Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 21 s 5 s 2008 ABC HORIZONTE Ramón Pérez- Maura El Parlamento británico rechaza rebajar el límite de 24 semanas para poder abortar ra, con una probable gran mayoría conservadora, varios asuntos ahora aprobados puedan ser revisados. El debate celebrado ayer sobre el aborto era el primero que se realizaba en el Parlamento en casi veinte años. En 1990 se acordó rebajar a 24 el plazo máximo de 28 semanas que establecía la vigente ley del aborto de 1967. De acuerdo con la legislación, de todos modos, no existen límites en los supuestos de grave y permanente lesión para la salud física o psíquica de la madre, sustancial riesgo de grave malformación del feto y constatación de que la continuación del embarazo supondría un riesgo mayor para la vida de la madre que continuar el embarazo. De acuerdo con las últimas estadísticas, referidas a 2006, año en que hubo 193.737 abortos en Inglaterra y Gales, el 54,9 por ciento de los abortos tuvieron lugar antes de cumplirse las nueve semanas; el 34,3 por ciento, entre la novena y duodécima semana; el 9,2 por ciento entre las semanas número trece y diecinueve, y el 1,5 por ciento se registró en la vigésima semana o después. Aunque la Iglesia Católica había llevado la voz cantante en la presión para limitar la actual ley del aborto, otras confesiones se habían añadido a la campaña antiaborto. Es el caso de diversas organizaciones musulmanas. Respetamos la visión de los abortistas, pero no estamos de acuerdo en absoluto de acuerdos con ellos porque la vida es sagrada y debe ser protegida indicó Mohammed Shafiq, director de Ramadhan Foundation. La Asociación Médica Británica y el Real Colegio de Enfermeras rechazaban una modificación de la ley, pero una encuesta entre médicos colegiados ha puesto de manifiesto que más de la mitad deseaban la reducción del plazo del aborto. Por otra parte, la Cámara dio luz verde al punto de la ley que elimina la obligación de quien nazca en un proceso de fertilización artificial cuente con un padre y una madre que cuiden de él. De esta forma, se abre la puerta a que mujeres solas y parejas de lesbianas puedan acceder a tratamientos de fecundación in vitro Israel ABC, 11- 05- 08) en su sesenta aniversario el Estado de Israel tiene dos características. Su capacidad de ofrecer la posibilidad de vivir la condición judía con relativa normalidad asegurada por un Estado que se define como judío y una población que mayoritariamente se reconoce en esa identidad y su voluntad de subsistir como una nación democrática La principal diferencia entre ambas características es que mientras que la primera se ha mantenido inalterable desde la fundación del Estado, la segunda es una condición sobrevenida. Pero lo cierto es que sesenta años después de su nacimiento Israel se ha convertido en una isla de democracia en Oriente Medio, una cabeza de puente de nuestros valores. Nadie intentará negar que seis décadas después de su fundación el Estado de Israel está plagado de crisis de identidad y de otros tipos, como la tríada paralizadora que representan tres estamentos israelíes: la judicatura, el Ejército y los funcionarios del Ministerio de Hacienda, según recordaba ayer Shlomo Ben- Ami en el seminario que dedican a este aniversario el Real Instituto Elcano y Casa Sefarad. Sería demasiado prolijo entrar ahora en los riesgos que para la democracia israelí representan esas disfunciones. Pero no está de menos hacer una referencia al frecuente cuestionamiento que se hace desde Occidente de la calidad -es decir, de la falta de calidad- -de la democracia israelí. Como también sería fácil argüir que una comparación de la democracia israelí con las llamadas democracias egipcia, jordana, siria o libanesa- -por mentar sólo a sus vecinos colindantes- -sería un ejercicio tan impracticable que haría sonrojar a quien quiera que intentase tamaña operación. Mas la democracia israelí lo es precisamente porque aspira a jugar en la misma liga que las democracias occidentales. Y de ahí uno de sus grandes valores para nosotros. Y una de sus dificultades al tener que soportar el mismo rasero en la medición de su calidad democrática que otros países que no deben afrontar los problemas con los que convive Israel cada día. NUESTRA CABEZA El intento de reducción del plazo de gestación se apoyaba en los avances sobre DE PUENTE la viabilidad del feto s Todos los partidos omo bien ha recordado en Cestas páginas Jon Juaristi dieron libertad de voto a sus diputados EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El Parlamento británico acordó anoche, tras un largo y apasionado debate, no modificar la actual ley del aborto. La Cámara de los Comunes rechazó varias enmiendas que pretendían rebajar el plazo máximo en el que la interrupción del embarazo es prácticamente libre, que se encuentra fijado en las 24 semanas. La votación más ajustada se produjo sobre la propuesta que planteaba rebajar el límite a las 22 semanas, atendiendo al hecho de que los avances técnicos pueden asegurar en numerosos casos la viabilidad del feto fuera del vientre de la madre cuando alcanza ese tiempo de vida. Un total de 233 diputados votaron por esa reducción, entre ellos el líder del Partido Conservador, David Cameron, y varios ministros católicos del Gobierno; en contra se registraron 304 votos, entre ellos el del primer ministro, Gordon Brown, y el del líder liberal- demócrata, Nick Clegg. Todos los partidos políticos habían dado libertad de voto a sus diputados en los puntos más cruciales de la Ley de Fertilización Humana y Embriología que se ha discutido estos días en Westminster. El hecho de que las enmiendas más decisivas presentadas contra la ley hayan perdido sólo por unos setenta votos (así sucedió también con la rechazada solicitud de que los tratamientos de fecundación in vitro se realicen en familias de padre y madre, y con el intento de impedir la creación de embriones híbridos hombre- animal al 50 por ciento) hace prever que en la próxima legislatu- Los supuestos legales sin plazo Los conservadores, al acecho EPA El Polisario celebra su XXXV aniversario pidiendo la independencia del Sahara Los saharauis iniciaron ayer las celebraciones del 35 aniversario de la creación del Frente Polisario y del comienzo de la lucha armada con un desfile militar en Tifariti, entre vítores y gritos por la independencia de la antigua colonia española. Cerca de 300 representantes internacionales de países europeos, africanos e iberoamericanos asistieron a los actos. En la fotografía un detalle de las tropas Polisarias durante el desfile.