Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CULTURAyESPECTÁCULOS VIERNES 23 s 5 s 2008 ABC Música Concierto de Raimon. Lugar: Facultad de Medicina Universidad Complutense. Fecha: 22 de mayo Entrañable Raimon LUIS MARTÍN De haber seguido la línea de aquel S an vanan con el que, en 1963, ganó el Festival del Mediterráneo, podría haber sido el Domenico Modugno de Játiva. Pero las circunstancias políticas del momento le hicieron cambiar de rumbo. Anoche, cuarenta años después de su histórico concierto en la Facultad de Ciencias Políticas de la entonces Universidad Central de Madrid, regresó Raimon a este foro para seguir mostrándole al mundo, aunque fuese en el final del recital, cómo es la caricia del viento cuando se vive de frente y con una sola máxima: decir no. Raimon no se conforma con hacer historia. Por eso, el repertorio con el que ahora viaja no es idéntico al de entonces y sí, en su mayor parte, el que ha venido desarrollando en todos estos años. De ese modo, quienes dejaron de escuchar al cantautor durante la Democracia, y, aún, los que se incorporaron a su carrera en los últimos años, tienen la oportunidad de tener una mejor idea de lo que se ha traído entre manos en esta su ya dilatada trayectoria artística. Aparece un artículo inédito que Rimbaud publicó en un difunto diario de provincias Lo firmó como Jean Baudry en Le progrès des Ardennes JUAN PEDRO QUIÑONERO PARÍS. Se ha descubierto y recuperado como inédito uno de los legendarios textos de Arthur Rimbaud (1854- 1891) publicados en un periódico por uno de los patriarcas de la lírica contemporánea, cuando aspiraba a ser periodista, mucho antes de escribir los libros incendiarios que contribuyeron a cambiar el rumbo de la poesía contemporánea. El director de cine Patrick Taliercio ha descubierto en una librería de viejo, en Charleville, ciudad natal del poeta, tres ejemplares de un periódico difunto, Le Progrès des Ardennes donde Rimbaud publicó el 25 de noviembre de 1870 un artículo titulado El sueño de Bismarck firmado con el pseudónimo de Jean Baudry, desconocido y jamás recuperado, hasta hoy. Se trata de una revelación espectacular, que no modifica nuestra visión de la obra de Rimbaud, pero que sí matiza varios puntos importantes de su biografía. El sueño de Bismarck es un artículo literario, visionario y ácido, de una actualidad candente, en su día. 1870 fue el año de la guerra franco- prusiana, el año que precede a la Comuna de París, el incendio social, político y cultural que una importancia tan crucial tendría para Rimbaud. A lo largo de la primavera y verano de 1870, Rimbaud había enviado poemas a varios periódicos de provincias. En vano. Hasta que el director del Progrès des Ardennes le respondió de manera fulminante: ¡No me envíe más poemas! ¡Irán todos a la papelera! Si acaso, envíeme algo de actualidad. Veré si lo publico Dicho y hecho. El 29 de agosto de 1870, el adolescente Rimbaud (tiene 16 años) huye a París, semanas antes de la trágica batalla de Sedán. Aquella primera fuga termina de manera patética y humillante: con una paliza maternal, en Charleville. El artículo data de aquel melancólico otoño. Y Rimbaud evoca el bien real sueño imperial de Bismarck, cabalgando a paso de carga por una Europa sometida a la bota prusiana, hasta conquistar París... Meses más tarde, Rimbaud volvería a huir a la capital, evocada en sus grandes poemas a la luz apocalíptica de la Comuna, el acontecimiento histórico que consumaba la profecía del aprendiz de periodista, y la profecía mesiánica del poeta que contribuirá a cambiar el rumbo de la poesía moderna. Sabíamos, por las cartas de Rimbaud a su amigo Delahaye, que le poeta soñó con el periodismo. Pero las tropas prusianas hundieron a bombazos el único periódico donde Rimbaud publicó uno o varios artículos. De ahí la importancia simbólica del artículo recuperado. Le Progrès des Ardennes no volvió a publicarse, jamás. El azar nos descubre la diminuta joya preciosa de un inédito de Rimbaud. Rimbaud era Jean Baudry Fantasie Es de noche. Bajo su tienda, llena de silencio y de sueño, Bismarck, un dedo sobre el mapa de Francia, medita; de su inmensa pipa se escapa un filamento azul. Bismarck medita. Su pequeño índice corvado avanza, sobre el pergamino, del Rin al Mosela, del Mosela al Sena; la uña raya imperceptiblemente el papel alrededor de Estrasburgo; va más allá. Triunfante, ¡Bismarck ha cubierto con su índice Alsacia y Lorena! ¡Oh ¡Bajo su cráneo amarillo, ¡Qué delirios de avaro! ¡Qué deliciosas nubes de humo extiende su pipa bienaventurada! Bismark medita. ¡Mira! Un gran punto negro parece detener el vivaracho índice. Es París. ¡París! ¡París! -Después, en tanto que el buen hombre sueña con el ojo abierto, dulcemente, la somnolencia se adueña de él: Su frente se inclina sobre el papel; automáticamente, la cazoleta de su pipa, que se ha escapado de sus labios, se abate sobre el malvado punto negro. ¡Hey! ¡pobre! Al abandonar su pobre cabeza, su nariz, la nariz del Señor Otto de Bismarck se cayó sobre la cazoleta ardiente... ¡Hey! ¡pobre! ¡el pobre! En la cazoleta incandescente de la pipa... ¡Hey! ¡pobre! ¡Su dedo índice está sobre París! ¡Acaba, el sueño glorioso! Ora aguda, ora espiritual, ora alegre está esa nariz de antiguo primer diplomático- ¡Escóndela, esconde esa nariz! Y bien! Cariño mío, cuando vuelvas al palacio, para partir el chucrut real... con los crímenes de... dama en la historia, tú llevarás eternamente la nariz carbonizada entre tus dos ojos estúpidos! ¡Vamos! ¡No era necesario soñar! Y habló Raimon tras su arranque con Entre la nota y el sonido de viejos compañeros de cárcel en No el coneixia de res del mar en Si miras el agua y de proyectos de vida futuros en Me hablan de ti Cantó mucho y sin envaramientos. Y afinando más de lo que yo antes haya podido constatar que lo haya hecho. Los aplausos fueron ensordecedores cuando le hacía guiños a los poetas más queridos por él, Ausiàs March, Pere Quart y Salvador Espriu, con quien, por cierto, concluyó la primera parte de su recital y comenzó la segunda. Con Raimon ganó anoche la nostalgia. Fue competente, dio lo que se había prometido. Una cuota de recuerdos que dejó a su público satisfecho. Y da alegría comprobar que al nuevo gran público- -ése que, por su juventud, no había acudido a sus conciertos- un cantautor comprometido como él no necesariamente tiene que ser tan de ficción como un asteroide del tamaño de Madrid, ciudad a la que volvió a recordar en la emblemática 18 de maig a la Villa Viejos compañeros de cárcel Rechazó sus poemas, y publicó el texto del joven de 16 años España aspira a un modelo híbrido en su política de patrocinio cultural I. R. MADRID. España cuenta ya con diversas iniciativas privadas en el patrocinio cultural, aunque todavía existe un amplio potencial para una participación empresarial mucho más numerosa. Esas son algunas de las conclusiones de la jornada de ayer en la sede de la Biblioteca Nacional, dedicada a la colaboración entre empresas y agentes culturales, y organizada de manera conjunta por la institución anfitriona y la Asociación Española para el Desarrollo del Mecenazgo Empresarial (AEDME) Los ponentes, provenientes tanto del ámbito de la iniciativa privada como el director de la Fundación Banco Santander, Javier Aguado, así como de instituciones culturales de renombre, como el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, destacaron que el objetivo de conseguir una participación más intensa pasa por potenciar la imagen pública del mecenazgo. La directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral, señaló que España ha ido estableciendo poco a poco un modelo híbrido de financiación cultural propio en los últimos años, con participación del Estado, en contraposición por ejemplo al modelo norteamericano. Pero lo importante para la opción española es conseguir la efectividad estadounidense para inyectar dinero Al respecto, la subsecretaria del Ministerio de Cultura, María Dolores Carrión, sostuvo que el objetivo del Gobierno es convertir a España en una potencia cultural incentivando para ello también el patrocinio del sector privado. Los participantes también hablaron del papel de los medios de comunicación en el ámbito del mecenazgo. A menudo, señalaron varios representantes de la iniciativa privada, el mérito de la financiación no es difundido de manera adecuada. Muchos medios no entienden que para los patrocinadores es importante ser visibles mencionó por ejemplo Federico Boix, miembro del patronato de la Fundación AXA. Bismark a la carga por Europa