Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES MIÉRCOLES 21 s 5 s 2008 ABC DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA Director Adjunto: Eduardo San Martín. Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas. Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado. Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro. PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área de Publicidad: Adolfo Pastor Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera IBARRETXE EN LA MONCLOA omo era fácil suponer, las dos horas y media de reunión en La Moncloa terminaron sin sorpresas. A pesar de su desafío abierto a las reglas del juego constitucional, el lendakari ha conseguido ser recibido por el presidente del Gobierno antes que el propio Mariano Rajoy o que cualquier otro líder político. Descontada a priori la negativa a sus planes soberanistas, Ibarretxe ha logrado la foto que buscaba como reflejo de una relación bilateral entre el Gobierno de España y el País Vasco. Si se tiene en cuenta que el PSE cuenta con posibilidades de desbancar al PNV en las próximas elecciones autonómicas, la reunión de ayer se concretó en el no de Zapatero y en el empeño de Ibarretxe de continúar con su desafío al Estado. Los nacionalistas toman ahora como base mínima para la negociación los planteamientos que se pusieron sobre la mesa en Loyola. Es absurdo rasgarse a estas alturas las vestiduras, porque ésta es la consecuencia natural de un diálogo que nunca debió producirse y que alienta así nuevas pretensiones inaceptables. Las reuniones inútiles y los eufemismos para ocultar la realidad sólo dan ventaja a quienes cuestionan el orden constitucional ante un Gobierno obligado a pasar de las palabras a los hechos. C GASTO AUTONÓMICO, VUELTA A LAS ANDADAS L presidente del Gobierno tendrá que desplegar sus mejores dotes de persuasión para apaciguar a los barones socialistas frente a las demandas financieras y políticas del gobierno tripartito catalán. Zapatero los ha convocado- -Montilla incluido- -a una reunión en La Moncloa porque la nueva financiación autonómica ha encallado en las disputas que se han abierto en el seno del PSOE. El Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebró ayer no trató este asunto, pero sirvió para que el Gobierno y las comunidades autónomas acordaran dejar sin efecto los límites al endeudamiento de estas últimas, lo que supone la liquidación del objetivo del equilibrio presupuestario y la apertura de un período de indisciplina en el gasto público, muy peligroso en tiempo de crisis económica. El Gobierno ha optado por invertir las prioridades, de manera que en vez de establecer previamente un nuevo modelo que regule la financiación de las comunidades autónomas, con lo que esto supondría, al menos, de implantación de una reglas de juego, ha empezado por liberarlas de unas restricciones que eran necesarias para contener el dispendio autonómico. La posibilidad de que cada autonomía actúe por su cuenta, en términos presupuestarios, agrava aún más el problema político de partida, que es el enfrentamiento entre territorios por la financiación. Los presidentes de Andalucía y Extremadura, Chaves yFernández Vara, respectivamente, hansido losmás explícitosenoponerse a la pretensión de Montilla de negociarbilateralmente con el Estado la financiación de Cataluña. Es sensata la propuesta de que el nuevo modelo financiero del Estado autonómico se discuta yse acuerde entre todaslas autonomías, pero los socialistas podían haberlo pensado mejor mientras se discutía el estatuto de Cataluña. Ni un diputado del PSOE dejó de votar a sufavor y ahora se están recogiendo los frutos de aquella irresponsable reforma estatutaria que ha puesto a Cataluña al margen del funcionamiento político del Estado. La huella de Zapatero queda impresa en la discordia sobre una materia que había sido siempre materia de acuerdo de Estado. El multilateralismo es el método adecuado para decidir sobre lo que es de to- E dos los españoles, el dinero de sus impuestos, y no de los territorios en los que viven. Pero el estatuto de Cataluña ha establecido un régimenconfederal de relacióncon el Estado. Algunos socialistas parecen darse cuenta ahora de esta situación, pero habrán de asumir que el despropósito no sólo se debe al programa político que llevó a cabo su jefe de filas, sino que es Montilla el que lidera el cumplimiento máximo de las disposiciones estatutarias. En la reciente entrevista que publicó ABC, Montilla dejó clara su posición sobre el debate de la financiación autonómica, descartando que suinterlocutorsea otra administración distinta que el Gobierno central. La España de dos categorías ya está vigenteen lo financiero yMontilla se siente respaldado porel estatuto que Zapatero sacó adelante. Sin este estatuto, pendiente todavía de que el TC se pronuncie sobre él, las exigencias del tripartito no tendrían apoyo legal. Pero lo tienen y, por eso, cuando Montilla pideuna relación bilateral conel Estado, está leyendo el Estatuto aprobado por el PSOE, aunque el escenario al que desemboque su reclamación sea el de la ruptura de la solidaridad y de la igualdad entre españoles. La catalanofobia que los socialistas imputaban al PP sería ahora argumento de uso corriente en las quejas de los barones socialistas a cuyas autonomías más puede perjudicar la quiebrade un modelo financiero común. Extremeñosycastellanos socialistas dicenen estosdías lo que el PP advertía en su momento sobre las consecuencias disgregadoras del estatuto catalán. Aunque el TC lo avale en el futuro, estos efectos seguirán siendo gravemente perjudiciales para el interés general de España. El problema subyacente a la disputa entre socialistas por la financiación autonómica esla incertidumbre sobre la viabilidad del Estado constitucional de 1978, basado en una organizaciónautonómica dentro de unmarco unitario. La caricatura socialista de que España no se ha roto es inservible a estas alturas para negar las grietas que se están abriendo en los resortes políticos que deberían servir al Estado para garantizar políticas de cohesión nacional. El PSOE jugó con la Constitución y ahora todos los ciudadanos van a pagar las consecuencias. UN FUTURO PARA LA PAC A Unión Europea ha hecho de la Política Agrícola Común, la conocida PAC, uno de los estandartes de su gestión, y por ello no podía permanecer impasible ante la crisis global de los productos alimenticios. Lo que ha aprobado la Comisión como una revisión de la PAC es en realidad una reforma en toda regla que recorta las ayudas directas a los productores y las sustituye por fondos de fomento al desarrollo rural. Algunos agricultores tienen razones para temer que la reforma les perjudicará, pero también abre nuevos horizontes en circunstancias excepcionales, como la desaparición de las engorrosas cuotas de producción lechera. En la deliberación en el Consejo, el Gobierno está obligado a estudiar cuidadosamente los efectos de la propuesta en cada sector antes de aceptar imposiciones que pueden tener efectos devastadores en algunos sectores, teniendo siempre presente que el abastecimiento alimentario se ha convertido en un factor estratégico de primer orden. Los agricultores y ganaderos, por su parte, deben aprovechar las oportunidades que se abren en este mundo globalizado. L