Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 MIL RITMOS www. abc. es espectaculos SÁBADO 24 s 5 s 2008 ABC Haciendo memoria Una nueva aventura discográfica acaba de ponerse en marcha. La del sello Music Ages, que recupera clásicos vinilos de los años 50 y 60 (con sus carátulas originales también) pasados al cedé. Piezas de coleccionista, tesoros recuperados para el aficionado MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Estaban predestinados. Porque llevan la pasión por la música en los genes. Los genes de su padre, que al frente de una rondalla semiprofesional se batió el cobre en las veladas domingueras del María Cristina donostiarra junto al popular barítono Marcos Redondo y al legendario cantor Luis Mariano. Luego, todo fue, más o menos coser y cantar. Sobre todo, cantar. Y recopilar. Rebuscar en los mercadillos casi de madrugada (la pieza hay que cobrarla al alba, antes de que llegue la hambrienta competencia, siempre ansiosa de novedades, de reliquias, de escapularios musicales) entre zapatos viejos y quincallería, entre bolsos de tres al cuarto y camisas de otro tiempo. Rebuscar con paciencia de entomólogos, casi lupa en mano, como cazadores de tesoros, por esos tenderetes del dios Pan y que Santa Cecilia proteja muchos, muchos años. Porque tesoros son las docenas y docenas de discos de vinilo que poseen los hermanos Valcárcel, creadores del sello Music Ages que esta misma semana se ha presentado en el Instituto Cervantes. Durante más de tres décadas, Fernando y Roberto Valcárcel han ido coleccionando discos (de casi todos los géneros, con hambre musical variopinta y ecléctica, singles, elepés, epés) y hace ahora tres años largos decidieron poner en marcha un proyecto para disfrute de los aficionados, por supuesto, pero también como rescate de nuestro legado musical tantas veces perdido en el bául de los recuerdos. Un legado que las generaciones deben y se merecen conocer. tes nada más y nada menos que desde Japón, sobre todo en géneros como la copla y el flamenco que tantas pasiones desatan en el País del Sol Naciente. En cuanto al trabajo de recuperación ha consistido en pasar esos vinilos al formato de cd, en un proceso que ha llevado una media de seis horas de trabajo técnico sobre cada canción, en un intento (conseguido) de que los cd (esto es casi un milagro) suenen como los legendarios vinilos de los guateques. También han recuperado las portadas originales como si de la restauración de una catedral se tratase, de manera que además de la música se recupere el dato histórico y el aporte estético, bastante más cuidado en aquellos tiempos, por lo que se ve. Finalmente, los cd se presentan con información detallada sobre los artistas y las canciones, y presentado todo el producto en un estuche tríptico digi- pack, numerado y etiquetado, para que el aficionado los pueda clasificar y archivar en las mejores condiciones. Actualmente, ya están a la venta sesenta discos, y cuando concluya la primera fase del proyecto, estarán a Otro de los atractivos de la colección que ofrece Music Ages es la recuperación de los portadas originales, un placer para el coleccionista El Cervantes, al loro De ahí también la presencia del Cervantes en el desarrollo del proyecto, que quiere que esta herramienta músico- cultural esté al alcance de los amantes de la cultura española de todo el mundo, a la que podrán acceder fácilmente a través de internet. De hecho, los responsables de Music Age comentan que ya están empezando a recibir los primeros encargos provenien- Algunas joyas de la corona, por poner un (buen) ejemplo Cada aficionado tendrá su propia selección, pero entre las referencias, hay algunas que convierten en auténticas joyas de la corona de hecho y por derecho. Es el caso del cd dedicado a Marlene Dietrich, una referencia en la que el ángel azul no se posa en el cancionero de Bertolt Brecht y Kurt Weill ni en el cabaret, sino que podemos escucharla (en alemán) en temas tan clásicos de la música popular como Where the all flowers gone de Pete Seeger, y el Blowing in the wind de Dylan. Tampoco se puede pasar por alto la interpretación castizoretrechera de Lola Flores en el chotis Don Quijote Y es imposible resistirse a volver a escuchar a José Guardiola con sus Dieciséis toneladas a cuestas. O la inverosímil aportación de Imperio Argentina interpretando La Bamba Marisol no se queda corta con clásicos como Estando contigo y Tómbola al igual que la maravillosa Gelu, con El partido de fútbol y Siempre es domingo Pero hay más, no crean, Carlos Gardel se atreve con una jota baturra y Aznavour y su Venecia (sin ti) están tan tristes como de costumbre. disposición del público (a 9,95 euros) doscientas cuarenta referencias. En otros países se cuida mucho más la música propia explica Roberto Valcárcel. Nuestro proyecto no es el de una gran compañía, ni tenemos poder económico, realmente creemos que todo esto es un sueño de locos. Y no hemos inventado nada nuevo, sencillamente, hemos puesto las cosas en su sitio ¿Y qué es lo que han puesto, se preguntarán ustedes? Pues tomen nota, que la cosa va por géneros. En flamenco, Music Ages recupera canciones de los años cincuenta y sesenta representados por Mairena, Sabicas, Manolo Caracol, La Niña de los Peines, la Niña de la Puebla, Los Paquiros, La Paquera de Jerez, Porrina de Badajoz, Angelillo, Lolita Sevilla, la Niña de Antequera, entre otros artistas de relumbrón. La copla es otro de los platos fuertes de la colección, con nombres tan propios como los de Juanito Valderrama, Imperio Argentina, Lola Flores y Rafael Farina moviéndose como un loco al compás trepidante de un twist. El cine y el pop españoles también aportan joyas en las voces de Sara Montiel, Marisol, José Guardiola, Rocío Dúrcal, Luis Mariano, Carmen Sevilla,