Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23- -5- -2008 99 Quiero hacer historia, y para eso hay que triunfar en Madrid El Juli s Matador de toros Con la expectación por las nubes en el cartel de mayor relumbrón de la feria, el triunfador de la pasada edición confía en que la afición se encuentre al mejor Juli y cree que hoy deberían pasar cosas importantes POR ROSARIO PÉREZ FOTO: IGNACIO GIL -Aquello quedará en mi memoria y en la de los aficionados. Es difícil igualarlo, pero yo vengo dispuesto a dar la cara y tirar del pecho de la Fiesta y de la temporada. No daré la espalda a mis responsabilidades de figura. bueno. Deseo acoplarme al toro que salga y ofrecer una gran dimensión. -Es el cartel estrella de la feria. ¿Aumenta la responsabilidad? Derechazo de Iván Vicente pezar a pedirle explicaciones, las que corresponden a sus nuevas responsabilidades asumidas. La decimoquinta de este infame abono isidril de Choperita merecía la trituradora, donde se hacen serpentinas los papeles inservibles, como esta crónica de usar y tirar. Sería injusto, sin embargo, meter en las mismas cuchillas a Iván Vicente, que estuvo decidido y en torero, como hay que estar en Madrid de partida. Tragó con las oleadas del contrahecho toro que rompió plaza, manso y violento, encogido de cervicales, con dos vértebras menos de cuello para contrarrestar la leyenda urbana que sumaba a los míticos miuras una de más. Habría que empezar a protestar los toros destartalados, los mostrencos como éste, tanto como los chicos o blandos. El presidente Trinidad, que no sabe distinguir una vaca de un eral, tiró para atrás el cuarto con dos pares (de banderillas) en lo alto. A eso se le llama criterio; no tenía mal aire a pesar de su flojedad. Al sobrero de Navalrosal, astifino desde la EFE F punta hasta la cepa, incierto en capotes, Iván Vicente le dio fiesta sobre la mano derecha con el toque preciso y el valor asentado para pasarse aquellos punzones por delante. No respondió mal el sobrero, que ya era el segundo, pero no duró. Iván V ma. tó a sus dos toros a ley; el público reaccionó entonces mejor que durante las faenas. Eduardo Gallo y César Jiménez caminaron por el polo opuesto de la fluidez- -torean sin cintura- -y la torería. A Gallo se le fue un tercero de preciosas hechuras que galopó con tranco en banderillas y embistió con calidad en la muleta. Y se estrelló con el último búfalo. Jiménez, en su compostura, engomada como el capote de Montoya, naufragó con el descastado reserva de Guadalest, que creó una nueva suerte al partir el palo de la puya: el picador picó entonces con menos de media vara. Planteemos el debate para que vuelva la emoción: ¿recortamos la madera o el peto? C. J. aún busca cómo colocarse en clásico con el quinto. Quiso. Pero querer no es poder. -Como siempre: con ilusión y con ganas de estar bien para que el aficionado me vea al nivel que quiero. -Vuelve a San Isidro tras alzarse triunfador de la pasada edición. ¿Cómo asume el compromiso? ¿A qué Juli se encontrará la afición? -Es muy grande, porque es un cartel rematadísimo. Morante y Manzanares son dos grandiosos toreros. Sobre el papel es inmejorable. Esperemos que estas corridas de expectación no se tornen en lo contrario. Debería ser una tarde en la que pasasen cosas importantes. -Impone muchísimo respeto, especialmente por todo lo que yo mismo me autopresiono. Cada vez que me entreno, lo hago con la ilusión de realizar cosas importantes en el toreo y que queden marcadas en la historia. Y para hacer historia hay quecosechar éxitos en plazas como Madrid, Sevilla, Bilbao o México. -No lo sé. La gente es exigente porque es una plaza importantísima, y yo no voy a pedir nada que se salga de lo normal. El que tiene que estar bien soy yo. -Pues sí, estaría muy bien. Pero eso es imposible y, además, perdería sabor. Atravieso una etapa de mi vida en la que tengo que disfrutar y sentir lo que hago. Aquí todo empieza de cero. Yo tengo mucha fe en la ganadería de Victoriano del Río, que echa toros encastados y ha sido triunfadora dos años. Exige entrega, pero humilla y tiene un fondo de bravura apto para triunfar. -Regresa con la misma ganadería. Ahora que Victoriano del Río va a clonar uno de su toros no estaría mal clonar otra tarde así... -Lo recuerdo a diario: fue un día maravilloso, inolvidable, pero soy consciente de que también fue un día irrepetible. Cada tarde es distinta. -En 2007 por fin se le abrió la ansiada Puerta Grande. ¿Cómo recuerda ese momento? -Espero que al mejor. La temporada está transcurriendo fenomenal; estoy en un momento -Después de ganarse el corazón de Madrid, ¿sigue imponiéndole? El rechazo de la corrida de Granada fue muy injusto El Juli se muestra indignado por el polémico rechazo de la corrida que iba a lidiar anteayer en Granada, motivo por el que decidió no torear: El problema es que la gente se deja llevar por la demagogia de los carteles fuertes y no mide con el mismo baremo a todos. Si se echa para atrás una corrida que está muy por encima de las ya lidiadas por el hecho de que la maten ciertos toreros, me parece muy injusto. Yo creo que los toreros deberíamos dar una voz de alarma en ese sentido ¿Cómo cree que lo acogerá el público? -Deja claro con sus tres citas que no rehúye Madrid. -Aquel 23 de mayo se habló de perfección, temple y profundidad. ¿Elevará el diapasón? -Al revés. Soy de Madrid y para mí es un orgullo. Siempre lo he dicho: en los momentos más duros de mi carrera, me ha gustado torear en Las Ventas. Si uno persigue hacer cosas grandes en la Fiesta, tiene que ser en sitios así. Sé que es difícil triunfar, pero cuando se consigue se disfruta mucho más. El Fandi y Castella, por la puerta grande en su mano a mano en Granada EFE GRANADA. El Fandi y Sebastián Castella salieron a hombros en el mano a mano que mantuvieron en la séptima corrida de abono de la feria del Corpus de Granada, en una tarde que estuvo llena de emociones y de buen toreo. Se lidiaron tres toros de Santiago Domecq, primero, tercero y quinto, bien presentados en general. Blandos y manejables el primero y tercero, y bueno el quinto. Segundo y sexto de Ana María Bohórquez, bien presentados, nooble y blando el segundo, y excelente el sexto. El cuarto, de Torrehandilla, blando y sin raza. El Fandi, oreja, dos orejas y dos orejas con fuerte petición de rabo. Castella, oreja, palmas, y dos orejas. La plaza se llenó. El Juli cumple esta tarde la primera de sus tres citas con Las Ventas