Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19- -5- -2008 85 Pepín escuchó de nuevo una ovación de despedida definitiva de Madrid al matar el quinto, un mulo de tomo y lomo, como toda la corrida de Samuel to. Una para probar al natural hubiera valido. La demora rompió el ritmo de la faena, y sólo volvió a aprovechar la noblota embestida cuando retomó el toreo diestro. Pero ya era tarde, el toro se rajaba y caía el aviso antes de agarrar la espada. El bizco sexto, con un afiladísimo cuerno señalando al cielo y otro al infierno, respondió al camino marcado por sus bueyunos hermanos de leche, cuarto y quinto. Luis Francisco Esplá, a quien se estima y considera en los Madriles como maestro lidiador, pasó ampliamente de mover el caballo, como mandan los cánones, para buscarle la querencia al mansísimo y alto cuarto, que no quería peto ni a punta de pistola. Ni como man- dan los cánones ni al contrario. Esplá, de brazos y cable cruzados. Y vengan capotazos. Quizá, como el presidente cambió el tercio de varas en el sobrero de Fernando Peña por su cuenta, el cabreo se apoderó de su ser. Entonces Paco Esplá, Paquito le sigue llamando Picó, ejerció su toreo sobre las piernas, con el toro enterito y picantón, celebrando a su manera la festividad de San Pascual Bailón. Liria se va y Esplá debe ir meditándolo ya. Sólo cabe esperar a la alternativa del nuevo Bambino, con serias posibilidades de llegar. Pepín escuchó de nuevo una ovación de despedida definitiva de Madrid al matar el quinto, un mulo de tomo y lomo. Cariñoso el público, y señorial pese al espadazo caído, no pocos paletos en los tendidos y a no haber hallado el temple con un reserva, como dicen por México, de Jaral de la Mira, armado, alto, noble y justo de fuerza. Lo administró en series cortas, y rápidas, y enganchadas la mayoría, menos una en que vació los viajes por abajo y evitó el frecuente cabezazo de impotencia. Florito ahora quiere rememorar los tiempos de Jardón (y Jaral) Hombre, Floro, ¡a estas alturas! RAFAEL GALÁN Valverde, herido de gravedad por un miura en Estepona Javier Valverde cayó herido grave ayer en Estepona (Málaga) cuando entraba a matar a su primer miura. Sufrió una cornada en la parte posterior del muslo derecho de tres trayectorias, de 18, 20 y 25 centímetros, que destrozan glúteo mayor, bíceps femoral y músculo vasto externo Su cuadrilla paseó una oreja mientras era atendido en la enfermería de la plaza. Juan José Padilla cortó tres orejas y Miguel Ángel fue ovacionado con una complicada miurada. Otras plazas Feria de Granada Feliz alternativa de Jesús Fernández Yiyo Toros de Buenavista, desiguales de presentación y de variado juego. Juan Bautista, oreja tras aviso y oreja. Eduardo Gallo, oreja y silencio. Jesús Fernández Yiyo que tomaba la alternativa, oreja en ambos. Informa mundotoro. Barcelona Ventura arrasa con cuatro orejas y sale a hombros con Hermoso El rejoneador Diego Ventura pasó como un ciclón por Barcelona al cortar cuatro orejas de mucho peso y salir a hombros junto a Hermoso de Mendoza, mientras que Fermín Bohórquez perdió una oreja por el mal uso de los aceros. Toros de Luis Terrón, manejables en conjunto, según informa burladero. Fermín Bohórquez, saludos y silencio. Hermoso de Mendoza, oreja y oreja. Diego Ventura, cuatro orejas. Barberán esculpe el toreo al natural con una buena novillada de Rincón FERNANDO CARRASCO SEVILLA. Macizos, rotundos, lentos a más no poder. Así surgían los naturales de la muleta de Salvador Barberán en el quinto, mientras el extraordinario novillo de El Torreón se afanaba, con un temple exquisito en sus embestidas, por coger el engaño. Pero el espigado novillero algecireño mecía la franela con suavidad excelsa, esculpiendo cada natural, cincelándolo con extremo gusto. Fue una faena en la que siempre supo llevarlo toreado, alargando las embestidas, haciendo que el animal fuese tras el engaño y acabase por detrás de su cadera, siempre la franela barriendo el albero. A mitad de la misma hubo un desarme pero el joven torero no se descompuso. Sabía que el astado seguía en sus trece y que repetiría cuando lo citase. Y así fue. Todo medido, con parsimonia. Una faena a la altura de la gran embestida del novillo de César Rincón. Se volcó en la estocada y la plaza se volvió blanca. La presidenta sacó un pañuelo. La gente pedía la segunda. Con fuerza. Pero ella que nones. Se arrastró el animal en medio de una gran ovación seguida de SEVILLA Real Maestranza. Domingo, día 18 de mayo. Más de media entrada. Novillos de El Torreón, aceptables de presentación en conjunto- -bajó el 5 de los que destacaron sobremanera, por nobles y repetidores, 2 4 y 5 El peor, el 6 que se rajó muy pronto. Pedro Carrero, de catafalco y oro. Tres pinchazos, media caída y un descabellos (silencio tras aviso) En el cuarto, estocada contraria (palmas) Salvador Barberán, de grana y oro. Dos pinchazos y casi entera (palmas) En el sexto, estocada (oreja con petición de la segunda y dos vueltas al ruedo) Calita, de marino y oro. Cuatro pinchazos y estocada (silencio tras aviso) En el sexto, estocada (silencio) Zaragoza Rubén Pinar corta dos orejas Rubén Pinar logró un trofeo en cada uno de sus novillos al corresponderle el mejor lote. Se lidiaron novillos de Lozano Hermanos (primero, quinto, sexto) y tres de El Cortijillo, correctos de presentación, mansos en general, resultando buenos segundo y, especialmente, el quinto. Pepe Moral, silencio tras aviso en ambos. Rubén Pinar, una oreja y una oreja. José Manuel Mas, silencio en los dos. Informa Efe. Los Barrios (Cádiz) El Fandi indulta un toro y triunfa con El Cid y Manzanares El Fandi (dos orejas y dos orejas y rabo simbólicos) indultó un toro de Santiago Domecq y se marchó en volandas de la plaza, acompañado por El Cid y José María Manzanares, que cortaron dos orejas por coleta. En Villarrobledo (Albacete) toros de Vilariño. Finito, oreja y palmas tras aviso. Francisco Rivera, oreja y oreja. Eugenio de Mora, oreja y oreja tras aviso. Informa mundotoro. una enorme pitada por tan poca sensibilidad mostrada. Muchas veces, la categoría de una plaza no está en dar una oreja de más o quitarla, sino en la sensibilidad de aquéllos que se suben al palco. Barberán esculpió el toreo al natural. Al menos, que le quede ese consuelo al chaval. No sólo fue bueno ese quinto, sino que Rincón envió a Sevilla una novillada que embistió, caso de los lidiados en segundo y cuarto lugares. Y el primero se quedó inédito por mor del viento reinante. Tampoco desmereció el tercero, quizá algo más apagado. La oveja negra salió el último lugar, rajado y sin querer pelea. Pero una muy buena novillada. Barberán también alcanzó cotas muy altas en el primero, otro novillo con una embestida muy buena. La altura del muchacho no es un handicap, ya que corre muy bien la mano. Estuvo templado ante este astado, que se desplazó con franqueza y buen son. En esta ocasión, la espada no se alió con sus buenas intenciones. Pedro Carrero luchó contra las inclemencias climatológicas en su primero, al que dejó muletazos sueltos. El cuarto se emplazó de salida pero luego fue a más. Carrero, en cambio, al revés: comenzó con buen son, sobre todo una tanda zurda, pero llegó el desarme y ya no cogió el aire. El mexicano Calita dejó detalles en su presentación con los del castoreño en la Maestranza, pero no remató.