Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA CAE PARTE DE LA CÚPULA DE ETA LA INVESTIGACIÓN JUEVES 22 s 5 s 2008 ABC Una dirección detrás de otra 5 de noviembre de 1986 La cooperativa Sokoa Fue la prim 0 era gran operación policial contra el entramado financiero de ETA. La policía francesa descubrió en la fábrica Sokoa (Hendaya) un arsenal y documentación sobre la financiación de la banda a través del chantaje a los empresarios. Fue detenido el jefe de finanzas, José Arrieta Zubimendi, Azkoiti 29 de marzo de 1992 Cae Artapalo ETA recibió en Bidart el golpe más duro de su historia, fruto de la colaboración con Francia. La operación policial culminó con la captura de Francisco Múgica Garmendia, Pakito José L. Álvarez Santacristina, Txelis y José María Arregi Erostarbe, Fiti jefes militar, político y de logística, respectivamente. Furgones policiales en los que iba detenida la cúpula etarra ABC Thierry el gendarme de Batasuna En su poder había análisis sobre las negociaciones y documentos sobre el proceso Bide Eginez de la coalición J. P. D. M. C. M. MADRID. ETA mantiene, si no lo ha incrementado, el papel de gendarme y fiscalizador de las actividades de Batasuna y sus tramas políticas afines, según se desprende de la amplia documentación incautada a Francisco Javier López Peña, Thierry al jefe del aparato político Salaberría y al resto de de detenidos en el piso de seguridad de Burdeos. Una parte de las investigaciones se centraban ayer en el análisis en profundidad de esa documentación, la mayoría de ella almacenada en soporte informático, en concreto, en tres memorias USB. A la espera de que concluyan las pesquisas, fuentes de la lucha antiterrorista señalaron ayer que entre el material requisado figuran informes sobre el denominado proceso de paz llevado a cabo entre la organización criminal y el Ejecutivo de Zapatero. Incluso habría anotaciones con referencias a las conversaciones de Loyola -mesa política compartida por PSE, PNV y Batasuna en la que se habló de un nuevo marco jurídico político para el País Vasco y Navarra- que ahora la denominada izquierda abertzale pretende desempolvar. En su día, tanto nacionalistas como socialistas reprocharon a Otegi que se hubiera levantado de aquella mesa por orden expreso de los cabecillas etarras. La Policía francesa, además, ha encontrado en este piso de seguridad del aparato político de ETA un informe sobre los últimos procesos electorales- -las municipales, en las que la banda coló a ANV- -y las generales- -en las que pidió la abstención por no poder presentar listas trampa- copias de la ponencia Aurrerá (Adelante) y referencias al proceso interno, denominado Bide eginez que la coalición ilegaliza- EL RASTRO DE LOS PISTOLEROS Javier López Peña Nacido en 1954 en Galdácano (Vizcaya) Thierry ingresó en la banda en 1980. Tres años después fue detenido por primera vez en Bayona junto a ocho individuos, entre ellos el que fuera portavoz proetarra Arnaldo Otegi, ahora en prisión. Tras quedar en libertad se trasladó a Cuba y a su regreso se incorporó a la dirección de la banda, donde se ha hecho cargo de los zulos, los taldes de reserva y los responsables de cursillos. Ahora formaba parte de la cúpula etarra- -era su jefe militar- e incluso hay quien le atribuye la ruptura de la tregua y la salvajada de la T- 4, aunque fuentes solventes insisten en que este tipo de decisiones son tomadas de forma colegiada por el comité ejecutivo de ETA. Jon Salaberria Ex parlamentario de Sozialista Abertzaleak y ahora jefe del aparato político de ETA, utilizó la la Cámara vasca para justificar los asesinatos de ETA. Nació en 1969 en San Sebastián y en 1995 fue detenido por coordinar a los jefes de los grupos Y de apoyo a ETA en Guipúzcoa. En 1998 fue condenado a un año por pertenencia a uno de estos grupos, aunque fue absuelto luego por el Supremo. El 31 de julio de 2001 Garzón pidió al TSJPV que investigara a Salaberria y Ternera por su pertenencia a Ekin, ya que ambos eran aforados. En mayo de 2005, la Audiencia Nacional ordena su busca y captura al no ir a declarar en el sumario que investigaba la subordinación de Batasuna a ETA. Había huido. Ainhoa Ozaeta Compañera sentimental del hijo de Josu Ternera, Ekaitz, hay quien afirma que esta mujer, de 33 años, fue la etarra que leyó el comunicado del anuncio de la última tregua, aunque en modo alguno está confirmado este extremo. No obstante, sí se sabe que formaba parte del aparato político de la banda. En 2003 formaba parte de la dirección de la ilegalizada Batasuna y se cree que mantuvo reuniones secretas con Josu Ternera, quien por entonces ya estaba en la clandestinidad al haber huido de España. Ozaeta fue concejal del Ayuntamiento de Andoain desde 2000 a 2003, donde colaboró estrechamente con el alcalde igualmente proetarra José Antonio Barandiarán, también detenido ayer. Igor Suberbiola Nacido en San Sebastián en mayo de 1979, es el más joven de los detenidos, aunque ya tiene una cierta trayectoria terrorista. Fue responsable de un taller donde se imprimían los zutabes (boletines internos de la banda terrorista) Desde junio de 2003 pesa sobre él una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión del Juzgado Central de Instrucción 5 por un delito de pertenencia a banda armada. Había sido detenido en marzo de 2001 junto a otros quince jóvenes por orden de Garzón dentro de la causa abierta contra Haika, fusión de Jarrai y Gazteriak, la organización juvenil de apoyo a ETA en Francia. El 13 de febrero de 2002 quedó en libertad bajo fianza de 30.000 euros. Ponencia Aurrerá da concluyó en enero de 2006. Un proceso enfocado a afrontar el proceso de paz y en el que, por cierto, tuvo un papel relevante la etarra Ainhoa Ozaeta. De acuerdo con las mismas fuentes, en poder de Francisco Javier López Peña y Jon Salaberria se han encontrado comunicados de ETA en los que se reivindican atentados y se lanzan amenazas y algunas referen- cias a las reivindicaciones de los presos etarras. Asimismo, los terroristas tenían documentos que en medios de la lucha antiterrorista han sido calificados como tácticos y que recogerían los planes más inmediatos de ETA, en un contexto, como el actual, en el que la banda ha emprendido una ofensiva criminal con el objetivo de presionar al Gobierno y forzarle a un nuevo proceso. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue más lejos y se mostró ayer convencido de que los cabecillas detenidos en Burdeos fueron quienes ordenaron los últimos atentados y, por tanto, se encontraban en disposición de instar a los comandos a perpetrar otros más. Órdenes estas últimas felizmente abortadas por la Guardia Civil y la Gendarmería francesa. Los mismos medios consultados por ABC consideran, no obstante, que aún debe pasar tiempo para procesar la abundante y valiosa documentación incautada, sobre todo la que está almacenada y que lo más relevante de la misma está aún por conocerse A los expertos no les extrañaría que entre la documentación aparezcan también listados de posibles objetivos.