Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 s 5 s 2008 Ante el Congreso del PP s Aznar rompe su silencio ESPAÑA 23 Aznar pide un PP sin complejos que cuente con los mejores Irrumpe en el debate interno e insta a Mariano Rajoy a recuperar el consenso C. J. ORGAZ MADRID. No se había pronunciado hasta el momento públicamente sobre la situación interna del PP, pero ayer el ex presidente del Gobierno José María Aznar encontró el foro adecuado para que el mensaje no cayera en saco roto. No hizo declaraciones directas y rehusó responder a los periodistas, pero su intervención en la inauguración de una jornada organizada por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) estuvo repleta de veladas recomendaciones a la dirección de su partido. Es el momento de defender una política de hechos y no de embarrancarnos en palabrería que no conduce a ninguna parte dijo, en referencia al, a veces acalorado, debate interno en el PP desde que perdiera las elecciones del 9- M. En el discurso de apertura de la sesión sobre el X Aniversario del acceso de España al euro el ex presidente hizo una intervención centrada en los logros de su Gobierno y el esfuerzo de todos los españoles para cumplir los criterios Maastricht que permitieron a nuestro país acceder a la Moneda Única Europea. Rodeado de destacados dirigentes del PP- -en primera fila Esperanza Aguirre, Manuel Fraga, Cristóbal Montoro y Ana Botella, entre otros, y más rezagado, casi escondido al final de la sala, Manuel Pizarro- el presidente de honor del PP exhortó a Rajoy a que configure un equipo de futuro en el que no prescinda de nadie. Siempre hay que procurar jugar con los mejores y tener la voluntad de llamarles y de agruparlos en torno a un gran proyecto afirmó Aznar en un mensaje con intención, en el que no escapa la recomendación al líder del PP de que se esfuerce por ser el dirigente modelo que aúne fuerzas en el partido y genere confianza en el electorado. Aznar tuvo también tiempo de explicar cómo el éxito de conseguir que España entrara en el euro se debió al trabajo en equipo, que el PP debería recuperar en esta etapa. Las mejo- Antonio García Barbeito LA RUINA CALLADA oco a poco, sin escándalo, sin apenas hacerse notar sino donde de verdad se nota. Viene despacio, callada, pero firme. Lo que pasa es que no la anuncian con las trompetas que pide a gritos. Porque entre las bombas de unos- -los mismos de siempre- que levantan escombros o entierran vidas, que desconciertan al país y nos hace pensar en que todo sigue lo mismo con tendencia a empeorar, y la prudencia del Gobierno, que no quiere llamarle gravedad extrema a lo que sin duda lo es, que se horroriza de fotografiarse con tres esposas de un mismo tipo y no usa la misma palabra, horror, para calificar un atentado en el que muere un guardia civil, y, para colmo, esa casa de los líos que está el PP, que ya pide a voces un guión que nos diga por dónde va la historia, que estamos volviéndonos locos entre lo que dicen que Fraga dijo de Aguirre, lo que dicen que Aguirre le contestó a Fraga, lo que dicen que ha dicho Aznar de San Gil, lo que dice y lo que no dice San Gil y lo que ha añadido Gallardón, en el PP hace falta un equipo de guionistas que vaya repartiendo turnos de aparición en escena, que ya no sabemos si es un drama o una comedia, si el malo es el que lo parece o si el bueno es el que tiene cara de malo. Pues entre todo eso, ella, la ruina, se nos está colando poco a poco, calladamente, sin hacer el menor ruido, pero usted mira las páginas de los periódicos, y el día que un grande no echa los cerrojos de su empresa y organiza cola de cobros, es porque en vez de uno son dos. Despacio, muy despacio, como casi todo lo importante. Ayer le dijo un amigo que el banco no le da un crédito, hoy va usted y se encuentra con que el dinero que tenía en bolsa se ha pegado contra el muro, o lee que la morosidad ha crecido un uno no sé cuántos y ya se equipara a la ruina del año 2001. Así andamos, poco a poco, creciente ruina que es como una vaquilla suelta, enganchando a todo el que pilla, que son, somos, casi todos. Cuando nos demos cuenta, la ruina nos va a saber a aquello de Machado: Yo no sé por dónde ni por dónde no, se me ha liao esta soguita al cuerpo sin saberlo yo Y a ver quién la deslía. gbarbeito telefonica. net P CONSEJOS AL PARTIDO Es el momento de defender una política de hechos y no de embarrancarnos en palabrería que no conduce a ninguna parte Hay que procurar jugar con los mejores y tener la voluntad de llamarles y de agruparlos en torno a un gran proyecto Además, Aznar recomendó no caer en el tacticismo en política para defender los valores José María Aznar y José María Fidalgo (CC. OO. ayer en Madrid res cosas que hicimos las hicimos juntos, como un equipo cohesionado capaz de defender un proyecto basado en nuestros principios, en nuestro valores y en nuestro sereno compromiso con España afirmó. dida de confianza en el liderazgo de Rajoy y, sobre todo, en la futura política del partido en sus relaciones con los nacionalistas y su estrategia antiterrorista, también encontró respuesta por parte de Aznar, quien tuvo unas palabras que insinuaban su apoyo a la parlamentaria vasca y que deslizaban un reproche a Rajoy y parte de su equipo. En este sentido, Aznar quiso dejar claro que por encima de posiciones personales están los principios compartiEFE Un discurso con intención Críticas a Rajoy La renuncia de la líder de los populares vascos, María San Gil, a firmar la ponencia política para el próximo Congreso Nacional del Partido Popular, que tendrá lugar en junio, y sus declaraciones sobre la pér- dos por todos los miembros del PP, que no son otros que la defensa de los valores constitucionales, éticos y democráticos y la búsqueda de la integración y la suma en torno a objetivos compartidos Por ello, invocó José María Aznar un proyecto sin complejos rechazó el tactismo en política y recomendó convicción en los propios principios y generar confianza, palabra que utilizó San Gil pérdida de confianza para desatar la polémica con Génova. El ex presidente se rodea del equipo que obró el milagro El ex presidente de Gobierno José María Aznar ha celebrado el décimo aniversario de la entrada de España en el euro rodeado del equipo que, con Rodrigo Rato como titular del Ministerio de Economía, consiguió que nuestro país cumpliera en 1998 todos los criterios de convergencia necesarios para ingresar en la Unión Monetaria. Siguiendo de cerca las palabras de Aznar se encontraban Cristóbal Montoro, secretario de Estado de Economía en la primera legislatura del PP y ministro de Hacienda en la segunda; Elvira Rodríguez, entonces directora general de Presupuestos, y José Folgado, que en 1998 ocupaba la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos. También estuvieron presentes en la jornada X Aniversario del acceso de España al euro organizada por las FAES, Luis de Guindos, entonces director general de Política Económica y Defensa de la Competencia; Elena Pisonero, secretaria de Estado de Comercio, Turismo y de la Pyme, y el catedrático José Barea, que con Aznar fue el director de la Oficina del Presupuesto del Presidente del Gobierno.