Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 22 s 5 s 2008 ABC UN CÁNCER MUY AGRESIVO Ted Kennedy tiene un glioma, un tumor cerebral maligno Está en un área que controla el habla y el movimiento Lóbulo frontal Lóbulo temporal Cerebelo Localización del tumor Lóbulo parietal Kennedy sale del hospital, pero con perspectivas muy difíciles El Partido Demócrata no se atreve a plantear planes de sucesión PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Con una transparencia sobre su salud que resulta chocante para los estándares españoles repletos de difuminados eufemismos, el senador Ted Kennedy salió ayer del centro hospitalario de Boston donde se le ha diagnosticado un tumor cerebral cancerígeno tras haber sufrido una crisis de convulsiones este fin de semana. El último de los hermanos Kennedy- -rodeado por sus perros y los miembros más jóvenes del clan más legendario de EE. UU. -ha sonreído con optimismo ante las cámaras apostadas frente al Hospital General de Massachusetts a pesar de acompañarle perspectivas bastante difíciles. El glioma maligno encontrado en el lóbulo parietal izquierdo del cerebro del senador tiene, en el mejor de los casos, una prognosis incierta. En sus manifestaciones más severas el tiempo medio de supervivencia es inferior a los doce meses. De hecho, el equipo médico que atiende al icono del Partido Demócrata todavía no se ha pronunciado sobre posibles opciones de tratamiento como una combinación de radiación y quimioterapia. Con el agravante de que en el caso de Kennedy, una operación quirúrgica presenta el riesgo de dañar funciones cruciales como el lenguaje y la movilidad de la parte derecha del cuerpo. Por el momento, los planes se limitan a que el senador descanse unos días y dé tiempo a completar pruebas adicionales para determinar una estrategia médica viable ante un tipo de tumor en el cerebro tan difícil de tratar como letal. Cada año, se diagnostican unos 10.000 casos parecidos en EE. UU. de los que solamente la mitad consiguen sobrevivir un año. Y solo una cuarta parte logran pasar el listón de los dos años. Los 76 años del senador también son un factor negativo ya que los gliomas presentan una mayor agresividad con la edad. En un correo electrónico, la joven esposa de Ted Kennedy, Victoria, ha calificado el diagnóstico como una mala jugada que ha dejado a la familia en estado de shock a pesar de todo el genio y figura demostrado por el senador. De acuerdo a estos primeros comentarios, Teddy, como siempre, nos está liderando a todos y no ha perdido el buen humor. Desde un punto de vista político, el Partido Demócrata ni se atreve a plantear posibles planes de sucesión para su senador más emblemático. Desde 1962, Ted Kennedy ocupa en la Cámara Alta el escaño por Massachusetts que dejó vacante su hermano John F. Kennedy al asumir la presidencia. Su octavo mandato se agotará en el 2012. De dimitir o fallecer antes, una reciente ley de Massachusetts exige la celebración de una elección especial en un plazo inferior a seis meses. Lóbulo occipital ABC P. Sánchez Este tipo de cáncer es diagnosticado a 20.000 estadounidenses cada año LADO IZQUIERDO DEL CEREBRO En la mejor evolución, los pacientes pueden sobrevivir hasta cinco años; en la peor, menos de un año Genio y figura