Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC CAE PARTE DE LA CÚPULA DE ETA LOS CÓMPLICES JUEVES 22- -5- -2008 ESPAÑA 17 9 de marzo de 1999 Detenidos en la tregua Seis etarras, entre ellos el cabecilla José Javier Arizkuren, Kantauri fueron detenidos en París durante la tregua que ETA mantuvo entre septiembre de 1998 y diciembre de 1999. En octubre fue capturada Belén González Peñalva, Carmen quien al parecer intervino en Suiza en los contactos con el Gobierno. 22 de febrero de 2001 Txapote en un bar El responsable militar Francisco Javier García Gaztelu, Txapote fue detenido en la terraza de un restaurante en Anglet. En su poder tenía una agenda encriptada y una pistola con una bala en la recámara. En 2005 fue entregado temporalmente a España para ser juzgado por el asesinato de Miguel Ángel Blanco. 3 de octubre de 2004 19 de diciembre de 2002 La primera de Susper El arsenal de Antza Ibón Fernández de Iradi, Susper fue capturado en Bayona, aunque dos días después huyó a través de un tragaluz de la comisaría. El jefe militar etarra fue nuevamente detenido un año después. La documentación que se le intervino ha sido de gran utilidad en numerosas investigaciones. Mikel Albizu, Mikel Antza y Soledad Iparragirre, Anboto fueron detenidos en la operación contra ETA más importante después de la de Bidart. La Policía halló el mayor arsenal jamás descubierto en Francia: 561 armas, 238 granadas, 30 morteros, un lanzagranadas, dos misiles y 1.300 kilos de explosivo. García Gaztelu, Txapote ABC Con piel de cordero La detención de José Antonio Barandiarán, ex alcalde de Andoain bajo la marca EH y considerado como una voz de peso en el ámbito batasuno ha, sorprendido en la localidad s Hasta la fecha se le había venido considerando un moderado BLANCA TORQUEMADA MADRID. Lo de Ainhoa Ozaeta, que se borró del mapa en cuanto Garzón ilegalizó Euskal Herritarrok (EH) y la dejó sin cargo público, no ha chocado en el pueblo. Lo de José Antonio Barandiarán, sí. Y mucho. El que fue alcalde de Andoain entre 1999 y 2003 bajo la marca EH siempre se ha mostrado especialmente hábil en agazaparse bajo una pelliza de cordero que le ha hecho aparecer no pocas veces como uno de los elementos recuperables de ese mundo Hasta que ayer fue detenido en la operación contra el aparato político de ETA. Barandiarán fue cabeza del gobierno municipal que ha rubricado las páginas más negras de la localidad guipuzcoana, pues bajo su mandato fueron asesinados en el pueblo José Luis López de la Calle, el 7 de mayo de 2000, y el jefe de la policía local Joxeba Pagazaurtundúa, en enero de 2003. Pese a ello logró en esa etapa, con cierta eficacia, tejer el artificio de su distancia de los pistoleros. Por ejemplo, se disculpó en una carta dirigida a la familia del periodista asesinado (misiva que, además, se encargó de hacer pública) por no haber asistido a sus funerales; algo que deseaba hacer, dijo, pero que temía que fuera malinterpretado Fuera de foco, tras el atentado de Pagaza también se puso en contacto con algunas personas próximas al asesinado para reiterarles que lamentaba el crimen. Pinceladas de barniz civilizado desmentidas por la corrosiva realidad: cuando en febrero de 2002 se especuló con que varios alcaldes con peso en el ámbito batasuno estaban considerando no volver a presentarse a las elecciones si ETA seguía matando. Se atribuyó ese órdago a la banda al entonces primer edil de Tolosa, Antton Izagirre, y al propio Barandiarán, quienes se encargaron de desmentir categóricamente una ensoñación que, dijeron, sólo buscaba dividir a la izquierda abertzale Al tiempo, mientras su voz iba adquiriendo fuerza en el entorno proetarra, la situación en Andoain se hacía irrespirable. En 1999, Barandiarán se había hecho con la alcaldía en segunda votación, por una ventaja de sólo sesenta votos sobre el PSE. El Consistorio estaba absolutamente fragmentado (cinco ediles de EH y otros tantos socialistas y de la coalición PNV- EA) y las mociones de censura que se presentaron en 2000 y 2003, tras los asesinatos de López de Lacalle y Pagazaurtundúa, fracasaron porque los nacionalistas moderados de PNV y EA, coaligados, adujeron que crispaban aún más Eso, pese a que las sombras del siniestro papel de chivateo y cobijo de los movimientos etarras por parte de los ayuntamientos batasunos se cernían singularmente sobre el de Andoain, tras dos asesinatos. El de Pagaza aún impune hoy, llamó la atención de los entendidos, pues no es fácil atentar contra un experto policía si no es con una sólida cobertura detrás. Además, desde 2000 no se ha detenido en esta localidad ni a un solo terrorista, ni a acti- Sospecha de chivateo El ex alcalde de Andoain José Antonio Barandiarán vistas de kale borroka La actividad municipal mientras Barandiarán tuvo el bastón de mando fue ignominiosa, delirante y ajena a los intereses cotidianos de los ciudadanos, hasta el momento mismo de la ilegalización de EH. Como ejemplo, además de la oleada de salvajes ataques contra las viviendas y vehículos particulares de concejales socialistas, la compra con cargo EFE al erario público de un ordenador para el etarra Asier Oyarzábal Baltza entonces encarcelado en Francia. Pero los buenos modales de Barandiarán, que ha continuado en el pueblo hasta que ayer fue detenido y que en 2007 intentó colarse de nuevo en el Consistorio en una lista anulada, habían logrado desdibujar tantas evidencias. Incluso ante sus vecinos.