Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es MARTES 20- -5- -2008 ABC Gallardón apela al centro como única vía para el triunfo electoral En un discurso de carácter nacional, invita a los nacionalistas a integrarse en el proyecto de país s Sale en defensa de la Corona como seña de identidad del PP C. DE LA HOZ M. CALLEJA MADRID. Fue la de ayer una jornada políticamente muy intensa en la capital de España. Las citas en torno a las siglas populares se sucedieron durante la mañana para acabar convergiendo a la hora del almuerzo en el Foro ABC, con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, de principal invitado. El regidor madrileño había mantenido un escrupuloso silencio en las últimas semanas, sólo roto desde China cuando dijo no ver a Esperanza Aguirre como candidata alternativa. Prácticamente no había vuelto a abrir la boca para referirse a cuestiones internas de su partido, hasta ayer, cuando en un bien construido mensaje, con tono casi presidencial, defendió que el centro político no puede ser un paréntesis en la historia del PP, porque si eso ocurre, será muy difícil regresar al Gobierno Gallardón señaló que para recuperar la ambición de país es preciso que el PP vuelva a gobernar España y que, para eso, hay dos estrategias posibles: esperar a que se cuartee la hegemonía del PSOE o situarse en el centro del espectro ideológico En el primer caso, la espera puede ser paciente o impaciente- que es lo que desearían nuestros adversarios apuntó- -y quizá bastaría con hacer un esfuerzo para mejorar nuestra imagen, que los socialistas presentan como autoritaria y antigua Pero al alcalde madrileño parece gustarle más la segunda vía, esto es, aquella que nos sitúa en el centro del espectro ideológico y puso como ejemplo su gestión tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento. Para defender esta argumentación, tuvo la habilidad de recordar que fue José María Aznar el que ocupó ese espacio de centro para posibilitar los dos únicos triunfos electorales del PP en elecciones generales. En respuesta a su compañera de partido Esperanza Aguirre- -que el 7 de abril en el Foro ABC habló de la anomalía que suponía que el PP sólo hubiera gobernado ocho años- defendió que es en ese centro donde se encuentra la única solución probada para romper esa limitación que algunos refieren cuando dicen que frente a nuestros ocho años de Gobierno otros llevan veintidós UN INTENSO DISCURSO RAJOY Estoy convencido de que el mejor director, quien dará fuerza y coherencia a este proyecto y el hombre que reúne las cualidades para acometer hoy esa tarea es el presidente del PP, Mariano Rajoy CENTRO POLÍTICO cualquier actitud doctrinaria NACIONALISTAS Guiño a Fraga Bajo la mirada de Rajoy y de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Gallardón hizo un guiño a Manuel Fraga, presente también en el almuerzo. Tras el último enfrentamiento que el presidente fundador del partido ha protagonizado con la líder regional, el alcalde atribuyó a la formidable acción fundadora de su mentor la ocupación de ese centro. El centro que propugnó es emprendedor, optimista, tolerante, independiente y aconfesional- -que no laicista ni anticlerical- en sintonía con las expectativas de un país ávido de progreso. Y en este punto volvió a rebatir a su compañera de partido al incidir en que el centro constituye la expresión más espontánea del liberalismo que tanto enarbola la presidenta regional. Para Gallardón, el liberalismo es pragmática celebración de la pluralidad y vocación reformista distante de todo conservadurismo y, más aún, de cualquier actitud doctrinal El centro no puede ser un paréntesis en la historia del PP, porque si eso ocurre será muy difícil regresar al Gobierno LIBERALISMO Para alcanzar el liderazgo se requiere un discurso político integrador. Hay que invitar a los partidos nacionalistas a participar de él. Pero si no quieren, no debemos desviarnos de ese proyecto modernizador LEALTAD A LA CORONA Se distingue por ser una pragmática celebración de la pluralidad, distante de todo conservadurismo y de El PP se encuentra hoy en su sitio natural: la lealtad a las instituciones, empezando por la defensa de la Corona, cuya erosión sólo interesa a los que anhelan el menoscabo de un poder moderador Sentadas estas bases, no tuvo dudas el regidor madrileño en señalar que son el PP y Mariano Rajoy los únicos capaces de hacer ese camino a partir de la celebración de su XVI congreso, al tiempo que invitó a acabar con polémicas internas Sólo un partido que esté dispuesto a diluir las tensiones y convocar a toda la sociedad a trabajar desde un am- biente de respeto mutuo, de diálogo y de concertación tendrá éxito en la misma manifestó durante su conferencia. Gallardón dijo estar convencido de que el mejor director, quien dará fuerza y coherencia a este proyecto y el hombre que reúne las cualidades para acometer hoy esa tarea es el presidente del PP Y esto lo decía, recordó, desde la objetividad que me da apoyar a una personas cuyas decisiones no siempre han sido favorables para mí en referencia a su descarte de las listas electorales del 9- M, cuando su jefe de filas decidió, en una salomónica decisión, excluirle ante el órdago de Esperanza Aguirre. El alcalde- -que dice ahora no aspirar a más que a servir a los madrileños -no rehuyó abordar otras cuestiones controvertidas que han provocado recientes fisuras en su partido, como lo es la relación con los nacionalistas, aunque lo hiciera bajo el amparo de un capítulo de su discurso dedicado a la economía. Apeló a un cambio en los planteamientos económicos para alcanzar un liderazgo español global lo que requiere, argumentó, un discurso político integrador y de acuerdo con los partidos políticos y los territorios Para ello hay que invitar a los partidos Liderazgo español Es un error sin precedentes reformar estatutos sin el PP La víspera de la reunión entre José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, se refirió a la posible reforma del Estatuto de Guernica, durante el coloquio en el Foro ABC: Plantear una reforma del Estatuto de Guernica sin el consenso del Partido Popular sería reincidir en el camino mal andado Gallardón señaló que Zapatero cometió dos errores graves la pasada legislatura, con consecuencias distintas: la negociación con la banda terrorista ETA y la tramitación sin consenso con el principal partido de la oposición del Estatuto de Cataluña. Lo segundo, dijo, no tenía precedentes, ya que la Constitución hizo extensible el consenso a las leyes orgánicas Puso como ejemplo que al PSOE o al PP se le ocurriera, sin el concurso del otro, reformar por su cuenta la ley electoral: Sería suicida El alcalde mostró su deseo de que se no se vuelva a repetir algo parecido al caso catalán. Así, reclamó a los socialistas lealtad constitucional a la hora de plantearse una posible reforma en el Estatuto de Autonomía vasco.