Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 s 5 s 2008 OPINIÓN 11 YA VAMOS POR SANT JOAN DE DÉU EL RECUADRO UNA RAYA EN EL AGUA N cario ha creado en mi pueblo una empresa, a la que deseo O lo habrá traído la cigüeña, supongo, sino un los mayores éxitos, para la retirada de medicamentos caF- 18. Ni habrá venido con un pan bajo el brazo, siducados en las farmacias. ¿Y saben ustedes cómo llaman no con su ración de campaña. Para algo su señora a la retirada de medicinas en las boticas? Agárrense: Lomadre, a la que felicito y le deseo salud para criarlo, es migística inversa Se necesita ser cursi para caer en esta denistra de Defensa. Pero en el bebé de la ministra hay algo generación de la lengua. Pero es el vocabulario que se ha que me sorprende. Ha nacido en un hospital que lleva por impuesto y que nos están metiendo hasta donde pone Tonombre un santo que no existe: Sant Joan de Déu. Yo coledo y pronto vamos a necesitar toda su Escuela de Tranocía al humanitario, abnegado y muy granadino San ductores para entender jerga tan ridícula. Juan de Dios, que entregó su vida en socorro de Menos mal que está en marcha el Diccionaenfermos, tullidos y lisiados. Como nació en Porrio Progre- Español que prepara en Lucena el tugal, de donde vino al Reino de Granada, yo conopsicólogo don Mario Flores Martínez, quien me cía en todo caso al muy luso Sao Joao de Deus. Peenvía un adelanto de su magna obra y me dice: ro, la verdad, Sant Joan de Déu, el del hospital de Se trata de construcciones lingüísticas, abeEsplugas de Llobregat, es un santo catalán al que rrantes en la mayoría de los casos, que pretenden no tenía el gusto de conocer. crear un nuevo lenguaje revestido de moderniY conviene ir conociendo estas cosas, porque dad pero que, en el fondo, no hace sino complicar es la lengua española que nos espera. Dicen que ANTONIO la comunicación. En ese referido afán de moderTeruel no existe. Mentira cochina. La que no exisBURGOS nidad de la progresía se emplean ridiculeces del te ya es Lérida. En las informaciones de tráfico y tipo Segmento de ocio para denominar al recreo de toen los partes meteorológicos, Lérida ha dejado de existir. da la vida. El Diccionario es un portento, una antología Ahora es Lleida. En español, Londres, gracias a Dios, no genial de cretineces al uso, apunten: animador cultural, es London, ni Colonia es Köln, ni Milán es Milano, ni Gicaptación puntual de agua, comité de sabios, cultura solinebra es Geneve, ni Burdeos es Bordeaux, pero Lérida sí daria, contenido curricular, libre configuración, desaes Lleida de todas, todas. Como Gerona tampoco existe rrollo sostenible, Dirección General de Participación y ya, es Girona. Y ni te cuento los topónimos vascongados, Solidaridad en la Educación, familia homoparental, biodonde una voz tan hermosa como Fuenterrabía es Ondadiversidad, interculturalidad, islamofobia, ludoteca, rribia, palabra que es completamente Ondabirria: una bicompañero sentimental, metodologías de implementarria con ondas del cántabro mar. ción, movilidad laboral, panel intergubernamental, Aseguran que no están rompiendo España. No sabe usplan de dinamización de la empleabilidad, tejido industed lo que me alegro. Pero lo que sí han roto ya es la lentrial, unidad convivencial, visibilidad lésbica... O algo gua española. Y no sólo por este imperialismo dictatorial que me suena a guarrerida española de Chiquito de la de las otras lenguas peninsulares, donde nosotros teneCalzada: Sexismo lingüístico ¡Qué cochinerías hacen mos que decir Lleida, pero ellos no dicen San Juan de con la lengua española estos progres! Dios ni quemados, aunque fuera más granadino que la ta ¿Qué lengua es ésta que ha creado su mentalidad dorasca del Corpus, sino Sant Joan de Déu, ¡toma ya! El peliminante y dictatorial? ¿Español? No. Urge, urge ese Dicgro de ruptura no es sólo por este complejo de inferioricionario Progre- Español de Mario Flores. Es la única dedad del castellanohablante ante el vascuence, el catalán fensa que tenemos. Si quieren arrimarle al lexicógrafo de o el gallego. La hermosa lengua española está siendo deslas aberraciones expresivas las perlas que oigan y lean, truida por la imbecilidad ambiente, por la jerga cretina envíenselas a: maritobelpop hotmail. com. A este paso, de políticos y economistas, por el lenguaje políticamente vamos a tener que leer los periódicos con su diccionario. correcto de sus propios hablantes. Un querido amigo boti- EL ENTIERRO DE MONTESQUIEU ALLECE un magistrado del Tribunal Constitucionaly todoelmundo comenta con gran naturalidad dos cosas: que elfinadoestabaadscritoalPPy quesudesaparición allana el camino a la convalidación del Estatuto de Cataluña. Dos razones soberbias para confiar en la justicia. O más exactamente, en la independencia de la justicia, que es lo mismo, pues si no es independiente no es justa. Cuando Guerra anunció, allá por los años ochenta, que había mandado ejecutar a Montesquieu se armóun escándaloconsiderable, pero a la vista está que lo dejó muerto y bien enterrado junto a su teoría de la separación de poderes. Lo IGNACIO peor es que el entierro ha CAMACHO contado con la complicidad de toda la clase política, que a la hora de proteger sus intereses actúacomo un sindicato corporativo. La existencia de una correa de transmisión directa de los partidos mayoritarios al Tribunal Constitucional sería ya de por sí una grave obscenidad política, pero el modo en que los capataces parlamentarios manejan la crisis del órgano jurídico supremo de la democraciaconstituyeuna exhibicióndedesfachatez. El PSOE pretende aprovechar la baja por defunción de un magistrado adversario para consolidar su ventaja numérica, como esos equipos antideportivos que marcan gol cuando hay un rival lesionado en la cancha. Y además ofrece una alternativa chantajista: nada de cubrir la vacante, o se renueva todoelPoderJudicial- -deacuerdo con supreminencia matemática en el Congreso- -o se examina el Estatuto catalán con los efectivos disponibles. Es decir, o mayoría o mayoría. Pero si los políticos apelan con procacidad impúdica al recuento de efectivos del único modo que conocen, que es el de la adscripción sectaria, no tienen menos responsabilidad en esta crisis de sistema unos profesionales jurídicos quellevanaños meciéndoseen elconfortable columpio de la parcialidad banderiza, que les concede carreras de privilegio a cambio de obediencia. Para que haya una justicia independiente, los primeros que han dedefender su independencia son los jueces. Y aunque la reclamen de boquilla, existe ya un largo correlato de sentencias y fallos en los que la posición de los jueces constitucionales y de los miembros del Consejo del Poder Judicial se corresponde milimétricamente con el criterio de los partidos que los designan. Ha llegadola cosaaun extremoquesialgunosedesmarca en conciencia acaba acusado poco menos que de tránsfuga. En estas condiciones, los ciudadanos han comenzado aaceptar con implacableespontaneidad que las leyes se interpretan de una forma elástica de acuerdo con un principio previo de conveniencia política. Esto es la muerte de la democracia, la esclerosis de un sistema corroído por su médula espinal. Y aunque cabría pedirle a la clase dirigente un ejercicio de responsabilidad para contener su tendencia invasiva sobre los poderes de contrapeso, es a los propios profesionales del derecho a quienes corresponde rebelarse en defensa de su dignidad. Para que el TC ejerza como tercera cámara y teniendo en cuenta la inanidad del Senado, nos podríamos ahorrar mucho dinero si en vez de tres lo dejásemos todo en una sola. F