Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 s 5 s 2008 INTERNACIONAL 41 Beichuan pierde a sus hijos El terremoto derribó 9.600 escuelas y sepultó a miles de estudiantes, muchos de ellos hijos únicos por la política de control de natalidad vigente en China s Los supervivientes han sido evacuados al no poder seguir residiendo en este entorno apocalíptico TEXTO Y FOTO PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL BEICHUAN (CHINA) En Beichuan, la ciudad más afectada por el terremoto que sacudió a la provincia china de Sichuan la semana pasada, su vecino más afortunado sólo ha perdido la casa. Encajada al fondo de un valle rodeado de montañas que se desgajaron por la mitad, esta localidad ha sido arrasada por el seísmo, que ha causado más de 40.000 muertos y ha dejado a cinco millones de damnificados sin hogar. La cifra final podría llegar a los 50.000 fallecidos porque aún quedan unas 9.500 personas sepultadas bajo los escombros, como la mujer de 61 años que fue rescatada ayer tras haber sobrevivido 195 horas bebiendo el agua de la lluvia o el joven de 30 que aguantó 179 horas. Muchos de estos desaparecidos se encuentran entre las ruinas de Beichuan, donde se han derrumbado casi todos sus edificios. Los bloques de viviendas se vinieron abajo sobre las plantas inferiores, por lo que aún quedan inmuebles con las fachadas vencidas en precario equilibrio y a punto de desplomarse. Otros edificios han quedado reducidos a un amasijo de cascotes e hierros de los que emergen los restos de una vida anterior: cochecitos de niños cubiertos de polvo, muebles despanzurrados y viejas fotografías familiares. La devastación es tal que Beichuan parece una ciudad bombardeada en una guerra. Para evitar nuevas víctimas por las réplicas del terremoto, miles de supervivientes han sido trasladados al estadio Jiuzhong de la cercana Miangyan, donde permanecen a la espera sin saber dónde van a vivir. Beichuan es una ciudad marcada por la destrucción y la muerte que ha perdido a una de sus generaciones. Aquí podrían haber perecido más de un millar de niños y adolescentes bajo los escombros de dos escuelas y una guardería, entre cuyos restos aún quedan libros y cuadernos medio destrozados. En el primer colegio, 700 de sus 900 alumnos quedaron enterrados bajo los cascotes y sus cuerpos aún no han sido encontrados. Uno de ellos era Liu Yijun, de 15 años y quien, según sus parientes, podría haber sido feliz, encontrado un buen trabajo en el Gobierno y tenido una familia Pero nada de eso ocurrirá porque su madre, Zhu Fuhui, todavía seguía aguardando ayer para recuperar su cadáver mientras miraba con ansiedad las labores de desescombro. Hemos perdido a nuestro hijo y nuestra casa ha quedado destrozada se lamentó a ABC la mujer, una campesina que vivía en las montañas. La oposición surafricana apela al Ejército para detener la ola xenófoba ABC JOHANNESBURGO. La oposición surafricana, junto a organizaciones humanitarias, exigió ayer en Johannesburgo la intervención del Ejército para detener la ola de ataques xenófobos que sufre el país, según informó la agencia DPA. El líder de la Alianza Democrática, Jack Bloom, sugirió que se usen efectivos de un batallón que están en bases militares cercanas a Johannesburgo y Pretoria para montar puestos de vigilancia y patrullar los barrios más afectados. Eso puede permitir que la Policía, que está mejor entrenada, quede libre para tratar directamente con la población en situaciones graves afirmó. Mientras, medios locales informaron que en la madrugada del martes dos nuevos extranjeros fueron asesinados en el asentamiento de Ramaphosa, al este de Johannesburgo, lo que elevaría la cifra de muertos hasta los 24 fallecidos. Las víctimas de los ataques- -en su mayoría inmigrantes de Zimbabue, Mozambique y Malawi- -están acusados por la turba de apropiarse los escasos puestos de trabajo de la ciudad y de ser responsables de los altos niveles de delincuencia que sufre el país. La Policía detuvo en las últimas horas al menos a 40 personas, mientras miles de ciudadanos se han visto obligados a refugiarse en centros religiosos. Los agresiones, por su parte, han continuado en los barrios marginales de Gugulethu Everest y Joe- Slovo, mientras el diario local The Mercury informaba de un nuevo estallido de violencia contra inmigrantes mozambiqueños en la provincia de Kwazulu- Natal. Telefónica dona un millón de euros para las víctimas ABC MADRID. Telefónica ha donado un millón de euros para atender a los damnificados por el seísmo de Sichuan. Ayer tuvo lugar en la embajada de China en Madrid el acto formal de la entrega al embajador chino Qiu Xiaoqi. Por parte de Telefónica asistieron su director general en Latinoamérica, José María Álvarez Pallete, el director de relaciones internacionales, Francisco de Bergia y el consejero internacional Iñaki Urdangarín. Qiu Xiaoqi agradeció especialmente este gesto de amistad y solidaridad de esta empresa española que tiene grandes inversiones en China Mala calidad en los materiales Un grupo de soldados en las tareas de rescate de Beichuan Debido a la fuerza del seísmo, en toda la zona afectada se derrumbaron 9.600 colegios, lo que ha hecho saltar la alarma sobre la mala calidad de los materiales de construcción debido a la corrupción reinante entre las autoridades. La indignación de los padres, muchos de los cuales han perdido al único hijo que tenían debido a la política de control de natalidad vigente en China, ha llevado al Gobierno a abrir una investigación. No en vano, otro edificio que se vino abajo en Beichuan como un castillo de naipes fue la sede del Gobierno local, donde trabajaba Yang Yong, un funcionario de 38 años cuyo cadáver seguía sepultado bajo los escombros.