Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19 s 5 s 2008 INTERNACIONAL 41 Temor a una revuelta social en Nápoles por las basuras Más de 5.000 toneladas de desperdicios se amontonan en la calles con un alto riesgo para los alimentos y acuíferos VERÓNICA BECERRIL CORRESPONSAL ROMA. Nápoles no puede más. A los altercados vividos la pasada semana contra los gitanos rumanos, se une una vez más, la crisis de las basuras. Más de 5.000 toneladas de bolsas con desperdicios se acumulan de nuevo en las calles de Nápoles. Y como parece no haber solución, a la gente no le importa que bandas de pequeños delincuentes armados con botellas incendiarias, prendan fuego a los cúmulos de basura que con el calor empiezan a emanar un olor putrefacto que hace imposible andar por algunas calles. Este fin de semana se registraron más de 80 incendios, y cuando los bomberos acudieron a extinguirlos, llegaron las pedradas de la gente que ha perdido los nervios, amenazando con una revuelta general difícil de aplacar. Así que ayer se convocó deprisa y corriendo un comité de seguridad en Nápoles para buscar soluciones inmediatas a la situación de la ciudad. Dentro de dos días se celebra en Nápoles el primer Consejo de Ministros del gobierno de Silvio Berlusconi, y si la situación no mejora, el panorama será dantesco. Basuras por todas partes, contenedores quemados, y gitanos que vagan por las calles al desalojarlos de sus campos nómadas. Una imagen de gobierno inusual, muestra de la crisis por la que atraviesa el país, y sobre todo la región de Campania. El presidente del Consejo italiano presentará medidas para poner paz pero no sólo en el campo de la inmigración, sino que tendrá que dar una solución a la población napolitana, a pesar de que las basuras no entraban en los argumentos iniciales de debate. Se prevé que Berlusconi dé el visto bueno a la intervención, una vez más, del ejército para que se lleve las basuras de la ciudad a los vertederos abiertos, y que abra otros nuevos. Pero se tendrá que dar prisa porque la situación de Nápoles podría desencadenar en una revuelta general, y no olvidemos que la Camorra en este sentido podría ayudar a que la cosa empeorara, ya que según la prensa local, son ellos los que proporcionan los cócteles incendiarios a sus jóvenes soldados motorizados. La única posibilidad que tenemos es colaborar con el gobierno- -señaló ayer el gobernador campano Antonio Bassolino- -porque tampoco a Berlusconi le conviene que la situación empeore Y podría empeorar, como señaló el presidente de la Orden de Médicos de Nápoles, Giuseppe Scalera, quien mostró su preocupación por el aumento de ratas, insectos y cucarachas que podrían transmitir enfermedades a la población. Pero el riesgo mayor- -explicó el médico napolitano- -es el provocado por la dioxina que contienen las montañas de basuras y que pueden contaminar los productos agroalimentarios Pero no sólo por los alimentos, sino que las faldas acuíferas superficiales también podrían contaminarse, convirtiéndose en una bomba de relojería. La situación es tan grave que Estados Unidos instó ayer a tomar precauciones con los soldados de la Marina estadounidense que se encuentran en la capital campana, e instó a analizar las 1.800 dependencias ocupadas por militares y civiles estadounidenses. Un portavoz de la Marina, confirmó la preocupación por los 9.000 estadounidenses que viven en Nápoles ante la toxicidad de las basuras Pero como Italia es, sobre todo, una paradoja continua, ayer en Nápoles se celebró el domingo ecológico Cargados con sus bicicletas, napolitanos de todas las edades salieron a las calles cortadas al tráfico para celebrar este día, que se convirtió más que en un paseo, en una carrera de obstáculos entre basuras y contenedores quemados. La situación no mejora Los bomberos son recibidos a pedradas cuando intentan apagar los incendios de los desechos Montaña de basura bajo una publicidad del actor Christian de Sica, ayer en Nápoles AFP