Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 21 s 5 s 2008 ABC PREMIO LUCA DE TENA Soy optimista ante la situación política actual de Colombia Felipe López Caballero s Editor del grupo editorial Semana En 1982 fundó la revista Semana que es el referente del actual periodismo de su país. Al consolidarla, creó un grupo editorial que incluye diversos productos y es el segundo de Colombia TULIO DEMICHELI MADRID. Nieto e hijo de los presidentes liberales Alfonso López Pumarejo (1942- 46) y Adolfo López Michelsen (1974- 78) la candidatura del editor colombiano al Premio Luca de Tena fue presentada por el ex presidente conservador Andrés Pastrana. Aún así, Felipe López Caballero- -quien fuera en su juventud secretario privado de su padre durante aquel periodo presidencial- -confesaba ayer a ABC que esa vinculación con la política ha sido la mayor limitación que he encontrado, porque en Colombia existe un rechazo a las publicaciones políticas. Entonces, una persona que tiene los antecedentes políticos de mi familia, realmente se tropieza con un obstáculo cuando trata de crear un medio independiente. En los 26 años que lleva la revista Semana prácticamente nunca se ha cubierto políticamente a mi familia. Prefiero evitarlo antes que promocionarlo to tipo de crítica y tuvimos amenazas serias, de forma que en un momento dado me tocó salir del país. Recuerden que él mató jueces, candidatos a la presidencia, periodistas, magistrados... -El momento más agradable está siendo este reconocimiento que me hace el diario ABC después de un cuarto de siglo de una lucha permanente por mantenernos en el periodismo de papel que va en contra de la tecnología contemporánea. Es un reconocimiento que me hace sentir muy orgulloso. ¿Y el momento más feliz? ¿Cuál es el ideario de Semana que es el punto de referencia del periodismo colombiano? -Es un lugar común decir que es una publicación independiente lo único que les garantizo es que no es liberal ni conservadora, sino ajena a cualquier consideración política. Diría, además, que es una publicación con fines comerciales, cosa que casi nadie reconoce en el mundo del periodismo. Primero surgió la revista y luego se creó, con base en su éxito, un grupo editorial que hoy es el segundo de Colombia, con siete publicaciones diferentes. El grupo empresarial tiene revistas femeninas como Fucsia; revistas de negocios y economía, como Dinero; una revista El periodista colombiano Felipe López Caballero para hombres, Soho; otra tipo Hola, de sociedad y farándula, Jet Set... Después de consolidar Semana se crearon diferentes productos basados en su credibilidad. Volviendo al ideario, Semana pretende no tener prejuicios. Pretende porque pretender tener objetividad en periodismo es una afirmación un poco temeraria. latinoamericanos de mi edad, tres modelos. Teníamos como referencia la revista Time. Después de eso, el éxito de la revista Cambio 16 en España, que demostró que una publicación de esta naturaleza podía tener en nuestros países de habla hispana un éxito como el que tuvo incialmente Juan Tomás de Salas. Y ahora que las revistas de actualidad están siendo retadas por internet, la nueva referencia es The Economist. En otras palabras, el servicio que puede esperar una persona de una revista hoy no es tanto informarse, sino ser orientada o tener un ángulo un poco editorial. Porque la radio, la televisión y los programas de cable son tan ágiles, que el único servicio adicional que uno puede prestar cuando está en prensa escrita, es el análisis. Este reconocimiento me hace sentir muy orgulloso después de un cuarto de siglo de una lucha permanente por mantenernos en el periodismo de papel, que va en contra de la actual tecnología ¿Cuáles fueron los modelos que siguió para fundar la revista? -Yo he tenido, como todos los -En Colombia existen problemas de seguridad. Como es un país con un grado de violencia alto, el cubrimiento objetivo de la información, ya sea sobre el narcotráfico, la guerrilla o el paramilitarismo, entraña riesgos. Y realmente es un país donde muchos periodistas han muerto por decir la verdad. El momento más difícil ocurrió en algunas etapas del cubrimiento de las guerras de Pablo Escobar, porque era un narcotraficante que no toleraba cier- -A lo largo de estos años, ¿cuáles han sido los momentos más difíciles que ha vivido como editor? Semblanza de un hombre al que no le sedujo la política, sino el periodismo ABC MADRID. Felipe López Caballero nació en Bogotá el 10 de noviembre de 1947. Estudió Economía en la Universidad de Londres y logró ser Fullbright Fellow en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de Harvard. Entre los años 1968 y 1971 fue delegado de la Federación de Cafeteros de Colombia en Londres. Durante el periodo presidencial de su padre, Adolfo López Michelsen, se hizo cargo de la Secretaría privada de la Presidencia. Sin embargo, a Felipe López Caballero la política no le sedujo y en 1982 fundó la revista Semana, que es el punto de referencia del periodismo colombiano dentro y fuera de sus fronteras. A partir del éxito obtenido por esa gran publicación en la que se han formado numerosos periodistas de su país, se fue creando un grupo editorial que incluye productos muy variados. Así, en 1993 apareció Dinero, dedicada al mundo de los negocios. Luego, se fundó Semana Colección, a la que en 2001 se bautizó como Fucsia y que está dirigida al mundo de la mujer. Soho apareció en 1999 y se especializa en el mundo de los hombres. Jet Set fue creada en 1998 y es una publicación tipo Hola. Ese mismo año, se creó Semana Junior, dirigida al público adolescente. Ya en 2004, se fundó Plan B, una guía del ocio de Bogotá, y en 2005, el suplemento cultural Arcadia, que acompaña a Semana. ¿No teme usted internet? ¿Se puede competir con la Red? -Lo único que puede competir con internet es el análisis, porque la velocidad uno la tiene ya perdida. Sin embargo, vean que las revistas de actualidad son importantes hoy en Italia y en Alemania, aunque dejaron de serlo en EE. UU. y en los otros países europeos, incluso, hasta en Francia. Y hoy es más importante The Economist que Time o Newsweek. Ahí se ve un