Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CIENCIAyFUTURO MEDIO AMBIENTE LUNES 19 s 5 s 2008 ABC Un aire más limpio intensificaría las sequías en el Amazonas AFP PARÍS. Una notoria reducción de la contaminación podría perjudicar irónicamente al Amazonas, uno de los tesoros naturales del planeta y un pulmón básico contra el cambio climático, según un estudio difundido por Nature Sus autores establecen un vínculo determinante entre la disminución de las emisiones de dióxido de sulfuro procedentes de las plantas energéticas de carbón y la subida de la temperatura en el Atlántico Norte, considerada responsable de la sequía devastadora que se registró en el oeste del Amazonas en 2005. El profesor Peter Cox y sus colegas de la universidad británica de Exeter crearon un ordenador capaz de simular el impacto de los aerosoles en el clima del Amazonas. Pese a ser contaminantes, la investigación demostró que estos productos limitan indirectamente el impacto del cambio climático, puesto que, al reflejar la luz del sol, la reenvían al espacio evitando que caliente la superficie terrestre. En los años 70 y 80, según el estudio, las altas concentraciones de aerosoles en zonas industrializadas del hemisferio norte contuvieron los efectos del cambio climático en las aguas del Atlántico norte, provocando así más lluvias sobre el Amazonas. Pero las reducciones de las emisiones de dióxido de sulfuro de las plantas energéticas conllevaron a la vez un recorte de los niveles de aerosol, provocando el calentamiento de las aguas del Atlántico. En consecuencia, cambiaron los parámetros de precipitaciones y llegó la sequía de 2005. El estudio proyecta que, a partir de 2025, las sequías podrían reproducirse cada dos años. Y en 2060 los bosques podrían sufrir una penuria de lluvias en nueve de cada diez años. Lo que ocurre en Amazonas afecta no sólo a la región, sino a todo el clima mundial. Sus bosques albergan una décima parte de todo el dióxido de carbono almacenado en la superficie terrestre. Para mejorar la calidad del aire y proteger la salud pública, debemos continuar reduciendo la contaminación producida por los aerosoles, pero el estudio sugiere que esto deberá ir acompañado de recortes urgentes de dióxido de carbono para minimizar el riesgo de que el bosque amazónico se degrade dijo Cox. HÉROES DEL MEDIO AMBIENTE s BIRUTÉ GALDIKAS LA AMIGA DE LOS ORANGUTANES Los estudios de esta antropóloga canadiense en la isla indonesia de Borneo han servido para establecer nexos entre el comportamiento solitario de estos simios y el hombre contemporáneo POR PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL BANGKOK. Junto a Jane Goodall, la famosa experta británica que descubrió los comportamientos sociales y familiares de los chimpancés en Tanzania, y Dian Fossey, la mártir del ecologismo que murió brutalmente asesinada por su defensa de los gorilas de montaña africanos, Biruté Galdikas forma el trío de damas que se ha especializado en estudiar a los parientes más cercanos de los hombres: los simios. En concreto, Galdikas, una antropóloga nacida en Alemania pero nacionalizada canadiense, ha centrado sus investigaciones en los orangutanes que habitan las junglas de la isla indonesia de Borneo, donde ha pasado buena parte de las tres últimas décadas. Además, comparte con Goodall y Fossey que su mentor fue el célebre paleontólogo y arquéologo Louis Leakey, cuyos hallazgos sentaron las bases del origen del ser humano en África y quien apoyó a Galdikas en sus primeras investigaciones. Desde niña, y según ha confesado en repetidas ocasiones, la científica siempre se ha preguntado por el origen del ser humano, por lo que se pasaba las horas muertas contemplando las especies salvajes del Parque Natural de Toronto. Tras li- Una de las Ángeles de Leakey Nacida el 10 de mayo de 1942 en Alemania de padres lituanos, tiene 62 años. Su pasión por el mundo de la ciencia empezó a muy temprana edad y la propia Galdikas todavía recuerda con cariño sus excursiones al Parque Natural de Toronto. Licenciada en Psicología y Zoología por la Universidad de la Columbia británica, tiene un doctorado en Antropología por la Universidad de California- Los Ángeles (UCLA) y es una de las Ángeles de Leakey ya que su mentor, el reputado paleontólogo keniata Louis Leakey, impulsó su carrera junto a las de Jane Goodall y Dian Fossey. Galdikas, con una cría de orangután cenciarse en Antropología y recibir el apoyo de Leakey, Galdikas recaló en Borneo, uno de los últimos paraísos vírgenes de la Tierra, pero cada vez más amenazado por la mano del hombre, para instalar un centro de investigación de los orangutanes. Siempre he querido estudiar al único primate que nunca abandonó el Jardín del Edén. Quiero conocer lo que dejamos atrás ha asegurado esta resuelta mujer enamorada de la cultura autóctona de Indonesia, quien llegó a casarse con un jefe tribal de la etnia Dayak, Pak Bohap. La experiencia de Biruté Galdikas al cabo de todos estos años no sólo ha servido para salvar de la extinción a los ABC Deforestar la jungla para plantar palmeras que produzcan aceite deja huérfanos a muchos orangutanes Aerosoles El origen del ser humano orangutanes de Borneo, que resaltan por sus mechones de pelo de color rojo, sino también para establecer nexos de unión con el comportamiento humano en la sociedad contemporánea. Especialmente notables son sus investigaciones sobre la soledad de este poderoso animal, cuyos especímenes machos pesan hasta cien kilos y viven entre 60 y 70 años, pero sólo unos 35 si caen en cautiverio. Vivir en familia Lo que he aprendido de los orangutanes es que no debemos dar la espalda a nuestra herencia biológica. Debemos buscar nuestra característica tradición gregaria; vivir en familia, grupos y comunidades si queremos tener éxito. De lo contrario, acabaremos como orangutantes en un entorno urbano reivindica Galdikas, quien ha tenido pocos encuentros cercanos con estos simios que se caracterizan por vivir casi toda su existencia en soledad. De hecho, los machos pueden pasarse semanas enteras sin ninguna compañía en radios de hasta 40 kilómetros cuadrados trepando por los árboles y comiendo frutas salvajes, puesto que no han dado el salto a la socialización como otras especies de simios y sólo se relacionan con las hembras para aparearse. En este sentido, las hembras suelen tener su primera cría a los 15 años, luego pasan con ella unos nueve años hasta que ésta puede desenvolverse por sí misma y después tienen tres o cuatro descendientes más. Su modo de vida no ha cambiado en millones de años porque su hábitat de Borneo se ha mantenido igual justifica Biruté Galdikas, quien en 1998 convenció al Gobierno de Indonesia para establecer una reserva de oraguntanes de 76.000 hectáreas y ahora lucha para impedir la expansión de las plantaciones de palmeras en el parque nacional de Tanjung Puting. En dicho lugar se calcula que viven 6.000 orangutanes. Más información sobre B. Galdikas: http: www. orangutan. org aboutou rpresident. php