Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 s 5 s 2008 OPINIÓN 11 HONOR AL CHIKILICUATRE EXTERIOR UNA RAYA EN EL AGUA LA ZONA OSCURA DEL PRESIDENTE H mejantes, rumanos o paquistaníes, después de haberlos ONOR y gloria a Rodolfo Chikilicuatre, rompecontratado para pasear y cambiar el pañal a nuestros dor de solemnes, enemigo de vacíos, adelantado octogenarios: tratamos luego de reembarcarlos para mayor de la burla, alanceador de la pompa, terasus países amenazándoles con fusil ametrallador. Los peuta de tantos de nosotros, necesitados de esta suerte muchachos burgueses, educados en las palizas de televide noble mofa, lacerante e inocua... sión, atizan palizas luego, a la salida del colegio. Cantamos estos títulos con la emoción del chambeY es aquí donde aparecen por fin, para contrarrestar lán al introducir ante el emperador de Bizancio a Teodola oleada de barbarie, millares de actores, admirables, ro Comneno, señor de Adrianópolis, duque de Tracia, algunos extraordinarios, de genio, como Chikidéspota del Epiro. Y escribimos, créasenos, con licuatre (casi comparables a Cañizares, Quesala mayor seriedad estas notas en honor de quien da o Marimar, en Camera Café) Rodolfo y otros ha de representar a España en Eurovisión. desinhibidos pelean por una causa, quizá no inRodolfo Chikilicuatre ha tenido el valor de tuida por ellos: la necesidad de tranquilizarnos, enfrentarse al establecimiento de Madrid, tamde hacer frente a la ansiedad, de olvidar por una bién al de Ávila, Valladolid, Cartagena, Tarragotarde, una sola, las angustias cotidianas, la hipona o Badajoz... Respetamos y amamos a los abuteca impagada, la enfermedad de un hijo. Ellos lenses, pacenses, tarraconenses, vallisoletanos. repiten, estamos aquí, contra el falso aplomo, Pero no podemos resistir ni un minuto más a sus DARÍO dispuestos a defender a quienes se ríen (para eminnobles próceres, a sus establecidos de medio VALCÁRCEL pezar de sí mismos) Rebélate, baila el chiki chipelo, casi todos machos, bajitos, gordos, de pelo ki. El mensaje de la parodia nos salva, como una cita de cano, vociferantes, rotundos, modestamente acaudalaMontaigne: no hay trayectoria tan fascinante como el dos, poseídos de la verdad, despreciadores del procomovimiento de la mente; toda sensibilidad educada abomún, ávidos y necios. Este valeroso actor, Rodolfo Chirrece la crueldad. Mismo mensaje en Cervantes: Don quilicuatre, les ha asestado un gran golpe. Nuestro homQuijote entra en Barcelona, no había visto jamás el mar, bre obtuvo 109.995 votos en la preselección de Myspace, es una mañana de sol con la playa y la muralla abarrotadespués de que su video obtuviera 2.300.000 visitas en das, la escuadra al fondo disparando salvas contestadas YouTube. En Illueca, Zaragoza, una moción vecinal prodesde las torres de la ciudad en medio de la música atropuso que el nombre de la calle General Franco fuera susnadora, la tierra jocunda, el mar alegre, el aire claro... El tituido por el de Chiki Chiki, según leemos en Semanal Terrat sigue alumbrando genios, 400 años después, un TV Hasta el pavo Dustin, venido de Hibernia, ha senti. astro nuevo, una supernova. Por eso escribimos sobre esdo un estremecimiento ante la llegada en tromba del te enorme fenómeno internacional, global: una fuerza conjunto español. Pasado mañana veremos el resultado desarticulada que se articulará para imponerse unos final en La 1. Confiamos en la pedicura de Remedios años y desaparecer después. Esa es nuestra tesis freak, Amaya y en aquel ritmo, I love you mi vida. en esta columna. Freak no es lo casposo sino lo improceFondo de la cuestión: violencia, crueldad y odio se dente, el que va al cine Callao, al estreno de La Guerra han apoderado de las cadenas de televisión, efectivade las Galaxias disfrazado de Darth Vader y avanza immente convertidas en cadenas. Esa siembra, como la perturbable hacia el acomodador, serio, tras su máscara muerte industrial narrada por Hanna Arendt, no pronegra, riéndose pero serio, pitorreándose de los reporteducirá angelitos, ténganlo por seguro. No se puede aboros y de sus flashes antiguos. Un modo poético de ganar nar la tierra durante años y años con caca de serpiente terreno: tomar el atajo, no enredarse en el circunloquio. y esperar a que broten de ahí muchachos angelicales. Plantar cara a la adversidad. Perrea, perrea. No queremos mezclar, pero expulsamos a nuestros se- L AS aguas de la España decente de Zapatero se han separado, con la ayuda mercenaria del nacionalismo catalán, para abrir paso hasta la patronal privada a un asesor de La Moncloa. Numerosos socialistas se han tapado la nariz, según la vieja costumbre de la obediencia política, y han avalado el tránsito a expensas de sus evidentes escrúpulos, a pesar de compartir moralmente los reparos de una oposición armada con el impecable razonamiento de que si semejante operación es legal, urge cambiar la ley que la permite o la ampara. Pero el debate del maloliente caIGNACIO so Taguas centrado en los CAMACHO aspectos éticos de la incompatibilidad política, ha dejado escapar una cuestión mucho más fundamental en la evaluación de la calidad democrática. La cuestión de la transparencia. Nadie sabe qué informes ha podido elaborar la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, dirigida hasta hace pocos días por el señor David Taguas, sobre el sector de la construcción, presidido desde hace pocos días por el señor David Taguas. Nadie sabe qué capacidad exacta de influencia tenía Taguas sobre las decisiones del Gobierno en materia de licitación de contratos públicos, planes de vivienda protegida o, incluso, política energética, un segmento estratégico en el que las constructoras poseen fuertes intereses. Y nadie lo sabe porque en España- -a diferencia de Estados Unidos y otras democracias avanzadas, donde existen registros específicos de esa clase de actividades de asesoría presidencial- -no hay mecanismos de control sobre el funcionamiento de los aparatos de apoyo del jefe del Ejecutivo, auténticas zonas oscuras en cuyas sombras se tejen las líneas maestras del poder. Tampoco existen en nuestro país disposiciones que obliguen a los grupos parlamentarios a detallar las consecuencias que sus negociaciones puedan tener sobre el presupuesto público, por lo que el precio del respaldo de CiU al visto bueno de la Cortes permanece asimismo en la más sospechosa penumbra. De este modo, toda la operación de desembarco de un consejero del presidente en el lobby del hormigón y el ladrillo queda sumida en una inaceptable oscuridad propia de sistemas de baja intensidad democrática. Y evidencia el doble rasero- -un auténtico embudo- -con que Zapatero mide su proclamada vocación de regeneracionismo institucional. Tan aficionado como es a legislar sobre derechos sociales y a profundizar en la democracia deliberativa, el presidente podría empezar por su propio entorno. Dando transparencia a las actividades de su numerosa fontanería y publicidad a los acuerdos muñidos por su mayoría parlamentaria. Otorgando a la Cámara en que se residencia la soberanía popular capacidad para conocer e investigar los tejemanejes de su amplísima corte de consejeros, ayudantes, secretarios, subalternos y edecanes. Y disipando la sensación de que el verdadero poder reside en unas covachas de brujos que traman planes y estrategias fuera del foco de la luz pública, protegidos por el manto de opacidad que les otorga el favor de un César displicente con sus propios principios.