Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23- -5- -2008 Thierry ordenó al ex alcalde batasuno evitar deserciones como las de Aralar 15 OTRA JORNADA DE INFARTO San Gil oficializa su decisión de abandonar el liderazgo del PP y el escaño en la Cámara vasca después de la celebración de su congreso, en julio Tras el anuncio de San Gil, se conoce que José Antonio Ortega Lara, el funcionario de prisiones que fue torturado por ETA 532 días, se da de baja como militante del partido José María Aznar sabe ambas noticias tras desembarcar de un vuelo procedente de Lima y los telefonea para expresarles su afecto y apoyo personal Esperanza Aguirre acusa a la dirección nacional del partido de que algo se está haciendo muy mal en el PP El líder popular asegura que no he cambiado, saldremos adelante y no defraudaremos a los ciudadanos que nos han votado Otra baja sensible La noticia de la marcha del Partido Popular de José Antonio Ortega Lara ha echado aún más combustible al incendiado PP vasco s Regina Otaola enarbola la bandera del sector distanciado de Rajoy BLANCA TORQUEMADA MADRID. El penúltimo puesto en la lista de las municipales en Burgos (un compromiso meramente simbólico) y un lugar anónimo, lejos de la pancarta, en la gran manifestación del Partido Popular en Madrid en marzo de 2007. José Antonio Ortega Lara ha evitado en estos últimos años el escaparate y sus compañeros (los que hasta ayer lo eran) le han venido preservando con exquisita cautela de la voracidad pública. Su militancia en el PP, de perfil asumidamente discreto pero no por ello menos comprometida, se ha traducido en su trabajo en iniciativas como el Foro Burgalés de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, del que ha sido promotor. Con pocos y escogidos pronunciamientos: algunas declaraciones puntuales, varias conferencias en contra de la negociación de Rodríguez Zapatero con los terroristas, y una única entrevista en Telemadrid. Después de los 532 días de su secuestro, a Ortega Lara se le dio la baja definitiva como funcionario de prisiones, pero fue capaz de una meritoria reinserción laboral en puestos de trabajo vinculados con el Consistorio burgalés. Y ahora su adiós al PP pesa mucho más que los titulares (pocos) que ha propiciado en su esforzado proceso de recuperación de la normalidad cotidiana. Tanto, que la noticia de su baja como militante ha impactado en la línea de flotación de la calle Génova con la misma fuerza que el caso San Gil y ha echado aún más combustible al ya incendiado Partido Popular del País Vasco. ¡Cómo estaría de dolido para hacer esto! lamentó la alcaldesa de Lizarza, Regina Otaola, quien ha recogido la bandera del malestar tras la fallida entrevista de Rajoy y San Gil en Madrid y ha puesto entre paréntesis su propia continuidad. Admitió, en Ortega Lara y Pilar Elías, juntos en Madrid hace un año ERNESTO AGUDO La alcaldesa de Lizarza defiende que San Gil ha actuado según sus principios y no tiene a nadie detrás declaraciones a ABC, que lo que le pide el cuerpo es la renuncia, pero que, por el bien del partido se ha dado un periodo de reflexión. En todo caso, aseguró que, tras el congreso del PP vasco en julio, la decisión final que tome sobre su futuro la adoptaré consensuada con María San Gil En la guerra interna que se ha desatado, Otaola defiende que María ha actuado según sus principios y no tiene a nadie detrás y coincide con San Gil en el diagnóstico de que algo está cambiando en el PP, con esos nuevos criterios de movernos para resultar más simpáticos La otra visión de los acontecimientos, cercana a los postulados de Rajoy, la aportó el presidente del PP de Álava y ex alcalde de Vitoria Alfonso Alonso, quien aseguró que no ha habido ningún motivo para que Alonso, en defensa de Rajoy DANIEL G. LÓPEZ María San Gil dé este paso porque, dijo, comparte las mismas convicciones y el mismo proyecto que el resto de los dirigentes de la formación en el País Vasco. Igualmente, el secretario general de la formación en Álava, Iñaki Oyarzábal, se quejó de quienes quieren aprovechar estos momentos difíciles para desgastar y debilitar al partido Pero las figuras consideradas como referentes morales se han distanciado de la calle Génova. También se sentía desolada la concejal del PP en Azcoitia Pilar Elías, quien soporta con entereza la vecindad forzosa del etarra que mató a su esposo. Atestigua Elías que en las últimas reuniones del PP de Guipúzcoa todo el mundo ha estado al lado de San Gil, salvo un par de díscolos La todavía presidenta del Partido Popular vasco transmitió a sus compañeros la percepción, según Elías, de que se incluían sus postulados en la ponencia política a regañadientes y de que lo que firmaba lo iban a echar en un cajón La edil no se plantea, en todo caso, dejar el cargo: En las municipales casi nos acaban de elegir y seguro que será la propia María San Gil la primera que pedirá a la gente que se quede