Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos SÁBADO 24- -5- -2008 ABC Toda Iberoamérica defenderá unida el patrimonio subacuático contra los piratas España logra, urgida por el caso Odyssey, que la cumbre de jefes de Estado aborde nuevas medidas JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Mal día para los expoliadores disfrazados de arqueólogos y los indiana jones de pacotilla. Ayer, en San Salvador, el ministro español de Cultura, César Antonio Molina, pidió colaboración a sus colegas iberoamericanos para defender el patrimonio sumergido, los galeones hundidos desde Tierra de Fuego al Golfo de Cádiz que según sus palabras son vestigios de una historia común y que la tecnología ha puesto en peligro. La propuesta española fue aprobada por unanimidad en la reunión de ministros iberoamericanos e incluye la adopción de medidas concretas que eviten la destrucción y el comercio ilícito de los bienes patrimoniales extraídos de los pecios, con el fin de que se garantice su salvaguarda para el conocimiento y disfrute de las generaciones presentes y futuras Entre las medidas, destaca la designación de una comisión de expertos que se reunirá con carácter urgente para profundizar en el asunto. Además, por el acuerdo unánime de los ministros del hemisferio, la defensa del patrimonio subacuático será abordada en la próxima cumbre de jefes de Estado de Iberoamérica, que se celebrará en El Salvador en octubre. Urgido por la impunidad con la que actúan los piratas demostrada en el caso Odyssey, España ha logrado que tanto la comunidad de naciones iberoamericanas como los miembros de la UE acuerden políticas comunes para salvar los galeones hundidos. En declaraciones a ABC, Molina se mostró ayer muy satisfecho por los acuerdos logrados y aprobados por todos los Estados. Se ha creado una conciencia unánime de este problema, que en algunos países ya existía y en otros, no. Pero incluso éstos se han comprometido a revisar el trabajo de ONG o instituciones semiacadémicas que operan e investigan en estas naciones y después sus resultados no se controlan, lo que ha dado lugar a problemas añadió. Ahora se controlará. Ni un solo país reclamó, ni siquiera Perú MADRID. A pesar que desde Estados Unidos se ha tratado de animar el debate colonial, con artículos publicados en medios tan prestigiosos como The New York Times defendiendo la legitimidad de Perú para reclamar el tesoro expoliado por Odyssey, puesto que las monedas proceden de las cecas de Lima, nada de este debate ha llegado a verse en la reunión de ministros de Cultura de Iberoamérica. César Antonio Molina afirmó a ABC que no se ha producido ni una sola reclamación, de ninguno de los Estados presentes, ni siquiera de Perú En lugar de eso, según el ministro, el representante peruano recordó la necesidad impedir la venta de objetos arqueológicos robados y la prevención para su contrabando. Incluso tuvo palabras encomiásticas para la reciente operación de la Policía Nacional española, que desmanteló una trama de expoliadores que había traficado con una cantidad de obras patrimoniales sin precedentes, casi todas traídas ilegalmente de Perú por un jubilado, cerebro de la organización. César Antonio Molina, satisfecho AP Los cazatesoros lo tienen más difícil El ámbito estadounidense sigue refractario ante la nueva conciencia patrimonial. En la imagen, miembros de la compañía cazatesoros Blue Water Ventures muestran una herramienta dental de oro rescatada el pasado día 18, con permiso, de los restos del galeón Santa Margarita hundido a 40 millas de Cayo Oeste en 1662 Además, la cumbre podría recomendar la urgente aprobación de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático de la Unesco, pendiente de ratificación por muchos estados, lo cual ha impedido su entrada en vigor, algo que aprovechan los cazatesoros. Como valoración, Moli- na afirma que hemos cerrado el círculo, primero con el acuerdo de Bruselas; y ahora, con este compromiso y, también, con el juicio en Tampa contra Odyssey. Creo que todo es favorable para que podamos evitar que vuelvan a producirse situaciones como la que hemos sufrido en España En esta primera ocasión, Molina ha ofrecido ayuda arqueológica y ha puesto sobre la mesa la posibilidad de fundar empresas mixtas para realizar excavaciones, así como promover la creación de lugares de estudio y también de museos en un futuro. Para el ministro de Cultura, este paso es muy importan- te, ya que avanza por un camino en el que se fortalece la postura española y a los cazatesoros se les van cerrando las puertas, en aguas europeas e iberoamericanas. En diez meses hemos dado pasos gigantes. Estamos presentando una batalla legal fundamental en los tribunales, pero también estamos ante una batalla ética y publicística, en el sentido de que debemos crear una conciencia mundial para la defensa de este patrimonio. De hecho, observamos que la compañía Odyssey está cayendo en picado, no les va a ir bien el negocio. Tenemos que combatir prácticas como las de los cazatesoros, y hacerlo fuera de cualquier inte-