Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 5 08 TENDENCIAS CON LOS CINCO SENTIDOS OÍDO Murmullos... Porque el oído es lo que le regalará más de un admirador cuando pasee su cuerpazo moreno por las playas de nuestras costas. Y es que utilizando Tan Slim Síntesis Amphora Sea Bronze reducirá una talla a la vez que se estimulará su bronceado. Se trata de una crema adelgazante de uso diario con acelerador del bronceado incluido. El principio activo responsable de esto último es una semilla de la Ceratonia Siliqua que activa la síntesis de colágeno en un 60 y proporciona un bronceado 24,5 más rápido, 28,3 más intenso y un 49,4 más duradero. La crema Tan Splash Biomarine 7 Seas es una versión más potente, que incorpora 7 aceleradores del bronceado. Si la usa diariamente se pondrá moreno 30 veces más rápido y el color será un 40 más intenso y un 50 más duradero. O eso dicen... 30 euros cada frasco En centros de estética y salones de bronceado de toda España. 902100021 LUGAR DE LA VIDA La Marola a Marola es un islote en la bocana de la ría. La verdad es que al principio me decepcionó un poco, pues yo creía que era algo así como el triángulo de las Bermudas, pero la Marola es una isla tan pequeña que no da para que la sucesión traiga hasta ella los árboles, y sólo tiene hinojos marinos, aún sin florecer, y cuatro gaviotas sobre las rocas, con el pico apuntando a barlovento. De pronto, como si el mar tuviera un socavón, se hundieron todas las aguas, y el velero de doce metros empezó a cabecear como si fuera el de un niño. No había una ola que hiciera juego con la otra. Ni las olas con el viento. Todo era desorden, por lo que el rumbo había que corregirlo a cada rato. Entendí por qué decían: Cuando pasas la Marola pasas la mar toda Qué hacía yo allí, con esa mar de fuerza cuatro a cinco, con olas de cuatro metros, con viento de 30 nudos, no viene al caso, pero estuve gobernando en esas condiciones un barco que no era el mío, uno de esos veleros de los que dicen, aunque me cueste creerlo, que siempre se adrizan, por lo que yo no hacía más que pensar a qué me iba a agarrar si el barco daba toda la vuelta. La costa, no estaba lejos, pero me aseguraron que si echaba a nadar hacia ella, acabaría estampada contra las rocas, y que lo mejor era, en caso de naufragio, quedarse todos juntos, lo más cerca posible del buque. Lo malo de estas cosas, es que no pueden contarse, porque te dicen que exageras. Pero yo no he visto jamás el océano tan gris, las olas tan altas y tan cerca, el cielo desplegando sobre el mar esas cortinas de agua. Ni me mareé, del miedo. Como si les divirtiera la situación, aquello era una fiesta de aves y estaba lleno el horizonte de gaviotas que volaban con el viento. Por un momento, creí que vería también paíños del mal tiempo. Cuando empecé las clases de patrón, mis padres me regalaron de broma un gorro de capitán Pescanova, pero en azul marino. Me salvó la vida. Entendí por qué este sombrero es más corto delante, para ver, y más largo en el cogote, para que resbalen las olas. De mi familia me acordé al pasar la Marola. www. aceytuno. com L Mónica FernándezAceytuno GUSTO Da gusto cuidarse Si tiene entre 26 y 60 años, es una persona de gustos exquisitos, amante de la buena mesa, la estética y la ecología y cuida su salud y la de los suyos a través de productos ecológicos, es usted lo que llaman en Francia un bb o bourgeois bohemiam (o burgués bohemio, para los de por aquí) Y para los bb s es el recién inaugurado Ecobar Spa, que fusiona el mundo de la belleza, del relax y la gastronomía. En la zona Spa, se mima al cliente desde el primer segundo (el té ecológico o la manera de atusar el pelo para recogerlo en una muselina de algodón puro es un protocolo digno de mención) con lo último en masajes y productos ecológicos de Weleda, Finders (línea cosmética fabricada en el Mar Muerto) o Dr Hauchska (100 ecológicos extraídos de un cuidado ecosistema creado por la propia marca) En el Ecobar podrá tomarse un carpaccio templado de pulpo con espuma de patata al aceite y pimentón elaborado por un chef que cuenta con una sólida experiencia en restaurantes como La Broche, Martín Barasategui, El Bulli o el londinense Cambio de Tercio. Para beber (o para llevar) agua Fiji, Fine, Claudjuice, Boss o Speyside Glenlivet. Y vino, claro. Que, con moderación, es sano. Tienen una bodega excelente de caldos ecológicos, únicos en España (algunos premiados) con denominaciones de origen procedentes de todo el país: Navarra, Rioja, Ribera de Duero, Madrid, Penedés... La guinda la ponen los Gin Tonic de Citadelle y Fever Tree, la tónica con quinina natural que sólo ofrecen los establecimientos más chic de Madrid. Y además, presumen de poder ofrecer a sus clientes un whisky ecológico, servido con agua escocesa, único en la capital. Lisboa s n, Madrid. 91 544 17 16