Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 s 5 s 2008 MADRID 71 UNA Y MEDIA Jesús Higueras LA SANTÍSIMA TRINIDAD erminadas las fiestas pascuales, la Iglesia nos invita a contemplar el misterio de la Santísima Trinidad, es decir, asomarnos a la intimidad divina e incluso participar de la misma. Contemplar no significa comprender, pues todos somos conscientes de lo inabarcable que es Dios para nosotros, pero aun así El ha querido mostrarnos un poco de su realidad para que seamos conscientes del destino que nos espera en la eternidad. Para muchos la Trinidad podría ser una fría verdad de fe que para nada afecta a la vida cotidiana. Para otros, sin embargo, el conocimiento de la intimidad del Dios verdadero ha sido una fuente de consuelo y de gracia que ha marcado definitivamente sus vidas. Saber que a Dios le puedo tratar como al mejor de los padres o de las madres es motivo de seguridad interior y de confianza en su providencia. Saber que Dios se ha hecho mi hermano en Jesucristo supone una posibilidad de vivir siendo comprendido, amado y salvado en todo momento. Saber que el Espíritu Santo, el eterno amor del Padre y del Hijo, ha puesto en mí su morada, es fuente de paz y de luz interior en todos los instantes de mi jornada. En definitiva, la obra de la Trinidad en el ser humano tiene que ser para el creyente un constante punto de referencia, pues hemos sido creados a su imagen y semejanza y sólo reproduciendo los rasgos divinos llegaremos a ser plenamente humanos. Esto lo podemos aplicar a nuestra relación de amor con Dios y por tanto tratarle y amarle en su dimensión personal, llamándole por su nombre verdadero. T Esperanza Roy interpretó el papel de protagonista del tributo al maestro Federico Chueca en una abarrotada Plaza Mayor JULIAN DE DOMINGO Zarzuela para el sábado noche Esperanza Roy, Manu Tenorio, Malú y otros artistas participaron anoche en un concierto en homenaje a Federico Chueca, como parte de los actos de cierre de las fiestas de San Isidro IGNACIO SERRANO MADRID. El primer centenario de la muerte del compositor Federico Chueca fue la excusa perfecta para que la ciudad de Madrid rindiese tributo anoche a uno de sus mayores artistas en el cierre de los actos por las fiestas de San Isidro. El escenógrafo Paco Azorín fue el encargado de dirigir un concierto gratuito que disfrutaron miles de personas en la Plaza Mayor, que fue llenándose desde las seis de la tarde con turistas y castizos que no querían perder uno de los 4.000 asientos colocados por el Ayuntamiento para la ocasión. La mayoría, sin embargo, se quedaría sin él, pues la inmejorable temperatura que se vivió en la capital llenó las calles aledañas con larguísimas riadas de gente, entre las que podía verse a cientos de chulapos sedientos que no dieron tregua a los camareros de la Plaza Mayor. El sábado noche de zarzuela se montó a lo grande, con un escenario propio de grandes festivales, y gigantescas pantallas que permitían ver el espectáculo a los curiosos que se agolpaban en las entradas de la plaza. El concierto, titulado La Plaza Mayor de Chueca lo que llevó a confusión a algunos, incluidos varios medios de comunicación que aseguraban que el evento tendría lugar en el barrio homónimo- -inspirado en la Gran Vía, tuvo un reparto de lo más curioso. Esperanza Roy interpretó el papel protagonista- -la propietaria de un café que, en una noche de julio de 1886, acoge a un grupo de actores que acaba de estrenar su nueva obra en la avenida madrileña- pero el resto del elenco músico- actoral se completó con personajes tan variopintos como Las Supremas de Móstoles, Malú, Manu Tenorio o Charo Reina- -muy risueña en su interpretación del Tango de Doña Menegilda y Doña Virtudes junto a Diana Navarro- Luis Remartínez dirigió la Orquesta del Centenario, que interpretó las notas de esta zarzuela llamada La Gran Vía Algunos de los espectadores repetían, pues la noche del viernes hubo un ensayo general abierto al público, pero la mayoría de la audiencia vio anoche por primera vez cómo varios de los artistas pop más de moda se enfrentaban al género teatral más genuinamente español con mucho humor y ganas de divertirse. Y no sólo ellos, porque el espectáculo quedó disponible para la descarga gratuita a través de la web http: cyloop. terra. es centenariochueca. Y es que a estas alturas, ni la zarzuela se libra del poder de la red de redes.