Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA LUNES 19 s 5 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) Un estudio encargado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, en 2006, a un equipo de investigadores de la Universidad Jaume I para conocer cómo se podría reformar la pensión de viudedad, incluye un apartado dedicado a la poligamia y sus consecuencias en materia de viudedad Concluyen los expertos que no se trata de dar validez al matrimonio polígamo en España, sino de que el matrimonio poligámico celebrado legalmente en el extranjero pueda producir determinados efectos en relación con la pensión de viudedad Algo que ya se recoge en el ordenamiento jurídico español desde hace años. Pues en el convenio sobre Seguridad Social, firmado por España y Marruecos en 1979, ya se recoge que la pensión de viudedad que cause un trabajador marroquí será distribuida por partes iguales entre quienes resulten ser beneficiarias de dicha prestación según la legislación de ese país africano, donde no están prohibidos los matrimonios polígamos. Para burlar la ley española que no permite más de un matrimonio a la vez, los polígamos toman el único camino posible: inscribir el primer matrimonio en el Registro Civil y no hacerlo con el segundo, como apunta una asociación catalana que trabaja con mujeres africanas y que prefiere conservar el anonimato. Se trata de una práctica que incluso reconoce el presidente de la Junta Islámica de Cataluña, Abdennur Prado. Se dan matrimonios polígamos con este procedimiento- -dice- No son tantos, porque la poligamia en el Islam es minoritaria, ya que el 95 de los musulmanes son monógamos Diversas leyes Marruecos: No prohíbe la poligamia, pero exige varios requisitos para practicarla, como la autorización de la primera mujer, que esté informada la segunda del primer matrimonio y un trato igual para todas las esposas. Túnez: Prohíbe expresamente el matrimonio polígamo en el artículo 18 del Código sobre el Estatuto personal. Argelia: Reconoce este tipo de matrimonio también con requisitos. Las esposas deben ser informadas, se exige igualdad de trato para todas ellas y, además, deben existir motivos que justifiquen estas uniones. El segundo matrimonio Los polígamos inscriben el primer matrimonio en el Registro y no lo hacen con el segundo Calle de Reus (Tarragona) donde se produjo el ataque mortal EFE cas, Riay Tatary. La poligamia en España ya no existe- -afirma- desde que entró en vigor la Ley de Extranjería en 2001 que permite la reagrupación familiar de forma organizada. Antes de la ley, los trabajadores musulmanes no podían traerse a sus mujeres y tampoco podían tener relaciones sexuales fuera del matrimonio porque es un pecado en el Islam. Por eso, se casaban en segundas nupcias con mujeres residentes aquí, sobre todo viudas y divorciadas Tatary apunta que algún caso se ha dado recientemente entre musulmanes conversos. Un hombre muere apuñalado en Reus por orinar en la calle Víctima y agresor habían discutido por este hecho trivial s La Policía detuvo al presunto autor del crimen y a otro joven M. J. F. BARCELONA. Una cuchillada en el vientre acabó con la vida de José G. D. de 37 años y vecino de Vallmoll, en una zona de ocio de Reus (Tarragona) en la madrugada de ayer, tras una discusión entre agresor y agredido que pudo estar motivada porque este último se encontraba orinando en la calle. Agentes de la Policía Nacional de Reus detuvieron ayer mismo al presunto autor de la puñalada mortal, que al parecer cuenta con algún antecedente, así como a uno de los jóvenes que le acompañaba en el momento de los hechos, según informó un portavoz del Cuerpo. Los arrestos fueron posibles gracias a la declaración de un tercer joven del grupo que acudió voluntariamente a la comisaría para explicar lo ocurrido. Esta persona escuchó por la mañana en la radio que un hombre había sido asesinado en Reus. Al sospechar que podía tratarse del que unas horas antes había sido agredido su amigo, se lo contó a su padre y éste lo llevó inmediatamente a la Policía. Tras prestar declaración, quedó libre. Reus acogía el pasado fin de semana la duodécima edición de la Feria del Circo Trapecio, en cuyo marco un buen número de compañías toman calles, plazas y teatros. José G. D. separado y padre de un niño, había acudido con un primo a Reus para vivir esta fiesta. Sobre las cuatro de la mañana, los dos caminaban por la calle Ample, esquina con el paseo Mata, donde se produjo la agresión. Según testigos que afirmaron que no había mediado pelea, un grupo perseguía a los dos hombres, que corrían para que no les alcanzaran. Sin embargo, José G. D. se cayó al suelo y recibió una puñalada en el abdomen con un cuchillo de grandes dimensiones. Después se supo que entre ellos había habido una discusión motivada, según parece, por algo tan trivial como que el hombre orinara en la calle, lo que no gustó a los agresores, y todo acabó de forma trágica. José G. D. se desangró en el suelo. Siempre según testigos, la ambulancia tardó entre 20 y 30 minutos en llegar y varios jóvenes que estaban por la zona, algunos de ellos estudiantes de medicina, practicaron al herido los primeros auxilios. Portavoces del 061 informaron de que a las 04.14 recibieron la alerta desde el teléfono de emergencias 112, y que la ambulancia llegó 20 minutos después. Acudió luego una segunda, ambas con base en Reus. Las maniobras de resucitación cardiopulmonar practicadas a José G. D. no lograron salvarlo. Estas fuentes no pudieron precisar si los vehículos se encontraban en la base o estaban prestando otros servicios. Certificado de soltería Protección de la mujer Si los casos existen, parece que impera la ley del silencio o que las propias mujeres asumen este tipo de matrimonio múltiple. Prado explica que para las mujeres es muy difícil denunciar una situación que en su país de origen es normal. Ellas no confían en la sociedad de acogida, se sienten desprotegidas, desarraigadas, no conocen el idioma, ni tienen formación y su supervivencia se basa en su comunidad musulmana. Desde el punto de vista de la protección, sería peor para esas mujeres separarlas del marido y dejarlas solas No obstante, otros representantes de la comunidad musulmana en España- -se calcula que aglutina a 1,2 millones de personas- -niegan que se produzcan matrimonios polígamos, como el presidente de la Unión de Comunidades Islámi- Más crítico se muestra el portavoz de la mezquita de la M- 30 de Madrid, Mohamed El Afifi. Defiende que los musulmanes están dentro de la legalidad de este país En su opinión, parece que hay una campaña contra nosotros, de algunos que dicen que los musulmanes quieren hacer una sociedad a su antojo cuando nos preocupan más otras cuestiones El Afifi insiste en que para casarse en la mezquita madrileña se exige un certificado de soltería a ambas partes. Ante este panorama, no hace falta viajar a Níger- -un país de mayoría musulmana y donde la poligamia no está mal vista- -para quedar horrorizada por la visión de un hombre que tiene tres esposas, como le ocurrió a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la pasada semana. Lo preocupante es que estos casos, aunque pocos, se estén produciendo en nuestra propia casa, donde la ley expresamente prohíbe esa práctica. Tres días de luto por el homicidio de un vecino incapaz de hacer daño a nadie Vallmoll, población de 1.600 habitantes a 14 kilómetros de Reus, no daba ayer crédido a lo ocurrido a un vecino maravilloso, muy querido e incapaz de hacer daño a nadie Consternado y con un nudo en la garganta el alcalde, Josep Lluís Cusidó, hablaba así de José G. D. amigo de uno de sus hijos, apenas media hora antes de acudir a la plaza Mayor para expresar junto a sus vecinos su repulsa por este crimen inexplicable José vivía en Vallmoll, era ingeniero electrónico y trabajaba en una empresa de matrices industriales. Cusidó destacó que era un gran deportista y participaba en todas las actividades del pueblo. Un pleno extraordinario decretó tres días de luto a partir de hoy. A las siete de la tarde, los vecinos se reunieron en la plaza, donde el alcalde leyó un manifesto de pésame a la familia y de condena enérgica de una agresión brutal sin más lógica que acabar con una vida inocente Veinte minutos de espera