Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23- -5- -2008 Aparece un inédito de Arthur Rimbaud en un periódico de provincias de 1870 87 Andalucía y Extremadura. Además de estos elementos complementarios, en las vitrinas de estas salas se expone una selección de revistas, publicaciones y documentos que fueron editados por el Ministerio de Propaganda de la República. Por último, un salto adelante en la contextualización histórica se aporta con la exhibición, en una sala aneja, de la película Canciones para después de una guerra, realizada en 1971 por Basilio Martín Patino como testimonio emotivo de una época. En ella se recogen diversas secuencias documentales que fueron montadas por el cineasta bajo el hilo conductor de las canciones de los años 40 y 50, desde cuplés hasta himnos de guerra o estribillos de anuncios radiofónicos, una película que cosechó un gran éxito de público. Por último, Borja- Villel anunció que otra pequeña joya cinematográfica se unirá a esta presentación del Guernica: una película documental de cortometraje realizada por Alain Resnais con guión de Paul Eluard y que es un alegato contra la guerra. Serra repite su Equal y Juan Muñoz, en su sitio Aún nadie puede explicarse cómo pudieron desaparecer cuatro bloques de acero de 38 toneladas sin dejar rastro. Era la obra Equal del escultor Richard Serra, quien la ha repetido para que el Reina Sofía pueda exhibirla a partir de octubre en una nueva sala. Repetirla ha costado cerca de 80.000 euros (un coste muy bajo) Ahora se expone en el MoMA y traerla no costará nada. En el caso de que la obra perdida apareciera, entonces una de las dos piezas se destruiría. También Manuel Borja- Villel enseñó la nueva ubicación de la escultura de Juan Muñoz que ahora ha encontrado el sitio que pedía la obra, un pasillo El lugar se halla en el claustro de la primera planta y no en una sala de la cuarta, donde la pieza se perdía Nuevas entradas al museo, otras reformas y más espacio expositivo T. D. MADRID. Manuel Borja- Villel se ha propuesto que el Museo Reina Sofía esté de cara a la gente y no de espaldas, como hasta ahora y que se abra al mundo, no sólo ganando espacio expositivo, sino proporcionando nuevos accesos Por eso, la nueva presentación del Guernica no sólo es un aperitivo de lo que ella misma será (pues aún el cuadro cambiará de pared y ganará espacio expositivo) sino también un anticipo de su concepto museístico. Así que ayer el director del Reina Sofía mostró las que serán futuras salas exposiciones temporales en la primera planta (ahora zona de mantenimiento y reprografía) y el especio que albergará la escultura perdida de Richard Serra. Y afirmó que estos trabajos de fontanería no van a costarle un duro al ciudadano porque se harán con los presupuestos con los que cuenta el Museo, que también está realizando continuas adquisiciones de piezas. En este sentido, anunció que ayer por la tarde el Patronato aprobó la compra de algunas de ellas aunque será a final de año cuando anunciaremos todas las adquisiciones Anticipó, eso sí, que estas nuevas compras pretenden cubrir el vacío que hay de obras de los año 60 a 80; de algunas vanguardias históricas y también de los años 40. Así como piezas de artistas jóvenes, para que el museo no vuelva a tener lagunas Respecto a la colección permanente, Borja- Villel aseguró que se exhibirá en tres plantas (2, 3 y 4) siguiendo un recorrido cronológico, aunque habrá nuevos modos de explicar la colección gracias a una readaptación de los espacios en cada una de las plantas Asimismo se reordenarán los espacios y se mejorarán las indicaciones y la circulación de los visitantes que dispondrán de tres entradas para acceder al museo. Una nueva entrada, destinada a los grupos y estudiantes, estará situada en la Glorieta de Carlos V frente a la esta, ción de Atocha, para que el Museo no quede de espaldas a la ciudad Asimismo señaló que, a finales de año, la plaza de Sánchez Bustillo, frente al edificio Sabatini, será remodelada gracias al Plan del Eje Prado- Recoletos que desarrollará una gran zona peatonal frente al museo, lo que librará al museo del ruido del tráfico. Por último, la visita tuvo uno de sus puntos de interés cuando Borja- Villel acompañó a los periodistas a las entrañas y al submundo del edificio, para mostrar los flamantes almacenes que se terminaron hace dos años y a los que no se ha dado aún uso, algo incomprensible pero a lo que él no puede contestar porque no estaba