Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 VIERNES deESTRENO Festival de cine de Cannes VIERNES 23 s 5 s 2008 ABC Empacho de Che Steven Soderbergh y su película sobre Ernesto Guevara, el Che, fueron ayer los protagonistas en el festival de Cannes. Fue sin embargo Atom Egoyan quien se llevó los aplausos con Adoration E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL CANNES. Si sería larga la película de Steven Soderbergh sobre el Che Guevara que hicieron un receso y te daban un kit de superviviencia, con bocadillo, agua y orinalito. No es que sea una película larga, no... es que es una jornada laboral algo corta. Cuatro horas y media de Che, de revolución, de selva, de guerrilla, de buen y mal rollo, de doctrina... repartidas en dos fases: la primera dedicada a Cuba y la segunda ensimismada en su tramo final, en Bolivia. Como es natural, acaba uno del Che hasta la boina, aunque se lleva una impresión de él casi sobrehumana. Benicio del Toro es el vivo retrato de el póster (al fin y al cabo, el personaje ya se ha quedado en eso, en el póster y lo borda tanto en color como en blanco y negro. Soderbergh es un cineasta eficaz y programa su retrato de tal modo que quede enmarcado y listo para colgar. A dos aguas: en un blanco y negro crujiente en lo que fue su visita a Nueva York, en 1964, y su explosivo discurso en las Naciones Unidas, y a colores exóticos en su lucha en Sierra Maestra y su triunfal camino hacia La Habana. La doble mirada de Soderbergh nos ofrece un estadista, un pensador, un visionario, un tipo amable que convivía con sus soldados y otro férreo que adoraba la disciplina; alguien al que respetaba el otro, Fidel Castro, interpretado de modo entre genial y caricaturesco por Demian Bichir... Como es película española, en Sierra Maestra y entre los guerrilleros castristas no hay más que caras conocidas, como la de Elvira Mínguez, Oscar Jaenada, Jorge Perugorría, Unax Ugalde... Además de médico, maestro y ejemplo, así es como lo ve la cámara de Soderbergh. Los planes para esta película son algo más sensatos que su proyección en el Festival: se estrenará en dos entregas y con un mes de separación. La primera se estrena primero (se señala tal cosa, porque no hubiera cambiado mucho el póster de invertir el orden) Y, puestos al margen de una reflexión política sobre su figura y su póster la película de Soderbergh, tomada en dosis, puede resultar entretenida, de aventuras, espectacular, de buenos y malos... siempre y cuando uno no tenga amigos, parientes o conocidos que vivieran la revolución (desde cualquiera de sus lados) o, sencillamente, que no tenga noticia alguna de en lo que se ha convertido aquello en los últimos cincuenta años. O sea, hay que ver este Che como si se viera, no sé, Solo ante el peligro o Troya Adoration Cineasta eficaz Pero la gran película del día era otra, la firmaba Atom Egoyan, se titulaba Adoration y era uno de esos sudokus emocionales que elabora el cineasta canadiense, o egipcio, o armenio, y que son artefactos modélicos, que se van encajando poco a poco y a la perfección, y que contienen tantas ideas, sutilezas y sentimientos que, en el momento que uno consigue armarlo (y no siempre es fácil) se queda embobado mirándolo. Adoration es la búsqueda de un personaje, un joven que se va revelando en la pantalla paulatinamente y gracias a las cautelosas dosis de información que nos proporciona Egoyan. La película viaja de la nada al todo, y para ello su director usa diversos métodos y materiales, desde los chat en los que participa esejoven, hasta lo teatral, lo digital y hasta el mero retrato familiar que se mostrará alfinal completo y magnífico. En el interior de la historia subyacen tantos hilos, y todos interesantes, que bien se podría decir que en su esencia trata sobre la tolerancia y la amplitud de miras, aunque también podría tratar sobre la madera de los violines, o de las personas, o sobre la idea del padre, o de los varios modos de amar, o tal vez hable muy profundamente del atentado terrorista de las Torres Gemelas... En todo caso, y siempre de un modo elegante visual y musicalmente, Adoration nos lleva hasta el lugar en el queesejoven se reconcilia consigo mismo y desecha las ideas terribles que guardaba en un endemoniado mensaje de su abuelo... Puede no gustarle a uno Egoyan, como pueden no gustarle ni los crucigramas ni los sudokus, pero lo que nadie podrá decir es que sus películas, las mejores (y ésta es una de ellas) no son un modelo de engranaje impecable y de intensidad extrema. Benicio del Toro y Steven Soderbergh, ayer en Cannes Y la última película del día era la de Philippe Garrel, La frontera del alba Poético título que sin duda aludía a la hora de su proyección, las ocho y media de la mañana. La frontera del alba es Garrel en estado puro, o sea, una juerga, con sus suicidios, malos rollos, penurias y su gran cantidad de nada de nada. Todo ello, naturalmente, fruto del capricho de un guión de preescolar, en el que las cosas ocurren porque Garrel quiere. Ahora nos enamoramos, ahora no nos queremos, ahora nos suicidamos, ahora nos convertimos en fantasmas... y para acompañar el engrudo, una música de violón como para llamar a la policía. Los actores son el propio hijo de Garrel, Louis, y la hija de Nathalie Baye y Johnny Haliday, Laura Smet, que flipan en colores con sus propios diálogos dichos en una habitación, o dos. Ver películas de Garrel es uno de los peajes que se han de pagar por dedicarse a esto. Y no es barato. La gente conoce la imagen de Guevara, pero no su historia JORDI PICATOSTE SERVICIO ESPECIAL CANNES. Che el macrofilme de Steven Soderbegrh, es una obra peculiar y su director lo tiene muy claro. El idioma, la duración o el tratamiento del personaje principal son elementos diferenciadores del proyecto. Asi, no es un biopic al uso donde se relata cronológicamente toda la trayectoria de Ernesto Guevara, sino que se centra solamente en dos momentos de su experiencia vital: en la primera parte, la lucha por derrotar a Batista, y en la segunda parte sus últimos años en Bolivia al mando de una guerrilla. Soderbergh, tras confesar que no estaba nada interesado en la vida privada del biografiado, explico por qué se limitó a esos dos momentos: Hubo mucha discusión en torno a qué episodios explicaríamos. Pero para mí esos dos periodos fueron los mas interesantes por estar alejados de mi manera de ser. En los dos lleva un arma, algo que yo no he hecho y no haré nunca. El periodo en Cuba y el precedente los puedo entender Para el director, el Che es un personaje diferente y asi dice haberlo planteado en la película: Mostramos a una persona que elige siempre el camino más difícil y que lo dio todo por luchar por los demás. Eso no es habitual, como tampoco lo es la tensión en la película. En el cine americano normalmente el personaje central dibuja un arco de progresion en sus acciones. En Che en cambio, hay una continuidad y eso hace singular al filme. Lo que importa es como el Che, en situaciones que podía haber cedido, no lo hace. No es el personaje tradicional Más información sobre el certamen: http: www. festival- cannes. fr