Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 VIERNES deESTRENO VIERNES 23 s 5 s 2008 ABC Cosmos una historia sobre la soledad en el mundo moderno El director vasco Diego Fandos estrena hoy su primer largometraje de ficción I. RISCO MADRID. Dos historias paralelas, centradas en el particular destino de un cosmonauta ruso abandonado en el espacio después de la disolución de la Unión Soviética, y en el drama de un empresario vasco que acaba de ser liberado después de un secuestro de nueves meses. Ése es el argumento central del primer largometraje del director Diego Fandos, que se estrena hoy en Madrid, Barcelona y el País Vasco. En Cosmos surge también un tercer personaje, la joven empresaria Euriane, que con un historia a todas luces menos espectacular que las anteriores- -regenta un café después de pasar fugazmente por el mundo del periodismo, y está enamorada de un joven ruso que no vive en España- va poco a poco ganando protagonismo en la película. Su historia, sin embargo, marcada de igual manera por el aislamiento y la imposibilidad de querer a las personas de su entorno, es también una excusa -como señala el propio director- -para tejer las reflexiones sobre la soledad y la falta de comunicación que vertebran esta ópera prima, de fuerte contenido alegórico. Iñaki Larrea, el empresario vasco que acaba de pasar por la experiencia brutal de la isolación forzosa en un zulo, está obsesionado con ayudar al cosmonauta atrapado literalmente en el espacio, ya que no puede volver a la Tierra mientras no se aclara la situación de las antiguas repúblicas soviéticas. Su historia sirve meramente de trasfondo, en cierta forma para potenciar el simbolismo de la soledad. Sólo los destinos de Larrea y Euriane son narrados de manera consecuente, antes de confluir en la reflexión final de la película. Fandos- -que se formó en FAMU, la escuela de cine de Praga- señala que el guión fue escrito más de diez años atrás, en 1997. Ello le sirve no sólo para explicar el largo camino recorrido hasta poder llevar la idea a la pantalla, sino también para descartar la posible influencia en él del filme alemán Good Bye, Lenin de Wolfgang Becker. El último viaje del juez Feng China 2006 100 minutos Género- -Drama DirectorsLiu Jie ActoressLi Baotian, Yang Yaning Cuento algo chino JAVIER CORTIJO Aunque la faceta de heroísmo analógico esté más que cubierta y recubierta para un rato largo con el abuelete Indy, el cine oriental propone una última palabra al respecto a golpe de martillo de madera o rematador que dirían en Argentina. Por algo el protagonista de esta película con alma de documental antropológico es un juez ambulante que, a lomos de caballo viejo, imparte sentencias salomónicas en las regiones más intrincadas de China. Le acompañan su ayudante con cara de preguntar si se prefiere el menú A ó B, una secretaria fiel y la insignia nacional, también acarreada lastimosamente (más que ciega, aquí la justicia es coja, parece ser la moraleja) Preguntándonos si en Pekín recibirían con los brazos abiertos a una cinta española sobre un organillero, un barquillero o cualquier noble oficio autóctono en vías de extinción, esta película del debutante Liu Jie presenta las previsibles reflexio- Una imagen de la película nes de rigor sobre el paso del tiempo, el honor en tiempos difíciles y la cerrazón del ser humano, capaz de partir peras por un mísero abalorio o animal de corral. Todo ello, con cuidadosa caligrafía en moldes clásicos y buen trabajo del veterano Li Baotian, aunque el cineasta, antiguo director de fotografía, optara voluntariamente por no recrearse en los paisajes, dejándolo todo en unas grisáceas texturas llovidas algo antipáticas, y eludiendo casi cualquier metáfora de choque entre el hombre y su entorno en plan Dersu Uzala Pero tampoco es esto, ni la falta de humor estilo Doctor ABC Akagi (ese magnífico filme sobre gremios que no dan abasto con el que El último viaje del juez Feng parece compartir algunos hilos y nervios) lo que más molesta del filme, sino la visión entrañable y pura de la justicia en un país que precisamente no se caracteriza por su respeto a los Derechos Humanos. Tampoco sirve el atenuante de que las leyes del campo, interpretadas románticamente por gente venerable dispuesta a morir con las botas puestas, no se pueden aplicar en la gran ciudad, donde se apalea a tibetanos bajito para que no nos quiten las Olimpiadas o el petróleo. A otro con el cuento chino... NOVEDADES EN DVD POR J. I. GARCÍA GARZÓN Abrígate España 2007 90 minutos Género- -Comedia romántica Director- -Ramón Costafreda Actores- -Manuela Pal, Félix Gómez, María Bouzas, Javier Lombardo Bucólico intimismo JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Llevar poesía, en general, al celuloide conlleva un riesgo infinito, y cuanto más barroco, lírico o intimista es el libreto más peligroso resulta todavía. Riesgo de lentitud, de cadencia infi- nita, de traspasar los límites de la belleza hacia el bostezo. Este Abrígate no llega a esos límites, pero los roza sin apenas dejar un haz de luz entre la rima y la cabezada. No ayuda el argumento, que es casi nada. Para alegrarse un poco el alma, uno recordaba aquel capítulo de Seinfeld en el que presentaban a la NBC un programa piloto que trataba sobre la nada. Nada pasaba, nada ocurría y se intentaba discurrir sobre el silencio. Pues este primer trabajo de Ramón Costafreda transcurre por las fronteras de este sendero. Una relación entre padre e hija, y entre ésta con el hijo de su fallecido amante. Todo narrado sin sobresaltos, con cierto rigor, con serenidad, tranquilidad y bellos parajes gallegos. Pero ya. No hay mucho más que un paseo por el intimismo, por el alma que, a pesar de permanecer oculta, en esta ocasión resulta un poco trillada. REC La discreta cosecha de nuestro cine en 2007 fue salvada por dos películas de miedo, El orfanato y REC que han demostrado la posibilidad de hacer cine español de otra manera. Jaume Balagueró y Paco Plaza, los directores de la última, abordan el escalofrío desde una perspectiva documental aportada por el punto de vista subjetivo, frenético y desasosegante de una cámara de vídeo que explora los pasillos de un edificio cuyos vecinos parecen afectados por una aterradora plaga. Un trabajo rodado con extraordinario sentido del ritmo narrativo que mereció dos Goyas: uno al montaje y otro a la actriz revleación, la estupenda Manuela Velasco. Filmax (15,99 euros) American Gangster Ridley Scott recupera el pulso cinematográfico que le había flaqueado en alguno de sus últimos trabajos y completa una de sus películas más ambiciosas. El soberbio guión de Steven Zaillian dibuja un vigoroso fresco de Estados Unidos en los años setenta- -guerra de Vietnam, corrupción policial, drogas- -en el que se inserta la historia, libremente inspirada en hechos reales, del capo negro de Harlem Frank Lucas (Denzel Washington) Frente a él, sitúa la figura del policía Richie Roberts (Russell Crowe) Dos lobos solitarios abocados a un inevitable cruce de destinos. El duelo interpretativo de altura es uno de los grandes atractivos de este buen filme. Universal (19,99 euros) Padre nuestro El Gran Premio del Jurado de Sundance recayó el año pasado en esta intensa película en la que se alían elementos de historia criminal y documento para conformar una suerte de thriller social que transcurre en los ambientes de los inmigrantes ilegales en Nueva York. En su primer largometraje, Christopher Zalla sabe aprovechar un interesante argumento- -un joven mexicano que viaja a la ciudad de los rascacielos para encontrar a su padre es suplantado por un supuesto amigo- -para ahondar, entre otras cuestiones, en las relaciones paterno- filiales, la ambigüedad moral, la necesidad de afecto y la traición. Muy recomendable. Cameo (18,50 euros)