Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA MARTES 20 s 5 s 2008 ABC Italia enviará a un ministro para que ilustre al Gobierno en inmigración Frattini exige a Zapatero que baje los humos a los miembros de su Gobierno VERÓNICA BECERRIL ROMA. Al ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, ayer se le acabó la paciencia y cansado de tener que dar explicaciones a su país sobre los comentarios que recibe del extranjero, y de él mismo tener que pedir explicaciones sobre las observaciones de ministros de otros países, tomó la decisión de mandar a un ministro a España que pusiera los puntos sobre las íes en materia de seguridad. El elegido ha sido el ministro de Políticas comunitarias, Andrea Ronchi, quien viajará el jueves a España para ilustrar al secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, lo que desconoce sobre la política de inmigración del actual gobierno italiano, según señaló el propio ministro. Frattini, cansado de las acusaciones españolas y de tener que decir a Zapatero que tiene que controlar a sus ministros y hacerles bajar los humos explicó que tomó la decisión del viaje para aclarar los puntos de vista sobre un argumento, como el de inmigración, en el que es necesaria una cooperación estrecha entre Italia y España, porque se trata de un argumento de interés común Además Frattini, al anunciar el envío del ministro Ronchi a España, no olvidó recordar que Zapatero, en dos ocasiones, ha tenido que desmentir a sus ministros, así que francamente considero que ha llegado la hora de acabar con este asunto El ministro de Exteriores italiano encargó al embajador de su país en Madrid, Pasquale Terracciano, ocuparse del encuentro, y éste se puso de inmediato manos a la obra estableciendo el contacto entre los dos gobiernos. Frattini es un hombre determinado que ante las primeras acusaciones de la vicepresidenta española salió enseguida ante los medios evitando un incidente diplomático al aclarar que Zapatero había explicado las palabras de María Teresea Fernández de la Vega. Pero las acusaciones del ministro de Trabajo fueron la gota que colmó el vaso. En una entrevista televisiva concedida ayer, Frattini calificó de imprudentes y espontáneas las afirmaciones de Celestino Corbacho e invitó a Zapatero a indicar u ordenar a sus ministros que eviten polémicas inútiles que son contrarias a la dirección del Gobierno español Tampoco ayudaron precisamente las ocurrencias de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que hizo unas declaraciones a El País en el sentido de que le pagaría un psiquiatra a Berlusconi, aunque no sé si sería demasiado efectivo. Le harían falta muchas sesiones En declaraciones al Corriere della Sera el ministro italiano para las Políticas Comunitarias, Andrea Ronchi, pidió a Zapatero que tome distancias del bajo tono utilizado por la ministra Bibiana Aído, que dando por loco a Berlusconi también ha dado por locos a los italianos que lo han votado y lo han elegido Un poco más calmado, el ministro de Exteriores italiano deseó una colaboración mediterránea mayor en lo relacionado a las políticas de inmigración, porque España entiende perfectamente, y de esto estoy seguro, que sin una colaboración mediterránea y europea, los flujos migratorios que hoy llegan a Lampedusa (Sicilia) mañana podrían estar en las islas Canarias con la misma intensidad con la que llegaban antes, cuando yo era responsable europeo de inmigración Con esta sentencia- amenaza, Frattini dio por zanjado el asunto confiando en el joven Ronchi el entendimiento entre los dos gobiernos. Licenciado en Ciencias Políticas, Ronchi ha militado desde muy joven en la Alianza Nacional de Gianfranco Fini, pero tiene poca experiencia ministerial. AP Zapatero tampoco visitará Estados Unidos en 2008 RELIGIÓN El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, descartó ayer en Washington que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, realice una visita oficial a Estados Unidos antes de concluir el mandato de Bush. Moratinos se reunió ayer en Washington con la secretaria de Estado Condoleezza Rice. Las ocurrencias de Aído El Papa pide prudencia a la Conferencia Episcopal en las tensiones con el Ejecutivo Madrid podría acoger la próxima Jornada Mundial de la Juventud después de la que tendrá lugar en Sidney del 15 al 20 de julio JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Benedicto XVI recibió ayer al Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, presidido por el cardenal Antonio María Rouco Varela, con motivo de la elección de los nuevos cargos. El encuentro tuvo un carácter muy cordial, pero a la vez práctico, pues el Santo Padre conoce muy bien y sigue de cerca la situación de España. Aunque el tema principal fue la actividad ordinaria de la Iglesia y no los conflictos con el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, fuentes vaticanas adelantaron que la Santa Sede aconsejaría prudencia respecto a las tensiones con el Gobierno, en la búsqueda de una actitud constructiva en los temas en que sea posible. Aparte de los temas de los asuntos inmediatos, los obispos españoles y el Vaticano llevan tiempo estudiando algunos planes para el futuro, como la celebración en Madrid de la próxima Jornada Mundial de la Juventud, después de la que tendrá lugar en Sidney del 15 al 20 de julio. Al término de ese encuentro con cientos de miles de jóvenes en Australia, Benedicto XVI anunciará el lugar de la próxima cita, que podría ser la capital española en 2010, en una visita precedida quizá por una etapa en Santiago de Compostela aprovechando la coincidencia con el Año Santo Jacobeo. El Santo Padre recibió en su biblioteca al Comité Ejecutivo, formado por los cardenales de Madrid, Antonio María Rouco Varela; de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo; de Toledo, Antonio Canizares, y de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, junto con el obispo de Bilbao y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez; el obispo de Oviedo, Carlos Osoro, y el auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, en su calidad de secretario general de la CEE. Los prelados españoles regalaron al Papa un cuadro de San Benito, realizado por sor Isabel Guerra, así como una edición de los documentos publicados por la Comisión para la Doctrina de la Fe en los últimos cuarenta años. Ayer fue un día de gran sabor español, pues a la visita del comité Ejecutivo se unió la presentación del Pabellón del Vaticano en la Expo de Zaragoza en una conferencia de prensa a cargo del arzobispo de la ciudad, Manuel Ureña, el alcalde Juan Alberto Belloch y el embajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez. El Vaticano anunció también ayer el nombramiento del sacerdote madrileño Miguel Maury Buendía como Nuncio Apostólico en Kazajastán, un país de creciente protagonismo en el área euroasiática. Maury Buendía, licenciado en Geografía e Historia por la Universidad Autónoma de Madrid y doctor en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad de Santo Tomás en Roma, entró en el servicio diplomático del Vaticano en 1987 y ha servido en numerosos países de África, América Central y los Balcanes antes de incorporarse a la secretaría de Estado en 2004. Monseñor Maury será consagrado obispo por el cardenal secretario de Estado, Tarcisio Bertone, el próximo 12 de junio en la basílica de Santa María la Mayor. Acabar con el asunto Nuncio en Kazajastán Indignación en Italia por las declaraciones de Corbacho tras haberse superado la crisis con De la Vega