Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MADRID JUEVES 22 s 5 s 2008 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano Guerra de cifras en la huelga y la manifestación de la enseñanza pública ABC MADRID. Varios miles de personas cortaron ayer el tráfico de la capital madrileña, desde Colón hasta Sevilla, para mostrar su esperanza de que la presidenta de la Comunidad cambie su política en la enseñanza pública de la región Era el colofón a una jornada de huelga en el sector- -la segunda y última, ya que la anterior fue el 7 de mayo- que según los sindicatos convocantes- -CC. OO. UGT, CSIT- UP y STEM- secundó el 85 por ciento del profesorado. La Consejería de Educación lo reduce al 29 por ciento. Los mismos sindicatos señalaron que a la manifestación vespertina habían acudido 70.000 personas. José Vicente Mata, de UGT, dijo que el ambiente de la manifestación fue realmente maravilloso y que demuestra la esperanza que tienen los padres, profesores, y sociedad madrileña, en general, en que el rumbo de la política de la enseñanza pública cambie y mejore su calidad. Entre las peticiones sindicales destaca la apuesta por la enseñanza pública y la distribución de los alumnos con necesidades especiales en todas las aulas y en todos los centros, así como el refuerzo de la función tutorial. Por su parte, Francisco García, de CC. OO. explicó que otra de las principales reivindicaciones es la referente a las remuneraciones de los profesores y al gasto que dirige la Comunidad de Madrid a alumno por año, informa Ep. La consejera de Educación, Lucía Figar, recordó que el Gobierno regional tiene suscritos con las organizaciones sindicales importantes acuerdos que cumple íntegramente señala Efe. La titular de Educación consideró que la convocatoria de estos paros, al igual que ocurrió con el del pasado 7 de mayo, no responde a motivaciones de carácter laboral y educativo sino que se trata de una huelga política Lucía Figar calificó de gravísima irresponsabilidad que los sindicatos movilicen a los funcionarios docentes de la educación pública en contra de la enseñanza concertada. Ha insistido en que el Gobierno regional y su Consejería en particular trabajan en base a tres pilares fundamentales: la calidad de la enseñanza, la igualdad de oportunidades y la libertad de elección del centro educativo. PÍO ice el muy taurino Pío García Escudero que lo que tiene que hacer El Cid es matar. No es mal consejo para un torero: El Cid, por no matar, lleva perdidas cinco puertas grandes en Madrid. Ahora, qué buen consejo para el PP. Sobre todo porque viene del hombre fuerte de la última campaña electoral, que se saldó con el segundo cornalón de espejo inferido a Rajoy por Zapatero, que también es nombre de toro. El Cid torea- -como nadie- pero no mata. El PP, en cambio, ni torea ni mata. Y, sin embargo, Pío sabe que hoy lo que cuenta es matar. Esa sabiduría ¿en qué posición coloca en el partido a Pío? ¿Duro? ¿Blando? No se habla de otra cosa en Madrid. Yo, cuando se habla de Pío, siempre me acuerdo de aquel breve cuento del mejicano Julio Torri, que dice: La viuda, empleada en Correos, que se educó en un convento de monjas en Orizaba. Yo acaso fui su primer amor de viuda. En la hora en que las mujeres desatinan, ella me decía estas curiosas palabras, en que se evocaban los años pasados al lado de las benditas madres: ¡Eres tan lindo como Pío Nono! Pío, pío, pío. Tengo la impresión de que el problema del PP consiste en que, al piar, dicen una cosa, pero piensan la contraria. Si a Pío le gustaran los toreros que matan, habría contratado para las galas madrileñas de la Inmolación y la Beneficencia a El Fundi y a José Ignacio Ramos en vez de al Quinto Evangelista y a Cayetano, en la mayor campaña de propaganda mediática vista en España desde el referéndum de la Otan. Pues por los andurriales de las Ventas todavía vaga, mugiendo de pena en las noches sin luna, el adolfete que el Quinto Evangelista se dejó vivo hace siete años: estocada caída, cuatro pinchazos, otro hondo (primer aviso) capoteo mareante de peones, cuatro descabellos (segundo aviso) otro descabello, rueda de peones, se inhibe el matador (tercer aviso) toro al corral reza el parte médico del crítico (de izquierdas, para que no haya sobresalto) Joaquín Vidal. Eso, desde luego, no ocurre ni con El Fundi ni con Ramos, que son lo que D Ors quería decir cuando decía que todo hombre trae un argumento entre manos. (En el caso de Ramos, la merienda de un león. Piar, matar... ¿Dónde está la verdad? D Raimon actuará hoy a las 21 horas en la Facultad de Medicina de la Complutense CHEMA BARROSO Raimon: Me extrañó que el concierto pudiera realizarse Cuatro décadas después, el músico vuelve a la Complutense, donde el 18 de mayo del 68 armó la marimorena en plena dictadura MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Cuarenta años después de casi todo, Raimon vuelve a una citat que era jove aquel 18 mayo de 1968 para tirar del hilo de la memoria y plantarse de nuevo en la Complutense (hoy, a las 21 horas en la Facultad de Medicina dentro de un ciclo dedicado al Mayo del 68) donde esa fecha, hace cuatro décadas, caldeó el ambiente (ya de por sí bastante caldeado) y cantó ante cientos de enrojecidos estudiantes que corearon sus respondonas canciones, que gritaron libertad, libertad sin ira, mientras a las puertas de la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas esperaban aburridos pero expeditivos no formen grupos, disuélvanse los grises, los grises de toda la vida. Aquel día de mayo, mes y medio después de que Massiel con trampa o con cartón ganara en Eurovisión, Raimon llegó a Madrid por carretera, y casi le meten en la boca del lobo. Me instalaron en la calle de Carretas en un hotel muy próximo, demasiado, a la siniestra Dirección General de Seguridad de la época recuerda el músico. Visto ahora y vista cómo era la España de entonces, casi parece un auténtico milagro que el recital pudiera llegar a realizarse. A mí también me extrañó. Creo que fue un cúmulo de circunstancias lo que hizo posible que pudiera dar el concierto. Pero también hay algún tipo de explicación. Durante esos años para poder cantar en público se tenían que seguir obligatoriamente unos trámites ante la Delegación de Información y Turismo de la provincia a la cual pertenecía el lugar donde se iba a cantar, y había que presentar los textos de las canciones que compondrían el concierto. Esa misma Delegación autorizaba o denegaba el programa. Lo que era autorizado se presentaba a la Delegación del Gobierno Civil de la provincia correspondiente que en última instancia autorizaba o denegaba el permiso. Pero existían dos excepciones, si el local donde se cantaba era dentro de la Universidad o en cualquier lugar que perteneciera a la iglesia no se tenía que pedir ningún permiso Ese concierto y su cancionero de entonces, muy directo, muy sencillo, muy reconocible por el público y con una gran carga emocional y política, hizo del cantautor de Játiva uno de los abanderados de la canción combativa española. Pero aquello no fue un lastre y después, durante años y años, Raimon ha levantado una interesantísima apuesta musical, con adaptaciones de los grandes poetas en lengua catalana, por ejemplo, y ha actuado en las cuatro esquinas del mundo. Lo que he sentido como un lastre es que alguna gente haya querido ignorar todo lo que he escrito y he publicado y la cantidad de actuaciones hechas por muchos teatros de distintos países. Esa parte de mi carrera no es ni la más ni la menos importante, es parte de un proyecto de construcción de una pequeña obra poético- musical Raimon, que entre otros artistas siente especial cercanía por el abuelo Pete Seeger, disfruta hoy en día de una mirada musicalmente muy amplia que se inclina por la música de cámara, Haydin, Mozart, Bach, cuartetos de Beethoven y en general cuartetos y quintetos con la excepción de Bach y el jazz de los años 30- 60. A parte, evidentemente, algunos colegas y un cierto tipo de música más o menos pop Aquí está de nuevo Raimon, en la Universidad Complutense y dispuesto a cantarnos las o los cuarenta, como cada cual prefiera. Carácter político Me alojaron en un hotel de la calle de Carretas, a dos pasos de la Dirección General de Seguridad Más información sobre el ciclo http: www. ucm. es info 68 mayo 08