Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S 6 24 5 08 LA VACA QUE RÍE 16 S 6 LOS SÁBADOS DE Cuitas aeroportuarias T ROSA BELMONTE Dior y playas de Benidorm odavía no he decidido qué me sorprende más. Si que la Federación Internacional de Ateos haya pedido a AENA y al Ministerio de Fomento que los horarios de misas de Barajas no se avisen por megafonía (por discriminación y esas cosas) o que exista una Federación Internacional de Ateos (además son filósofos, con lo cual me medio explico este ímpetu intelectual de matar moscas con el rabo) Tampoco es que en Barajas te cruces habitualmente con procesiones del Corpus pero, vaya, cada uno, aparte de las comunes (así, las facturaciones masivas, absurdas y New York style de Spanair) tiene derecho a sus propias fobias aeroportuarias por peregrinas que resulten a otros. No voy a hacer carrera de mí misma porque mi máxima preocupación (al menos en la T 4) no es la megafonía que perturba a los filósofos ateos. Bueno, una vez eliminados los anuncios de los vuelos por lo de la contaminación acústica (qué cosas inventan) lo de por su propia seguridad rogamos mantengan sus pertenencias controladas en todo momento una y otra vez llega a alienarme. Un día me veo cogiendo mis personal belongings y tomando rehenes en el McDonalds. Lo confieso, mi máxima preocupación siguen siendo las cisternas inteligentes y con libre albedrío de los wáteres, esas que, o bien me tienen manía, o bien siempre han salido a hacer un recado cuando las necesitas. ¿Para protestar por este gran problema común a ateos, creyentes y descreídos hay que dirigirse a AENA y a Magdalena también? Los Beckham, con Victoria en plan señora Danvers con transparencias nertracker) Lo presentan como un juego para reírse con los amigos aunque la frase Que no te engañe tiene poco de juego. Pero estaba con el spam. Nunca he recibido un correo dirigido a mujeres que quieran atraer hombres. Quizá se nos supone una sabiduría ancestral (ayudada desde el siglo XX por los aumentos de pecho) Una sabiduría y los bebedizos afrodisíacos de toda la vida. Como ese que Athénaïs de Montespan encargó para hacer renacer el deseo de Luis XIV por ella. La pócima, como recuerda Patrizia Carrano en Las escandalosas (Siruela) llevaba, entre otros ingredientes, extracto de murciélago y de topo en polvo, sangre menstrual, placenta y esperma. Cóctel que el rey de Francia se había bebido. Por mucho menos, Enri- AP que VIII pedía hora en el verdugo. Y total, para que el Rey Sol se la pegara con la institutriz. Belén es lo más espués de ponerla verde durante años, Germanine Greer ha descubierto el verdadero talento de Victoria Beckham. Dice que es una artista en el mismo sentido en que lo es Damien Hirsh. La maestría de ambos está en el marketing. En el caso de ella, dirigido a cómo se viste (hace un especial estudio del vestido rosa de Roland Mouret que llevaba cuando David se presentó con Los Angeles Galaxy) En una era de barrigas al aire y bragas visibles, Victoria es la campeona de la elegancia de las chicas trabajadoras. ¿Chicas trabajadoras? Es una pena que Germaine Greer no conozca a Belén Esteban. Qué frases me hace: Yo con mi dinero puedo ir a Chanel, a Christian Dior o a Playas de Benidorm Eso no lo supera ni el sin tacones no puedo pensar Luis XIV y el spam o poco (o lo mucho) que han cambiado las cosas. Si hubiera que hacer caso de todo el correo spam que recibo, una de las mayores preocupaciones de nuestros días es la de atraer a las mujeres. Con alargamientos de pene y cosas así. Me gusta especialmente un mensaje que dice si la tienes pequeña y a ella no le importa, probablemente te la está pegando con otro Un razonamiento propio de un chimpancé con lobotomía. Otro: Los hombres de verdad tienen p... (lo que rima con ollas) de verdad. ¿Eres un hombre de verdad? Los anuncios provocan a los hombres. El colmo es ese, en la televisión, de un artefacto para el móvil con el que localizar a tu novia (el part- L D Nunca he recibido spam dirigido a mujeres que quieran atraer hombres. Quizá se nos supone una sabiduría ancestral (ayudada desde el siglo XX por los aumentos de pecho)