada por un satélite de Taiwán. Además, muchos supervivientes han recordado las extrañas nubes que poblaban el cielo de la zona afectada días antes del temblor, lo que algunos científicos japoneses consideran un preludio. Los sapos del lago empezaron a emigrar en masa antes del terremoto, pero no sabíamos por qué se lamentó a ABC Liao Mingyan, una mujer que perdió a su hijo de tres años en Beichuan, la ciudad más castigada por el seísmo. Como miles de chinos, cree que ese extraño comportamiento de los animales era una señal tan clara como la que daban los perros, que se negaban a entrar en las casas y querían permanecer en la calle la noche antes de la catástrofe. Tanto ésta como otras teorías han empezado a circular por internet, pero algunos científicos ya han zanjado la cuestión argumentando que los sapos suelen emigrar durante esta época del año para aparearse. Existen razones más complicadas para averiguar el comportamiento anormal de los animales y el calentamiento del agua subterránea. Un terremoto es sólo una de ellas, junto al cambio climático y las condiciones meteorológicas terció un científico del Instituto de Investigación de Sismología, Zhang Guomin. Al margen de dichas posturas, lo cierto es que la cuenca de Sichuan se sitúa sobre las placas tectónicas de la India y Asia que empezaron a chocar hace 55 millones de años, formando la altiplanicie del Tíbet a más de cinco mil metros de altura, y aún hoy siguen moviéndose. De hecho, la revista Tectonics ya publicó el pasado verano un informe que alertaba de que las fallas de Sichuan son lo suficientemente largas como para provocar un gran terremoto, por lo que constituyen una seria fuente de daños sísmicos en la región Un equipo internacional de científicos, dirigido por los doctores Alexander Densmore, del Instituto de Investigación de Daños y Riesgos de la Universidad de Durham, y Mike Ellis, director de Ciencia para el Cambio Climático en el Instituto Geológico Británico, utilizó técnicas de geomorfología tectónica para analizar las fallas que atraviesan la región. Así, los expertos investigaron los cambios producidos en los movimientos del subsuelo, como la formación de canales subterráneos, zonas inundadas y valles con formas irregulares, y descubrieron que dos fallas bajo los montes Longmen se han venido deslizando y partiendo durante miles de años a una velocidad de varios milímetros anuales. Con el epicentro situado bajo dicha cordillera, que llega hasta el Tíbet y es más empinada que el Himalaya, es probable que una de dichas fallas haya provocado el terremoto que asoló Sichuan. Sin embargo, los movimientos sísmicos registrados anteriormente en la zona no habían sobrepasado nunca la fuerza 6, por lo que no se conocen aún las causas de la potencia de este temblor. La predicción de terremotos sigue siendo un enigma para el mundo concluyó Zhang Xiaodong, subdirector del Centro de Redes Sismológicas de China, país que ha sufrido el 33 de los seísmos del siglo XX. Entre ellos destaca el que arrasó la ciudad de Tangshan el 28 de julio de 1976, que se cobró 240.000 vidas y está considerado el más mortífero de la Historia desde que se tienen datos. Para evitar que estas tragedias vuelvan a repetirse, China ya se plantea aumentar su número de estaciones de observación para intentar predecir futuros terremotos, si es que se puede. Placas en colisión Los sapos del lago empezaron a emigrar en masa antes del seísmo y los perros no querían entrar en casa Más datos: www. sciencedaily. com re leases 2008 05 080516123837. htm