Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA Tribunal Constitucional LUNES 19 s 5 s 2008 ABC Fallece el magistrado del TC Roberto García- Calvo Su desaparición deja en minoría al sector conservador en los recursos más espinosos N. COLLI MADRID. El magistrado del Tribunal Constitucional Roberto García- Calvo falleció ayer de forma repentina en Madrid a los 65 años de edad. Según fuentes de su entorno, la muerte le sobrevino como consecuencia de un infarto masivo cuando se encontraba solo en su casa de Villaviciosa de Odón, donde le gustaba ir para alejarse del caos de la ciudad. Como en tantas ocasiones, García- Calvo había ido al chalé para ocuparse de sus perros- -era un gran aficionado a la caza- -y había aprovechado la tranquilidad del lugar para terminar de redactar su voto particular contra la sentencia con la que hace unos días el TC había avalado la constitucionalidad de la ley de violencia de género. Este magistrado, así como otros cuatro compañeros suyos, no estaba conforme con los argumentos de la resolución votada por la mayoría del Pleno. Esa fue su última aportación. Las fuentes citadas indicaron que fueron sus escoltas los primeros en enterarse de lo ocurrido, después de que la esposa del magistrado les avisara: Roberto García- Calvo no había vuelto a casa para comer y tampoco cogía el teléfono. El juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver a última hora de la tarde y después estaba previsto que se le hiciera la autopsia. Fiscal de carrera, GarcíaCalvo era magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo cuando, en noviembre de 2001, el Congreso le nombró para el Constitucional a propuesta del Partido Popular. Le quedaban dos años como magistrado del TC. Fuentes jurídicas señalan que lo lógico sería que, al margen de la renovación del TC que está pendiente en estos momentos (los cuatro magistrados propuestos por el Senado) el PP pudiera proponer al sustituto de García- Calvo para que ocupe su lugar durante los dos años que le quedaban en el Tribunal. Hombre de gran fuerza y vitalidad, gozaba de una buena salud, por lo que su muerte ha sido como un jarro de agua fría tanto para su familia como para sus numerosos amigos. Pese a la dureza de carácter que solía mostrar, García- Calvo era un hombre muy querido. Derrochaba simpatía y en las reuniones de amigos siempre lograba captar la atención contando chistes y anécdotas. Integridad- no se amilanaba ante nada ni ante nadie asegura un jurista gran amigo suyo- -y honradez eran otras de sus cualidades. Era un gran magistrado y una gran persona coinciden diversas fuentes. Últimamente, la vida le había puesto a prueba, tanto en lo personal como en lo profesional. La experiencia más dolorosa fue, sin duda, la muerte de una de sus dos hijas. El magistrado se encargaba personalmente de que una rosa siempre fresca adornara el retrato de la joven. En el ámbito profesional, sus posiciones críticas dentro del Tribunal le costaron duras campañas de descrédito en algunos medios de comunicación, desde los que se le criticó por haber sido gobernador civil de Almería en la última etapa del franquismo, entre abril de 1976 y mediados de 1977; asimismo se convirtió- -junto a su compañero del TC Jorge Rodríguez Zapata- -en el primer magistrado de la historia recusado por el Gobierno. Esa recusación, aceptada por el Pleno del TC, apartó a García- Calvo (y a RodríguezZapata) de la sentencia que debía determinar el encaje constitucional de la reforma de la ley El PLENO DEL TC Grupo progresista -María Emilia Casas (Presidenta del Tribunal. Nombrada a propuesta del Senado) -Elisa Pérez Vera (Nombrada a propuesta del Congreso) -Eugenio Gay Montalvo (Nombrado a propuesta del Congreso) -Pascual Sala Sánchez (Nombrado a propuesta del CGPJ) -Manuel Aragón Reyes (Nombrado a propuesta del Gobierno) -Pablo Pérez Tremps (Nombrado a propuesta del Gobierno) Grupo conservador -Guillermo Jiménez Sánchez (Vicepresidente. Nombrado a propuesta del Senado) -Vicente Conde (Nombrado a propuesta del Senado) -Javier Delgado Barrio (Nombrado a propuesta del Congreso) -Ramón Rodríguez Arribas (Nombrado a propuesta del CGPJ) -Jorge Rodríguez- Zapata (Nombrado a propuesta del Senado) -Roberto García- Calvo (Nombrado a propuesta del Congreso) Fallecido. Roberto García- Calvo y Montiel ABC Jurista de prestigio, en los últimos tiempos fue objeto de una campaña de desprestigio en algunos medios orgánica que regula el funcionamiento del propio Tribunal (LOTC) Roto el equilibrio El repentino fallecimiento de García- Calvo rompe el delica- do equilibrio de fuerzas en el seno del Tribunal Constitucional, donde la fractura entre los magistrados de los llamados grupos conservador y progresista es cada vez más evidente. En estos momentos, el asunto más espinoso que el TC tiene sobre la mesa es, por su trascendencia política, el Estatuto de Cataluña, contra el que se han presentado siete recursos. La desaparición de Roberto García- Calvo deja en minoría (6- 5) al grupo conservador del TC, donde siempre se le ha situado junto a Vicente Conde, Enrique Arnaldo Catedrático de Derecho Constitucional DE FIRMES CONVICCIONES R oberto García Calvo no dejaba a nadie indiferente. Asentado sobre firmes convicciones nunca titubeaba en su defensa. Alejado de cualquier forma de relativismo, le adornaban siempre la lealtad, la ve- hemencia y el carácter directo, sin circunloquios ni buenismos para la galería. Soportó con socarronería cántabra feroces ataques y ensayos orquestados de descrédito por causa de haber sido gobernador civil en el primer Gobierno de la Monarquía. Tenía callo y casta y había aprendido a sufrir en silencio por la injustísima muerte de una hija veinteañera. Nada puede haber peor que eso, ¿verdad Roberto y María José? Proveniente de la carrera fiscal, llegó a la Sala Segunda del Tribunal Supremo por el quinto turno reservado a los juristas de reconocido (auténtico) prestigio. Fueron muchas sus ponencias, pero una de las más difíciles, sin duda, fue la de la Mesa Nacional de HB, cuya condena fue después dejada sin efecto por el Tribunal Constitucional. Precisamente el órgano del que poco después paso a formar parte durante los últimos seis años de su vida. En su legado quedan unos cuantos votos particulares llenos de finura y buen sentido jurídico. No sabemos si tuvo tiempo de concluir en su casa de Villaviciosa el que había comprometido sobre la ley de violencia de género. Lo que sí sabemos es que desafortunadamente no escribirá la sentencia sobre el Estatuto de Cataluña. Ramón Rodríguez Arribas, Javier Delgado Barrio, Jorge Rodríguez Zapata y Guillermo Jiménez, vicepresidente del TC. La Generalitat de Cataluña ya había intentado apartarle del caso con una recusación que fracasó. En el séptimo recurso contra el Estatuto, el presentado por el PP, la hipotética situación del Pleno sería la del empate a cinco, pues uno de los magistrados progresistas -Pablo Pérez Tremps- -ha sido recusado. Los otros cinco de este grupo son la presidenta, María Emilia Casas, Pascual Sala, Eugeni Gay, Elisa Pérez Vera y Manuel Aragón. La noticia de su fallecimiento fue recibida con sorpresa y pesar por los profesionales de la judicatura. Así. la APM mostró su sentido pésame por su muerte, a quien definió como un peso pesado de la judicatura Asimismo, destacó que el magistrado lo ha sido todo en lo judicial y remarcó que era un juez de gran prestigio y reconocida solvencia Por su parte, Jueces para la Democracia lamentó su desaparición y dijo que, además, su muerte deja en una situación aún más precaria al TC. ABC. es Más información sobre la muerte del magistrado del TC en abc. es