Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID www. abc. es madrid MIÉRCOLES 21- -5- -2008 ABC LOS TENTÁCULOS DE LA RED 1- A finales de abril se La Ketamina producen las detenciones en la calle Antonio López (A) de Madrid, y en un chalé de Torrejón de la Calzada (B) A 2- La red transportaba inmigrantes ilegales desde China, y drogas desde Holanda. Desde allí se traía hasta Madrid, siendo distribuida posteriormente a Italia y Portugal Conocida por Vitamina K o Special K Se usa como alucinógeno (en veterinaria como sedante para animales) Se encuentra como líquido incoloro, polvo, cristalitos o cápsulas ABC EFE Se consume oralmente, inyectada o esnifada B CHINA 3- El jueves 7 de mayo cae el cabecilla y el resto de la banda (un total de 14) Puede producir delirios, pérdidas de consciencia, amnesia problemas de psicomotricidad y problemas respiratorios Cae la mayor banda de narcos chinos de España con 35.000 pastillas de éxtasis La operación policial se salda con catorce detenidos s La red había distribuido droga en mal estado, lo que llevó a la Policía a precipitar las detenciones G. D. OLMO MADRID. Las mafias chinas amplían sus negocios y extienden sus tentáculos al narcotráfico. La caída de la mayor red de traficantes chinos de España ha destapado la entrada en este mundo, inédita hasta ahora, de bandas de dicha nacionalidada. Al amparo de oscuras tramas- -con frecuencia relacionadas con las temibles triadas Madrid se ha convertido en los últimos años en una de sus bases de operaciones. Sin embargo, la droga parecía quedar fuera de sus operaciones delictivas. La red desarticulada por la Policía Nacional operaba en gran parte de la geografía nacional y se extendía a países como Italia o Portugal. La banda introducía además inmigrantes clandestinos en España y les obligaba a llevar consigo alijos de droga a cambio de facilitarles el viaje y documentación falsa. Lo que no pudo evitar la Policía fue la intoxicación de muchos consumidores a los que la banda vendió droga adulterada, hecho que desencadenó la primera fase de la operación Salitre a finales del mes pasado. Dicha operación, de la que ya informó ABC, se saldó con la detención de seis personas. El pasado jueves fueron detenidas otras catorce. Al cabecilla de la banda le fueron intervenidas 5.000 pastillas de éxtasis. En total han sido aprehendidas 35.000. La irrupción de las mafias chinas en el negocio del narcotráfico augura un nuevo reto para las Fuerzas de Seguridad. Las investigaciones arrancaron en el marco de un sumario instruido por la Audiencia Nacional en relación con una organización dedicada a la falsificación de tarjetas de crédito. La operación fue desarrollada por los agentes del Grupo XX de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (Udyco) especializados en la persecución de las mafias chinas. Los detenidos en la primera fase fueron acusados de distribuir una droga conocida como Calvin Klein una peligrosa mezcla de cocaína con ketamina. Siguiendo la pista de uno de los implicados, A. Ming, los agentes comprobaron que adquiría ingentes partidas de Kin, una sustancia veterinaria empleada en la fabricación de la ketamina. Sin embargo, Ming ni es veterinario ni tiene ocupación conocida alguna. Los funcionarios comprobaron que ni siquiera tenía un domicilio fijo en España, sino A la banda se le incautaron 35.000 pastillas de éxtasis y kin un anestésico veterinario que vivía a caballo entre nuestro país y Holanda. Cuando estaba en España era frecuente que durmiera en locutorios regentados por alguna de sus amistades. Pronto se revelaría que este dato no era en absoluto casual. En Holanda, dada la mayor permisividad de su ordenamiento jurídico, resulta más asequible proveerse de éxtasis y marihuana, otros de los productos ofertados por la red desarticulada. Las pesquisas desvelaron que Ming y sus compinches viajaban en avión o en autobús a nuestro país, transportando la droga en sus equipajes. Fuentes policiales explicaron que estos presuntos delincuentes no se complicaban en exceso la vida a la hora de ocultar su mercancía y reconocieron que pudieron introducir grandes can- La pista del kin El cabecilla era uno de los clientes de otra red que vendía kin, una sustancia que arrasa entre la colonia china tidades a través del aeropuerto de Barajas. En el momento de su detención, Ming portaba consigo nada menos que 5.000 pastillas de éxtasis. Aunque la banda de Ming lllevaba tiempo en el punto de mira de los investigadores, estos se decidieron a realizar detenciones después de comprobar que algunas de las dosis distribuidas en Sevilla, al estar en mal estado, habían producido vomitonas entre los consumidores. Los funcionarios, que tenían intervenidos los teléfonos de los presuntos criminales, averiguaron que todo un