Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jueves 22 de Mayo de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.759. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Irene Lozano Y DE REPENTE, LA LLUVIA ucho ojito, porque el azar nos tiene en su punto de mira. Al mandar lluvia a Cataluña ha hecho innecesario el no trasvase del Ebro y ha evitado un choque de placas tectónicas autonómicas. Nótese que la grieta provocada por ese terremoto hubiera hecho visible la ruptura de España, del mismo modo que los trasvases del PP prometían vertebrar la patria mediante tuberías. El aguacero zanja la pregunta sobre el ser de España: la respuesta estaba en los cumulonimbos. Sin embargo, como la desgracia aguarda en cualquier esquina, ha fallecido el magistrado del Constitucional Roberto García- Calvo, que Dios tenga en su gloria, y otra vez nos vemos en un ay. Tanto esfuerzo contra el Estatut, tanta tinta derramada, tanta institución desprestigiada para que, al final, un miocardio resuelva la cuestión. Si Rudolf Clausius hubiera vivido en España, formular el concepto de entropía le habría llevado veinte minutos; como era alemán necesitó veinte años. La entropía es la disipación de energía: si un albañil sube una piedra a un tejado una parte de la energía que aplica se disipa porque, una vez convertida en sudor, nunca recuperará su forma originaria. Calculen los niveles de entropía que hemos alcanzado preguntándonos qué es España los últimos tres años. Como la entropía es siempre creciente, Clausius llegó a la conclusión de que el mundo tiende a un desorden cada vez mayor, que es exactamente lo que está pasando con la discusión de los estatutos. Los amantes de la controversia identitaria celtibérica dirán que, pese a todo, vale la pena subir la piedra al tejado. Pero el esfuerzo no habrá sido muy atinado cuando un infarto o un aguacero la arrojan fácilmente al suelo de nuevo, con ese descaro que tiene el azar para señalar la imbecilidad humana. M El presidente de la Audiencia Provincial de Madrid dialoga con el fiscal de Seguridad Vial antes de conducir en superficie deslizante Autoescuela de jueces y fiscales Un grupo de juristas ha recibido lecciones de conducción para conocer mejor las causas de accidentes y delitos de tráfico. Probaron un simulador que recrea la circulación en estado de embriaguez POR RUBÉN DE VICENTE FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO e dice que no hay mejor forma de conocer a fondo un asunto que estudiarlo desde el terreno. Eso han debido pensar los fiscales y jueces que acudieron ayer a una autoescuela especial- -eso sí, sin tener que volver a llevar la L -en el Circuito del Jarama de Madrid para el primer curso de conducción y seguridad orientado a juristas, ahora que se han ampliado las infracciones de tráfico que constituyen la apertura de un proceso penal. En las instalaciones de la Escuela de Conducción del Real Automóvil Club de España (RACE) anexas al circuito madrileño, los miembros de la carrera judicial pudieron comprobar por sí mismos las experiencias que vivieron algunos de los que se sientan frente a ellos en el banquillo de los acusados, como los efectos de la conducción bajo la influencia de una tasa de alcohol superior a la permitida en un simulador, que recreaba los cambios en la percepción que se producen en un sujeto al volante en diversas fases de embriaguez- -como la disminución del campo de visión o del control de la dirección- Además, pudieron probar el comportamiento de los utilitarios en situaciones de alto riesgo, como el frenado en seco y la circulación sobre superficies deslizantes, en las que experimentaron la alta probabilidad de perder el control de los vehículos sin la acción de los sistemas de control que tienen los coches, como el ABS (obligatorio de serie) o el EPS (un método que evita que se bloqueen las ruedas que el RACE pretende que se implante en todos los vehículos nuevos) La mayoría de los asistentes se animaron a conducir ellos mismos los Renault Clio y Megane del RACE en la pista deslizante. El presidente de la Audiencia Provincial de Madrid, Francisco José Vieira, fue uno de los que más pericia (y quizás también más cautela) demostraron en superar las curvas mojadas de esta prueba sin tirar ninguno de los conos que señalizaban una teórica calzada. No obstante, justo después de acabar el recorrido y realizar un par de frenazos bruscos sobre asfalto mojado se le caló el coche. Entre los juristas que quisieron participar en el curso no podía faltar el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, quien no realizó la prueba deslizante alegando que ya la había hecho antes Mientras otros practicaban esta modalidad de conducción, Vargas quiso destacar que este curso es pionero al dar a jueces y fiscales la formación correcta de los problemas de tráfico, como las maniobras de las infracciones y las causas de los accidentes lo que aporta una experiencia muy válida para que la apliquen después en los procedimientos judiciales S