Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 CIENCIAyFUTURO VIERNES 23 s 5 s 2008 ABC Prohíben a los pilotos y controladores un fármaco para dejar de fumar S. B. MADRID. La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos ha prohibido a sus pilotos y controladores aéreos que consuman vareniclina, uno de los fármacos más extendidos para superar la adicción al tabaco, tras proliferar gran número de episodios graves para la salud, tanto física como mental, que han llevado a las autoridades sanitarias a advertir de que existen grandes posibilidades de que los riesgos del tratamiento con vareniclina hayan sido subestimados La vareniclina, fabricada por la compañía estadounidense Pfizer y comercializada desde su autorización en 2006- -en Europa bajo la denominación comercial de Champix y en EE. UU. como Chantix había mostrado desde sus ensayos clínicos el riesgo de provocar efectos adversos leves tales como náuseas, cefalea e insomnio, que desaparecían con el tiempo al habituarse el consumidor a su uso. Ha demostrado además en estos dos años su eficacia, ya que es consumida en el mundo- -también en España- -por millones de personas con un índice relevante de abandono del tabaco. No obstante, la Agencia Estadounidense del Medicamento se hizo eco, en noviembre pasado, de numerosos casos de alteraciones de la salud atribuibles a este medicamento, e hizo una llamada a facultativos y usuarios para que dieran a conocer la aparición de cualquier trastorno. La Agencia Europea del Medicamento adoptó esas precauciones en diciembre, así como la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Encuentran organismos vivos a 1.600 metros bajo el fondo marino Se trata de procariotas, cuyas células no tienen núcleo, que se alimentan de metano y subsisten a temperaturas cercanas a los cien grados centígrados JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Los científicos los llaman extremófilos Son organismos que, en efecto, se han adaptado a vivir en condiciones realmente extremas, muy diferentes de las que soportan la inmensa mayoría de los seres que comparten con nosotros el Planeta. Bajo centenares de metros de hielo en los polos, en las fosas abisales de los océanos, en los cráteres de volcanes activos o incluso en el interior de sólidas rocas, la vida encuentra la manera de perpetuarse. A menudo sin luz, sin aire, sin agua, sin alimentos. O soportando igual tremendas presiones que temperaturas gélidas o tórridas, o ambientes ácidos o hipersalinos que matarían en cuestión de minutos a cualquier otro ser viviente. Los extremófilos son el mejor ejemplo de que la vida, con mayúsculas, es capaz de prosperar en los lugares más inesperados. Incluso, por qué no, fuera de nuestro propio mundo. Ahora, un grupo de científicos franceses, encabezados por Erwan Roussel, de la Universidad de Bretagne Occidentale, acaba de dar una vuelta más de tuerca a la cuestión al descubrir organismos vivos y reproduciéndose activamente a 1.626 metros de profundidad bajo el fondo del Atlántico Norte. Es decir, con más de un kilómetro y medio de roca por encima y varios cientos de metros más de agua. Es el hallazgo de vida a más profundidad jamás realizado hasta ahora. El anterior récord estaba en sedimentos extraídos de fondos marinos a sólo 842 metros de profundidad. En un artículo que hoy publica Science los investigadores explican que realizaron el hallazgo analizando muestras de perforaciones efectuadas durante prospecciones petrolíferas. A esa profundidad, a una temperatura entre 60 y 100 grados centígrados, todo un ecosistema de células procariotas (que no tienen núcleo bien definido) prospera sin oxígeno y sin haber visto jamás la luz del sol. La antigüedad del sedimento, entre 46 y 111 millones de años, da idea del tiempo que esta clase de organismos lleva viviendo en esas condiciones. Los investigadores están convencidos de que esta clase de ecosistemas submarinos a grandes profundidades pueden dar cuenta de hasta dos tercios de la biomasa total de procariotas que existe en el mundo. El entorno en el que viven estos organismos muestra altas concentraciones de metano RÉCORD DE PROFUNDIDAD Barco perforador Zona de perforación Mar del Norte Se han encontrado en una prospección petrolífera en un estrato de 46 a 111 millones de años de antiguedad H Hasta 111 millones de años La temperatura a la que viven estos organismos alcanza los 100 C. El récord anterior estaba en 842 m de Tubo de profundidad perforación e hidrocarburos. Tras analizar el ADN celular, los científicos encontraron secuencias similares a las que poseen otros organismos que viven a altas temperaturas (llamados por ello termófilos) y concluyeron, además, que esos procariotas eran Archaea, las bacterias que se cree dieron origen a la vida en la Tierra hace casi cuatro mil millones de años. Los investigadores consideran ahora buscar a profundidades aún mayores. Más información: http: www. sciencemag. org Riesgos para la salud mental Los últimos estudios, en este caso del Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos (EE. UU. arrojan cientos de casos de episodios graves de alteraciones de la frecuencia cardiaca, infartos, convulsiones y diabetes. En cuanto a la salud mental, se han documentado suicidios e intentos de suicidio, psicosis, paranoias, alucinaciones. Y son precisamente los riesgos asociados al comportamiento los que han llevado a prohibir su uso entre pilotos y controladores aéreos, profesionales en los que recae la responsabilidad sobre buen número de vidas. Breves BIOLOGÍA Un reloj biológico basado en la alimentación El cerebro humano tiene un reloj circadiano secundario vinculado a la alimentación. A esta conclusión han llegado científicos del Centro Médico Beth Israel de Boston, tras comprobar cómo los seres vivos adaptan sus biorritmos para evitar morir de hambre. En una serie de experimentos Más información sobre el fármaco: http: www. fda. gov Alimentación y biorritmos HERAS desarrollados con ratones, el equipo médico privó de alimento a los roedores durante las horas de sol. En consecuencia, los animales modificaron sus hábitos de sueño para sobrevivir. Ya se conocía la existencia de un reloj biológico basado en los ciclos solares, pero es la primera vez que se demuestra la relación entre ambas maquinarias Según Clifford Saper, coordinador de la investigación, un cambio severo en el programa de alimentación puede influir en el reloj circadiano principal. De este modo, un ayuno de 16 horas podría ser suficiente para evitar el desagradable efecto de jet- lag tras un viaje intercontinental. GENÉTICA Observan en directo la reparación de ADN Científicos de la Universidad de Deft han presenciado, por primera vez, el proceso espontáneo por el cual se reparan las moléculas de ADN dañadas. Las células tienen un complejo mecanismo de restauración debido a los accidentes que sufren continuamente, provocados, por ejemplo, por una exposición a los rayos ultravioleta. La comprensión de esta fase reparadora podría suponer un paso crucial en la investigación contra el cáncer, pues sería posible reparar los daños antes de la mestástasis. 1.626 m El tipo de bacteria procariota es archae INFOGRAFÍA: JAVIER AGUILERA